Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

19 octubre 2016

Espadas en todo lo alto en el BayArena

El empate a cero marcó la igualdad de ambos 


La Champions League volvió a escena en tierras alemanas. El Bayer de Leverkusen se enfrentaba a uno de los equipos de moda en Inglaterra, el Tottenham que entrena Mauricio Pochettino. El partido estaba en la agenda roja particular para no perdermelo y no me defraudó pese a ese cerrojo en el resultado final.

Digamos que no pudimos ver un partido loco como nos tiene acostumbrados este Leverkusen tan ofensivo, véase por ejemplo aquella lluvia de goles en la temporada pasada frente a la Roma, pero si que nos dejó muchos detalles a tener en cuenta. Jugadores que debutaban, otros que apenas habían tenido opciones y fueron titulares e incluso ver las variantes de cada entrenador en la segunda parte que es donde más interés había. 



Como ya he citado, para mi fue un encuentro muy igualado sobre todo por la diferencia de ambas partes ya que en los primeros 45 minutos estuvo bastante correcto el equipo londinense siendo quien tenía más acercamientos y sobretodo las ocasiones más claras, otra cosa es que tuvieran acierto. Se veía un equipo con las ideas claras, presionando en el centro del campo ,con una batalla encarnizada por llevar el peso del partido y sobretodo con mucho toque en corto pero sin pausa. Ahí se favorecía Delle Alli que supuestamente estaba acompañando al pivote Wanyama para dar salida de balón clara por dentro sabiendo de la importancia de pillar la espalda a los centrales rivales, en especial a Toprak, conocedores de su gran debilidad en la aceleración. 

Se puede decir que funcionó a medias porque una vez más, el holandés Vicent Janssen, estuvo bastante fallon. Unas veces por no estar desmarcado, otras por arrancar demasiado tarde y muchas veces porque estaba demasiado perdido en la jugada de su equipo. Tal vez debió ser el primer cambio y no el último pero eso ya es a juicio del entrenador que obviamente busca tener ese plan b a Harry Kane que de momento no lo encuentra.

Por cierto, el Tottenham salió con Hugo Lloris en la portería; Trippier, Dier, Vertonghen y Rose en defensa; Wanyama de pivote y Delle Alli justo de mediocentro organizador; Eriksen de enganche mientras que Lamela ocupaba la banda derecha y Son la izquierda dejando que Janssen fuera el 9 referencia. Por parte del Leverkusen inicio con Leno en la portería; defensa de cuatro con Bender, Tah, Toprak y Henrichs; doble pivote para Aranguiz y Kampl; tres medias puntas con Mehmedi, Kiebling y Calhanoglu; en punta el "chicharito" Hernández.


La segunda parte fue un espectaculo táctico


Tal vez decir que me gustó un empate a cero es demasiado aventurado pero lo mantengo mas que nada porque esa segunda parte fue un espectaculo tácticamente hablando. Al fin y al cabo si ves el fútbol desde un punto de vista global y sobretodo sin fanatismos te das cuenta que lo realmente maravilloso es ver esos cambios tácticos que nos ofrecen dos entrenadores tan puestos en ello. 

Primero movió ficha Roger Smicht quitando a Calhanoglu, que estaba pasando inadvertido, para meter al mediocentro trabajador austriaco Baumgartlinger. Este cambio tenía efecto dominó porque Kampl pasaba a la banda izquierda para cubrir la salida del turco y de paso el recién entrado daba equilibrio y recuperación a un medio campo muy hundido.

Funcionó! Me encantó la idea. No siempre hay que sacar hombre por hombre y mucho menos pensar que un jugador de mas brega es mala idea cuando quiere ganar ya que Roger vio lo mismo que un servidor que no era otra cosa que reflotar el medio campo que tanto había sufrido con las acometidas del Tottenham en la primera parte. Aranguiz estaba menos expuesto teniendo más libertad para pensar e intentar romper líneas con pases largos, a la vez Baumgartlinger daba aire a sus laterales y cortaba el paso por medio con sus siempre efectivas coberturas y por último se recuperaba el desborde junto a la calidad técnica de Kampl en zona de ataque.



El Tottenham lo vio tarde pero tenía la suerte de no haber encajado ningún gol pese a tener siempre a los jugadores alemanes casi dentro de su área en casi todas las ocasiones que generaban. Entonces Pochettino metió a Sissoko y Dembele por Lamela y Janssen. Este movimiento hacía que Eriksen pasará a la izquierda, Alli a la media punta y Son de falso 9 dejando que Sissoko atacará por la derecha. Al mismo tiempo Dembele ayudaba a Wanyama en el medio centro. No ganó mucho ofensivamente pero si en estabilidad. Cerraba la hemorragia aunque sólo con una simple venda y casi aceptando que el punto era oro. Más tarde entraría Onomah por Son que pasó de puntillas por el partido.

Tabla de notas


Sin duda, si tengo que destacar individualmente a algún jugador es Baumgartlinger. El medio centro austriaco solo jugó la segunda parte pero me ganó. Puso garra, trabajo y mucho ímpetu que tanto le hacía falta al Leverkusen en un centro del campo que no acaba de funcionar con el experimento Kampl. Sin dejar al equipo de la Bundesliga también debo recalcar que no esperaba la suplencia de Jedvaj ni tampoco no ver a Wendell pero cumplieron con nota tanto Bender, que no esta acostumbrado a desempeñarse en esta posición, como Henrichs que para ser tan joven dejó detalles de madurez.

En el Tottenham no esperaba que Dier fuera el central ni tampoco que no estuviera Walker. He de decir que desconozco si estaban lesionados o simplemente fue decisión técnica pero igualmente creo que fue una buena oportunidad para ver a Trippier de nuevo aunque no me gustó tanto como otras veces. Debe mejorar. Aun así si que podemos dar buena nota a Rose que fue de lo mejor sumándose al ataque y sobretodo un notable bien alto a Wanyama que cada partido que juega me gana mas. Medio centro enorme con cualidades físicas para aguantar lo que le den. Este tipo de pivotes son muy necesarios para cubrir a los laterales y dar coberturas. 

Notas negativas para Son, Eriksen y Janssen que estuvieron muy grises y apenas intervinieron. En el Leverkusen le ponemos un insuficiente a Calhanoglu que fue justamente sustituido y también un "necesita mejorar" para Mehmedi que pese a probar su disparo desde larga distancia no fue capaz de desbordar o dar un desmarque al espacio para aprovechar alguna subida de sus compañeros por banda. Creo que Roger debe exigir mucho más a sus jugadores de banda para aprovechar el trabajo incansable del mexicano Javier Hernández.

En lineas generales digamos que fue un partido con un bien alto con muchas ocasiones de los jugadores alemanes y con una tardía respuesta muy conformista de los ingleses que se vieron superados en la segunda parte tras una primera que fue algo buena pese a no tener acierto arriba. 

07 agosto 2016

Gabriel Jesús, un diamante por explotar

Brillar en Brasil, maravillar en Palmeiras y ser esperanza en Manchester City


El Manchester City ya tiene otro fichaje más pero esta vez se sale de los parámetros que nos tiene acostumbrados. No es reconocido, no ha jugado en Europa y ni tan siquiera tiene experiencia más allá del Brasileirao y varios partidos de la reciente Copa Libertadores. Estamos hablando del atacante Gabriel Jesús, un talento innato que en muy poco tiempo ha pasado de brillar en la selección de Brasil Sub 20 a pasar a ser una auténtica maravilla con el Palmeiras marcando importantes goles en el torneo sudamericano.


Quién es Gabriel Jesús?


La gran mayoría de aficionados al fútbol y supongo que especialmente lo que sigan de cerca al Manchester City, querrán saber quién es Gabriel Jesús y porque Guardiola se ha tirado a la piscina con este chico de apenas 19 años que nunca ha pisado Inglaterra. Pues bien, la respuesta es bien sencilla. Gabriel es un diamante en bruto sacado de la cantera de Palmeiras donde ha estado dos temporadas, una de ellas en el juvenil. Además ha sido uno de los mejores de su generación llegando a ser titular indiscutible en el pasado Mundial Sub 20 de Nueva Zelanda 2015.

Su cara de no haber roto un plato nunca choca mucho con su manera de jugar atrevida, sin complejos y siempre con la idea constante de sacar el balón jugado ya sea de jugada individual o simplemente combinando con una de sus jugadas preferidas, la pared. Podríamos decir que el 10 de Brasil Sub 20 es un jugador muy técnico, con mucha habilidad para desbordar y sobretodo con muchas cualidades a la hora de pasar. A esto se le suma un gran sacrificio a la hora de recuperar el balón y pese a su físico, no se le da nada mal aguantar el balón de espaldas y buscar la mejor solución para no perderla. 

Un 10 con todos los pros y los contras


Este chaval brasileño es un 10, un jugador ofensivo que busca siempre dar el mejor pase o simplemente asistir. Un talento muy técnico que normalmente se desenvuelve tirado a banda derecha de volante o incluso lo hemos visto esporádicamente iniciar su juego por dentro de enganche.



Sus virtudes se acentúan cuando tiene mucho espacio para llegar. Su mejor jugada es disponer de un rol que le permita estar apoyado constantemente por el lateral para así aprovechar la confusión del rival e iniciar su típico regate en cadena con el balón pegadito al pie a la vez que encara al defensa de turno. Una jugada que ha repetido hasta la saciedad con Brasil Sub 20. 

El 4-2-3-1 de Brasil Sub 20 lo hacían bueno sus tres trequartistas o medias puntas, según lo queramos llamar. Gabriel Jesús combinaba con Boschilia y Jajá mientras Judivan esperaba sus pases al espacio en la punta de referencia. Un estilo muy de Brasil cuando mandaba Ronaldinho. Eso eran otros tiempos pero Gabriel Jesús se le asemeja. Tiene cosas muy técnicas propias de Dinho pero también reune condiciones muy buenas de aceleración. Arrancada en seco para desbordar que muy pocos jugadores poseen hoy en día a su edad. Talento puro que ha fichado el Manchester City.

Que debe corregir?


Digamos que es un diamante en bruto y por lo tanto aún tiene muchísimo que mejorar. En una liga tan viva, con tanto ritmo y sobretodo con tal disposición táctica que le gusta emplear a Pep Guardiola, el bueno de Gabriel tendrá que mejorar su colocación, percepción de la jugada ofensiva y sobretodo darse cuenta de la transición defensa - ataque.

Puede que parezca fácil pero adaptarse al fútbol inglés viniendo de un fútbol tan distinto como el brasileño no le va a ser fácil. Seguramente con varios meses de entrenamiento y un poco de gimnasio para fortalecer ese físico puede que Gabriel Jesús 2.0 sea uno de los jugadores con más brillo de los próximos años. 

Pero... ¿y ahora qué? Pues ahora es demasiado pronto. El club inglés ha afirmado que hasta enero no viajará a Manchester así pues se quedará perfeccionando sus cualidades en un fútbol más apto como es el Brasileirao. Pese a incorporarse en 2017, será pronto para verlo y no podemos descartar que no acabe fichando por algún club de una liga europea de segundo escalón como por ejemplo la Eredivisie. La cesión es más que probable por aclimatación y sobretodo para que pueda crecer.



29 julio 2016

Fuga de talento en el Dinamo de Zagreb

Pjaca y Brekalo dejan huérfano de talento al ataque del Dinamo de Zagreb


El Dinamo de Zagreb ha sido siempre un buen vivero de jóvenes talentos que demuestran su potencial escalando desde el juvenil para finalmente tener su gran oportunidad en el primer equipo. A los largo de las temporadas siempre se ha visto un equipo que combina talento cultivado en su propia factoría con jugadores que vienen de fuera ya sea de temprana edad o con la suficiente madurez para hacer bloque y no pasar apuros en la competición doméstica.



Este equipo croata no suele tener problemas para hacer frente en su liga más allá de algún gallito que les roba un empate o incluso obtiene los tres puntos pero el verdadero dolor de cabeza viene cuando intentan competir en Europa. La Champions League al igual que la Europa League se les hace un mundo casi inalcanzable y si a ello le sumamos que cada temporada uno de sus jugadores clave acaba saliendo pues la cosa se pone más peliaguda.

Los dos últimos en abandonar el barco del talento han sido Marko Pjaca y Brekalo. Dos atacantes con diferentes matices pero con la coincidencia que ambos estaban empezando en esto del fútbol de élite cuando un grande ha llamado a su puerta y no han dudado ni un solo momento. 

Pjaca, un extremo con multitud de matices


En el caso de Marko Pjaca, que es el más conocido, ha sido un jugador determinante para el Dinamo desde la banda izquierda. Desarrolla su gran talento en desbordes, cambios de ritmo en seco, exquisito control, buenas diagonales con el balón controlado casi como si lo tuviera pegado a la bota y sobretodo un disparo colocado a la vez que fuerte que le hace ser un jugador tremendamente peligroso para las zagas rivales.




Marko ha fichado por la Juventus de Turin y dejará de ser un habitual en la banda izquierda para ser un duro competidor ante compañeros de talla mundial como es el caso de Paul Pogba (si es que se acaba quedando), Asamoah que puede actuar en dicha posición, Roberto Pereyra e incluso el recién fichado Miralem Pjanic.

Luego tenemos a Brekalo que estaba más en segundo plano tras la explosión de su compañero Pjaca. Josip Brekalo es un extremo que puede jugar también de interior por la izquierda y que ha estado a la sombra de Marko tanto en el Dinamo de Zagreb como en la selección croata. La verdadera razón ha sido que Marko ha explotado antes pero también tenemos que decir que Josip es más joven, 18 años, por lo tanto tuvo más tiempo Pjaca ya que tiene 21. 

Josip Brekalo destaca por su buena conducción, asociación, desborde y sobretodo por su técnica. Tal vez le falte una chispa de aceleración y velocidad además de atreverse a disparar a puerta de vez en cuando si se presenta la ocasión. Esta temporada lo podremos seguir en el Wolfsburg de la liga alemana. Su pelea se verá menos difícil que su compatriota Marko ya que su duro competidor era Schurrle que ha decidido irse al Dortmund. Aun así tendrá a Draxler y Donkor como principales escollos para pelear en esa banda izquierda. Lo normal es que él sea el titular y veamos a Draxler más centrado por detrás de Bas Dost mientras que Bruno Henrique seguirá maravillando por la banda derecha. Este Wolfsburgo ha perdido a Schurrle pero seguirá dando guerra con el diamante en bruto llamado Josip Brekalo.

Un Real Madrid con los conceptos por desarrollar

El PSG pasa por encima del equipo de Zidane


Estuve viendo, al menos eso intenté por la hora que se jugaba, el partido del Real Madrid ante el PSG de Unai Emery para ver como el ex técnico del Sevilla iba adaptando sus ideas y de paso ver cómo funcionaban jugadores del equipo blanco que apenas tuvieron minutos la temporada pasada como por ejemplo Kovacic.

El Real Madrid salió con Kiko Casilla en portería; Danilo, Varane, Nacho y Marcelo en defensa; Kovacic, Casemiro e Isco en medio campo; Lucas Vázquez, Morata y Jesé en la delantera. Por parte del PSG salió con Tramp en portería; Aurier, Thiago Silva, Kimbempe y Kurzawa en defensa; Callegari, Rabiot y Pastore en medio campo; Lucas Moura, Cavani e Ikone en la delantera. Un claro 4-3-3 para el Real Madrid mientras el PSG ponía en liza un 4-2-3-1 con la variaciones de Ikone que iba intercambiandose de banda y también con la excepción de Pastore que alternaba su rol con el mediocentro creativo Rabiot.

Antes de nada hay que destacar la gran labor de Ikone que estuvo espléndido batiendo a Casilla con un gran regate y algo de fortuna para plantarse casi mano a mano con el portero y marcar con un sutil disparo a los pocos minutos de empezar el partido. También me gustó bastante la entrada de Meunier por el lesionado Thiago Silva. Aurier se puso de central derecho y el belga debutó a lo grande. Su gran Eurocopa con Bélgica no ha sido flor de un día y así lo vivió el propio Emery que se quedaba asombrado viendo como subía su banda y daba asistencias como si nada además de sacarse uno de los golazos de esta pretemporada tras un disparo desde la frontal con su pie izquierdo. Enorme Meunier.

El resultado hace justicia al juego directo, rápido y sobretodo a puntito extra de buena forma que se encuentra el PSG a estas alturas de la pretemporada. Tal vez parezca abultado un 1-3 pero sinceramente, Ikone y Meunier estaban como si jugaran una final de Champions League con las revoluciones casi a tope ante la inoperancia de una defensa que aún les pesa las vacaciones. Es pronto pero al menos pudimos sacar varias conclusiones muy interesantes.


La vuelta de Morata y poco más


El Real Madrid estuvo espeso, con conceptos aún por desarrollar como por ejemplo la defensa adelantada cuando tiene el balón, los desmarques de ruptura o las coberturas al lateral. Marcelo sufrió muchísimo para guardar su posición ante las acometidas de Moura y de vez en cuando Ikone que se intercambiaba de banda además el trivote funcionó a medio gas producto del poco rodaje que llevan respecto a los franceses que dentro de poco juegan la supercopa de Francia.

Sólo tuvimos la novedad de volver a ver a Morata. El delantero, canterano del conjunto blanco, volvió tras su buena temporada en la Juventus y dejó buenos detalles. Me llamó la atención que se movía permanentemente a un lado y otro buscando sacar de su zona al central que le marcaba. Parecía orden clara de Zidane. "Cuando la tenga Isco, Jesé o Lucas Vázquez, asóciate a ellos y no dejes que el balón vaya a ti, ves tu a buscarlo"- Parecía indicar Zinedine Zidane a Morata. Esto hacía que la defensa del PSG tuviera que bascular mucho más.

Normalmente vimos más a Morata caer hacía la banda izquierda donde tenía más posibilidades de tener opciones de desbordar y combinar ante Aurier (más tarde fue Meunier). En el otro lado, que estaba Kurzawa, no le fue nada bien y apenas lo intentó por ahí.

Isco es el cerebro


Como era de esperar, Isco fue el verdadero cerebro del equipo. La idea era clara. Cuando el Real Madrid tenía el balón, el ex mediapunta del Málaga tenía que bajar hacia el circulo central de medio campo para dar aire a Kovacic y Casemiro que adoptaban el rol de escuderos del jugador español. Una especie de triángulo que intentaba avanzar por dentro y esperaba las ayudas por los lados de Vázquez y Jesé. La idea era buena pero la anticipación de Callegari, Rabiot y en muchas ocasiones de Kimbempe anulaba la idea.




Dos líneas de 4 para defender sin posesión


El conjunto blanco atacaba con un 4-3-3 pero se transformaba a un 4-4-2 cuando tenía que replegarse para defender ante las acometidas del PSG. Un esquema algo atípico que no esperaba por el tipo de jugadores que tiene para conformar esa segunda línea de 4 jugadores en el medio campo. Se notaba especialmente en la banda izquierda donde Jesé no acababa de acatar la orden y muchas veces estaba fuera de lugar o simplemente no guardaba la posición para taponar la salida del equipo francés.




El sello Emery se empieza a notar


El PSG avasalló al rival con una idea muy reconocida de su paso por el Sevilla. Su mentalidad y estrategia son simples pero efectivas. El juego por bandas es crucial. Se abre bien el campo con ambos laterales mientras los tres centrocampistas tapan a los adversarios creyendo que el juego va a ir por dentro. Buena prueba de que el juego por fuera es crucial para Unai es ver que el resultado fue por 1-3 y los goles llegaron con firma de un lateral derecho, Meunier, y de un extremo como es Ikone



24 julio 2016

El Basilea fulmina al Sion en su estreno liguero


Tarde de domingo viendo la primera jornada de la Raiffesen Super League 2016-17 de Suiza. Jugaba uno de los candidatos firmes a llevarse otra liga más, el Basilea, contra el Sion que pese a tener algo menos de favoritismo siempre tiene jugadores interesantes e incluso si se lo proponen incomodan a más de uno.

Era la oportunidad única para sentarse a las 16:00 de la tarde y ver el estreno de Doumbia y Balanta con el Basilea. Titulares ambos y con buenas sensaciones sobretodo en cuanto al delantero que volvió a sonreír y ha sacar toda la rabia cuando marcó su gol.

Pero vayamos por partes porque el partido dio mucho de si pese a que en la 1ª parte me aburrí un poco con ese juego que lleva al "todocampismo" y de ahí no sale más allá de ver alguna que otra disputa, patadas innecesarias y por lo tanto tarjetas amarillas ganadas a pulso mientras el tiempo corría y no se veía un juego fluido.

El Basilea llevó la batuta del juego con un esquema para dominar por bandas y machacar por dentro finalizando con un delantero, Doumbia, tipo boya que gana todo balón aéreo e incluso tiene algún que otro recurso por raro que parezca. Vaclik en portería; Gaber, Suchy, Balanta y Traore en defensa; un doble pivote con Xhaka y Zuffi; Calla, Delgado y Steffen en la línea de tres medias puntas; Doumbia en la punta de lanza. Así salía el Basilea 2016-17 con las caras nuevas que anteriormente hemos citado de Balanta (ex River Plate) y Doumbia (ex Roma entre otros).

De lo mejor fue ver la capacidad de generar fútbol con muy pocos toques, con rapidez y con una facilidad pasmosa para llegar por ambas bandas y colgar centros que ahogan a la defensa del Sion. Gaber me encantó y eso que fue de menos a más pero en la 2ª parte dejó detalles que me hicieron tenerlo en la memoria para citarlo como uno de esos jugadores que no han sido lo mejor pero se han aproximado. Hay que seguirlo.

Mención especial para Vaclik que tuvo varias paradas de mérito, Xhaka que cumple a la perfección la tarea de mediocentro todoterreno y sobretodo podemos dar un buen notable para la labor del capitán, Matías Delgado que se cargó el equipo a la espalda con dos goles (uno de ellos de penalti más que discutido por el Sion). Otro de los estandartes es Steffen que jugó de interior por la parte izquierda y que de vez en cuando ponía algún centro milimétrico para Doumbia o cambiaba de banda el juego, cosa que es muy necesaria cuando un equipo se cierra como lo hizo el Sion. Es cierto que Steffen es algo lento para el juego que pretende el Basilea pero su calidad técnica es suficiente para que el técnico lo tenga en cuenta en su once titular.

En el Sion hay poco que destacar más allá de su segunda parte donde hizo dos cambios y parecía que podían lavar la cara al equipo. Mitryushkin en portería; Zverotic, Lacroix, Ziegler (fue uno de los mejores) y Boka en defensa; Salatic de pivote defensivo; Carlitos, Bia, Fernandes y Zeman en medio campo; Konate como único punta. El once del Sion invitaba a darnos cuenta que no iba a ser el Brasil de Ronaldinho ni mucho menos y el guión se cumplió al menos toda la primera parte.

Boka apenas apareció y cuando lo hizo no colocó ni un sólo balón bueno al área más que nada porque no levantó la cabeza para ver dónde debía colocar su centro. Zverotic estuvo tan sólo que cada vez que el Basilea quería atacar lo tenía tan fácil como buscarle las cosquillas sabiendo que no iba a tener una segunda ayuda. Salatic fue sobrepasado por un gran Delgado, de hecho fue sustituido el primero. Para acabar de rematar tenemos a Konate que era una isla y Fernandes que estuvo muy nervioso perdiendo balones fáciles y muchas veces tocando en exceso el balón hasta que se quedaba cerrado él solo y por lo tanto la acababa perdiendo.

En la segunda parte me gustó el doble cambio que hizo Tholot. Decidió quitar a Salatic pensando en cambiar al 4-2-3-1 dando entrada a Gekas por Konate y a Ndoye por Zeman dejando así a Bia y Sierro (que había entrado por Salatic) como doble pivote y cambiando a Carlitos a la banda izquierda para buscar diagonales a pierna cambiada y así poner a Ndoye en la derecha donde se desenvuelve mejor. Esto hizo que Fernandes adelantará su posición justo para estar por detrás del delantero centro, el griego Gekas.



Con este nuevo esquema táctico el Sion empezó a tener más presencia arriba, pudo hacer jugadas de más peligro y sobretodo se le vio con más libertad. Tal vez porque fuera tarde o simplemente porque no había mucho más que hacer pero el Basilea acabó de cerrar el partido con el gol de Delgado en el 47 y no se movió de ahí. La losa del 3-0 fue demasiado grande.

Aun con todo, pudimos ver que ante la ausencia de creadores en medio campo, Tholot tuvo la brillante idea de mandarle al central Reto Ziegler que fue él quien diera un paso más para acercarse al medio campo e intentar crear con balones largos al espacio o algún raso en profundidad. No tuvo su fortuna en el marcador pero si que se vio que era una gran idea porque a partir de ahí tanto Balanta como Suchy se emplearon más a fondo. Digamos que Ziegler fue de lo mejor del Sion en un desastroso partido tirado a la basura en 45 minutos nefastos de la 1ª parte.

Una primera parte para olvidar





El Basilea se fue muy contento al descanso con el resultado a favor y con un 60% de posesión pero el Sion se preocupaba mucho más porque veían que a pesar de ir por detrás en el marcador y que no tenían el balón, sus acercamientos a la portería rival eran un sueño casi inalcanzable. Solo hubo un remate en los primeros 45 minutos y justamente no fue a puerta, lo cual deja bien claro cómo jugó el Sion.

El partido acabó casi igual como empezó. 54% de posesión para el Basilea, 12 remates donde 6 fueron a puerta y 7 córneres a favor. El Sion se conformaba con 1 remate que se fue fuera, 46% de posesión y 2 fuera de juego (los únicos que se pitaron en el global del partido).

El Dinamo de Kiev empieza fuerte

La liga ucraniana ha empezado a rodar. Cuando hablamos de Ucrania todos nos acordamos enseguida del Shakhtar Donestk y el Dinamo de Kiev. Tal vez los dos más grandes en la actualidad de la citada liga. Ambos se enfrentaron en la supercopa con un apretado empate que tuvo que ser decidido en la tanda de penaltis. Al final el Dinamo fue el que salió ganador y sinceramente, parece que puede ser un firme candidato a frenar a los de Paulo Fonseca tras ver que su primer partido de liga se ha saldado con un contundente 5-1 ante el Oleksandriya.



Es muy curioso como Rebrov, el técnico del Dinamo de Kiev, ha transformado este equipo en los dos partidos oficiales que ha disputado en esta recientemente nueva temporada ya que el esquema es prácticamente el mismo pero ha minimizado los pocos errores que se vieron ante el Shakhtar. En defensa vi como Dragovic no era titular dejando paso a Khacheridi y luego en medio campo también se noto un pequeño matiz con la entrada de Rybalka por Korzun ya que esto hacía que hubiera un mediocentro más posicional y por tanto los centrales no estuvieran tan obligados a sacar el balón.

Las bandas son más incidentes en entrar por dentro porque el Dinamo tiene dos laterales muy profundos. De hecho, me encantó ver como Morozyuk subía una y otra vez su banda con una soltura enorme a la vez que con mucha proyección ya que se le vio con confianza para pasar la línea de medio campo como un atacante más. Sus cabalgadas fueron clave y casi que dejó eclipsado a otros que debían llevar más peso en las jugadas ofensivas como Gromov y Gonzalez.

Mis favoritos


Morozyuk, Vida y Moraes. Por ese orden podría decir que son los jugadores que más me gustaron de este inicio de temporada que ha hecho el Dinamo de Kiev. Tres jugadores que son intocables y que si estan bien serán clave en llegar lejos al menos en la competición doméstica. 

Primero me quedo con Morozyuk, el lateral con alma de extremo, que curiosamente lleva el numero 9 a la espalda. Es una bestia a la hora de acompañar el ataque. Es el típico lateral ofensivo con mucha capacidad para bajar y subir con la misma soltura y frescura durante todo el partido. Esto junto a su gran golpeo de balón y desborde le hacen ser una bala por la derecha muy difícil de frenar. Sus combinaciones tanto por dentro como por fuera fueron tan decisivas que de los 5 goles que marcó el Dinamo, 2 fueron asistencias suyas. Es curioso que antes de empezar esperaba esto mismo en el otro lateral donde esta Antunes, uno de mis favoritos en este equipo, pero de momento esta un pasito por detrás.



En defensa el gran muro que da cobertura, recupera, manda y encima aun le da tiempo para marcar gracias a su gran envergadura es el croata Vida. Ante el Oleksandriya fue otra vez de lo mejor de su equipo. Es el primero que saca el balón, el primero en anticiparse cuando se aproxima cualquier rival a su área y sobretodo el primero en jugadas a balón parado. Un defensa muy seguro en el cuerpo a cuerpo y eficaz para recuperar por anticipación. Digamos que apenas se nota quien este a su lado porque él lo acapara todo. Hay que seguirlo de cerca.

Acabamos con el gran goleador. Un brasileño que se siente un ucraniano más. Moraes cumple a la perfección la idea de su técnico de estar constantemente en el límite del fuera de juego para cazar cualquier balón desde la banda o algún pase interior al espacio de sus compañeros Gonzalez y Gromov. Con 3 goles, se convierte en uno de los goleadores del torneo en su primera jornada y se puede decir que será una bonita batalla con otro delantero que espera a la sombra para tener su momento de gloria, el recientemente fichado Gladky. El ex punta del Shakhtar espera tener todos los minutos que no ha tenido en su anterior equipo tras ver la dura competencia brasileña que instauró Lucescu y que parece que seguirá con Fonseca.

Mis apuntes









Ante el Shakhtar es cierto que sufrió porque el rival era más poderoso técnicamente y sobretodo porque llevaba la iniciativa pero la idea táctica apenas ha variado y con un poco más de posesión se vio una imagen mejorada del equipo ante el Oleksandriya. 

En ambos partidos hice unos apuntes. Lo curioso es que en ambos partidos elegí los mismos tres jugadores como más destacados. Algo que hace pensar que Rebrov tiene muy definida su plantilla y casi diría yo su once inicial.

Jugar con defensa de cuatro jugadores donde los laterales, Antunes y Morozyuk, son carrileros y se suman al ataque casi siempre. Después un mediocentro, Rybalka, que se queda guardando las espaldas a los dos medios de apoyo y finalmente por delante vemos dos interiores que se van intercambiando, Gonzalez y Gromov, con Moraes en punta.

En la salida de balón se puede ver como Rybalka es el que se incrusta entre los centrales para dar una salida o simplemente apoyar mientras los laterales se abren mucho para no interferir en la misma línea que puedan ocupar los interiores y/o medios centros que caen a banda en alguna ocasión.



26 junio 2016

Islandia y sus vikingos

Luchemos como si no hubiera mañana


Algo así tienen que pensar los islandeses cuando se enfrentan a cualquiera de las selecciones que le ha tocado hasta el momento en la Eurocopa 2016 de Francia porque su participación esta rayando el excelente. La matricula de honor la dejamos para más adelante.

Digamos que contra Austria se cumplió aquello de ser solidarios y fieles a una idea rudimentaria pero que no es la primera vez que se usa y que por supuesto tampoco se puede decir que no funcione. Una media de posesión entorno al 30%, una gran colocación, dos líneas de cuatro jugadores bien marcadas y mucha garra con dos delanteros atentos arriba para aprovechar cualquier despiste o centro de sus aguerridas bandas. Digamos que esta es la sencilla formula de Islandia, país de unos 300.000 habitantes y que un 10% se desplaza cada vez que juega su selección nacional. No podemos decir que no nos gusta Islandia, ¿verdad?



25 Minutos, una pizca de suerte y mucha estrategia


Islandia se plantó. Dijo aquello de "si hace falta ganar en el último minuto que así sea", y así fue. Los primeros 25 minutos de Islandia fueron de presión alta, combinaciones muy rápidas, constantes subidas por banda y sobretodo mucha estrategia como por ejemplo en la jugada del primer gol islandés. Un saque de banda bien medido hacia el vórtice del área, una prolongación certera y un desmarque al espacio bien ejecutado servía para que Islandia mandará en el marcador ante el asombro de los austriacos. 



Bien es cierto que a partir del gol, Islandia empezó a ser conformista y tal vez demasiado conservadora pero la imposibilidad de Austria de poder dominar el medio campo (no tiene organizadores como tal), las nulas subidas de Fuchs (cosa que me extraña mucho), la rara posición de Alaba y la nula presencia en la delantera hacia que el marcador no se moviera.



Hacía falta mucho más para atravesar el muro vikingo. Islandia solo presionaba a Baumgartlinger que era el encargado de intentar llevar el peso del juego ofensivo austriaco. No es que estuviera mal pero sólo pudo destacar cuando casi al final de la 1ª parte, Islandia empezaba a decaer y abrir sus líneas de medio campo.


Una segunda parte con Austria como única protagonista


La segunda parte fue totalmente de los austriacos que como era de esperar, se volcó al ataque intentando la remontada y por lo tanto tener opciones de pasar a octavos de final. Bien es cierto que los cambios dieron mucha más claridad pero si algo caracteriza a los islandeses es la firmeza.




Los cambios fueron clave en la segunda parte con las entradas de Schopf y Janko por Prodl e Ilsanker. De tal forma, Klein se puso de lateral derecho, Sabitzer de extremo por la derecha, Schopf de media punta y Janko de delantero centro. Esto dejó a Alaba de mediocentro con total libertad subiendo y sobretodo bajando hasta la zona de los centrales para tener algo más de claridad en la salida de balón.

Curioso que con la entrada de Schopf el sacrificado fuera Alaba que tuvo que retrasar su posición para jugar de mediocentro total junto a Baumgartlinger. También es cierto que Alaba no rindió en el enganche y a menudo se le veía muy perdido. Recordemos que ha jugado más por fuera ya sea de lateral o extremo que de media punta. Durante toda la fase de grupos el técnico le probó cerca del delantero pero sin mucho éxito. Un error que le pasó factura a la selección de Austria.

Otra de las cosas que nunca entendí fue que Janko no tuviera la suficiente confianza para ser algo más que un revulsivo. Está probado que cuando jugaba el punta del Basilea, las cosas cambian a mejor ya que Janko es un delantero centro que aprovecha su físico para fijar a los centrales y además se aprovecha de su buena altura para cabecear todo centro que llega desde las bandas, especialmente si sube Fuchs.




Otra de las cosas que nunca entendí del esquema de Austria es el rol y la posición de Arnautovic. El talentoso atacante estaba muy escorado en la parte izquierda casi como si no tuviera más opciones que ponerlo ahí por la cabezonería de tener a Alaba de media punta. Siempre pensé que si hubiera optado por poner a Fuchs de extremo, Alaba de lateral y Arnautovic de enganche o segundo punta, las cosas hubieran sido mucho más lógicas y por tanto el juego seguramente hubiera sido más fluido. Algo similar le pasó a Rusia con Kokorin y Shatov ya que el primer citado es un delantero rápido que ha dado lo mejor de si en punta pero que con la selección jugaba escorado perdiendo muchas habilidades mientras que Shatov que tiene desborde y técnica para jugar por fuera tenía que conformarse con jugar por dentro donde se le cerraban la mayoría de opciones disponibles.




El segundo y definitivo gol de Islandia es el claro ejemplo de que no todo se basa en intentar jugar bien y ni tan siquiera te vale ir con jugadores más contrastados. Una contra bien hecha tras ver que el rival esta volcado en tu área fue la forma de zanjar la clasificación para Islandia con el gol de Traustason. 

Por cierto, si nos paramos a pensar seguramente todos creían que Islanda quedaría tercera mientras que Austria optaría a ser segunda por detrás de Portugal, ¿no creeis? Pues el final no ha tenido nada que ver y eso es lo que hace grande al fútbol. Un servidor se alegra mucho.

Día de elecciones

Mi día de elecciones


En España, hoy votamos para elegir nuevamente nuevo gobierno, tras el fracaso del pasado mes de diciembre, cosa que no nos pilla de sorpresa ya que las dudas son tan palpables en el panorama español como lo puedan ser cuando se le pregunta a un seleccionador que jugador debe jugar en determinado puesto. No nos engañemos, al igual que en las votaciones, en el fútbol existe esa duda de última hora. Hablo de la duda que nos entra cuando crees saber lo que debes hacer y de repente te viene a la cabeza esa variante que jamas pensastes que podía rondar en tu razonamiento previamente bien explicado y redactado en tu bloc imaginario de tu mente.

Pues bien, personalmente me ha tocado ser ese tipo de personas que sin creer mucho en este circo de la política, democracia y demás partidos políticos que conforman todo este panorama que hoy nos conlleva, he tenido que madrugar y presentarme en una de las mesas electorales que hay en la zona que estoy actualmente empadronado. Pero tranquilos, ¡ que no cunda el pánico! ni este artículo es de política ni tan poco me quedado anclado todo el santo día sentado en dicha mesa viendo pasar gente con cara de pocos amigos para meter una papeleta en una urna. Solamente he querido aprovechar el tirón de las elecciones, mi madrugón y el símil de la política con el fútbol para tratar de explicar mis sensaciones en este mes veraniego que tantos partidos nos esta dejando.

Que pase el siguiente


Como bien sabéis, estamos divididos entre Copa América Centenario y Eurocopa 2016 de Francia, pero nunca dijimos que esto fuera un problema, más bien es un regalo para los amantes del fútbol que tanto apreciamos en los teóricos meses de descanso.

Empezando por el torneo americano tenemos que matizar varias cosas. Lo más evidente es que Brasil sigue sin ser la que era cuando disfrutaba con Ronaldinho y compañía, que Argentina sigue al alza llegando a otra final más con el aliciente de ver jugar a Messi con casi la misma versión que cuando defiende la camiseta del Barcelona, y por último destacar que hay muchas selecciones que nos han dejado un buen sabor de boca, como por ejemplo EEUU, Colombia, Chile (esta no nos sorprende porque aunque se fue Sampaoli sigue dando guerra) y en menor medida Ecuador, Venezuela y México.

Mi elección, nuevamente políticamente hablando, es la anfitriona. Estados Unidos me ha maravillado por su juego, su seriedad, sus ideas, su corazón a la hora de jugar y sobretodo porque ha conseguido competir a un alto nivel pasando rondas que jamás pensé que podía suceder. Me quedo con jugadores como Woods, Bedoya, Jones, Bradley, Brooks, Dempsey y Zardes. 

Woods me pareció un jugador muy aprovechable. Uno de esos delanteros que debes encontrarle el mejor sitio en el once inicial para que sus cualidades rinda por encima de sus defectos. Digo esto porque en el primer partido no me gustó. El inicial frente a Colombia me dejó un gusto agridulce. Esa sensación de saber que es buen jugador pero está desaprovechado. Menos mal que Jürgen Klinsmann se dio cuenta y lo colocó mucho más centrado, casi diríamos de referencia sin olvidar el gran Dempsey que sigue siendo la autentica estrella en la delantera. El jugar por banda no parecía que fuera su mejor posición pese a que luego ha hecho alguna que otra buena jugada pero a mi parecer se le veía encorsetado. En punta tiene más libertad, más campo para abarcar y más espacio para aprovechar su buena zancada. Un jugador que tiene recursos y que se magnifican gracias a su buena aceleración y su inteligencia para dar el paso justo para no caer en fuera de juego. 

Otro de los jugadores que  me gustó mucho fue Zardes que me dejó esa impresión de jugar con grandes cualidades físicas pero con poco gol pese a ser delantero. Un caso extraño y comparado con su compañero Woods pero en forma contraria. Zardes aúna muchas condiciones donde destaca la potencia, buena punta de velocidad y garra para bajar y subir constantemente en favor de todo el equipo pero todo esto se empequeñece si juega de delantero centro y tal vez por ello le viéramos jugar todo el torneo por banda derecha. Sinceramente, me parece otro de los aciertos del técnico alemán. 

Por último y no menos importante hay que destacar la enorme labor del mediocentro de guerra. Ese pulmón que todo equipo que no vaya a llevar la iniciativa, necesita como el comer. Hablo de Jones. El melenudo con rastas que daba aire al centro del campo. Es odioso compararlo porque no es lo mismo hablar del estadounidense que del francés Kanté pero no puedo evitar acordarme del pivote del Leicester cuando veo jugar a Jones. Es ese tipo de jugador que te da todo lo que nadie suele apreciar. Control y recuperación cuando más lo necesitas. Enorme Copa América de Jones.

La curiosa Europa


La Eurocopa nos esta dejando varias sorpresas y no solo lo digo por el formato tan llamativo de sumar más selecciones y además darle ese premio a los mejores terceros de cada grupo. Más bien me refiero a ver como esa teóricas selecciones menores plantan cara a grandes potencias. No me podéis negar que este mes sois un poco de Islandia, Hungría, Galés, República de Irlanda, Eslovaquia, Polonia e Irlanda del Norte, ¿verdad?

He citado algunas que a bote pronto se me vienen a la cabeza porque me han dejado buenas pinceladas en mi cuadro personal titulado talento. Todas ellas reúnen la condición de ser menores en cuanto a potencial y nombre pero también coinciden en que estan demostrando un gran papel que pocos o nadie esperaba.



En los islandeses me debo quedar con Bjarnasson que ya lo había visto otras veces con el Basilea y del cual tenía muy buenas impresiones. Es ese tipo de jugadores que cuando los ves sabes que darán guerra por su aspecto vikingo, nunca mejor dicho, y sobretodo por lo que da en el terreno de juego. Él sabe de sus debilidades al igual que el resto de su selección así no pretendas que intente una filigrana al estilo Ronaldo porque no es lo suyo. Su labor es pelear cada balón, encarar si pueda, tirar desmarques al espacio y sobretodo internarse para intentar tener opción de tiro. Ya lo avise en algún que otro tuit en mi cuenta personal de Twitter antes de que empezara a brillar con luz propia en este torneo y me alegra ver que no me equivoqué. De hecho, me atrevería a decir que aún puede dar un pelín más de lo que se ha podido ver de este potente extremo en la pasada temporada de la liga suiza.

En Hungría quiero centrarme en un viejo conocido. Zoltan Gera es para mi uno de esos jugadores que conocí de una manera y que varios años después me dado cuenta que sigue en la selección pero con un rol totalmente diferente. Es como un Rooney pero con matices. Digamos que se ha reciclado para seguir siendo útil. Ha pasado de ser un jugador peligroso por banda que siempre intentaba colocar un buen centro o disparar su potente disparo a ser un jugador de equipo que da equilibrio y sensatez desde la posición de pivote. 

Me gustaría terminar este artículo con mi última elección a ese posible gobierno futbolero. Ni de derechas ni de izquierda ni tan siquiera de centro porque me quedo con Kapustka que para ser sensatos tal vez podríamos decir que es de izquierdas pero de banda ¡eh!

Bartosz Kapustka es un extremo que juega por banda izquierda, titular en los primeros partidos con Polonia, de 19 años y que pertenece al Cracovia Krakow de la liga polaca.  Una autentica sorpresa que no partía de inicio y que ha dejado muy buenos detalles. Me impresionó en el partido que jugó Polonia frente a Irlanda del Norte, sobretodo en la segunda parte donde se atrevió mucho a internarse y probar a encarar. Sin duda, lo tendremos en cuenta para el futuro.

Nos ha quedado un equipo de gobierno muy interesantes con las sorpresas citadas y algún que otro peso pesado nos queda un equipo muy potente y con mucho talento. Nos atrevemos a juntarlos todos y gobernar la Eurocopa? Yo ya lo hice! 

19 junio 2016

Argentina y su manera de ganar

Golear sin convencer


Antes de nada, por favor, no me deis muchos palos por lo que voy a decir a continuación. Argentina ganó 4-1 a Venezuela con un juego bastante básico, con un resultado engañoso y sobretodo gracias a la gran pegada de sus delanteros potenciada mas si cabe por los numerosos errores de los venezolanos.

Dicho sea de paso que me gustó muchos de los matices que introdujo el Tata Martino en estos cuartos de final de la Copa América Centenario 2016. El ver que jugadores como Nico Gaitán tienen su oportunidad es de agradecer, ya otra cosa es si lo aprovecha, cosa que no fue así pero luego repasamos este detalle. También me gustó ver que Messi es mucho más que un jugador de ataque y me explico. El crack del Barcelona estuvo en modo jugador completo total dando rienda suelta a sus variantes de juego y sobretodo ayudando a su selección en la salida de balón. Bajaba constantemente, sobretodo en la primera parte, hacía la línea defensiva para colocarse en la parte derecha justo delante del lateral Mercado e iniciar la jugada. En la mayoría de veces conseguía dos objetivos muy valiosos; por una parte descuadraba las marcadas líneas de Venezuela ya que se llevaba a uno o varios jugadores detrás suya y por otra parte daba opciones a sus compañeros de aprovechar el espacio que iba dejando.



Rondón y su doble misión


En Venezuela el esquema e idea era claro. Un marcado e innegociable 4-4-2 donde Rondón tenía una doble tarea. Primero estar atento a los desmarques de ruptura que podrían darse si alguno de los medios venezolanos cogía el balón y segundo era la labor a desempeñar cuando Argentina tenía el balón en su poder.



El ex delantero del Málaga tenía que ser la sombra de Javier Mascherano. A principio no acabé de verlo claro, de hecho creía que era una acción circunstancial del juego, pero tal como iba avanzando los minutos se veía mucho más claro. La misión no era otra que tapar la línea de pase hacia el pivote posicional y que por tanto estaba más cerca de la defensa para sacar el balón desde atrás.

Ante esta circunstancia se veía como constantemente la idea no era otra que sacrificar a Messi para que bajara mucho más y así de paso dar aire a Banega y compañía por dentro. No era mala idea pese al desgaste que podía ocasionar en el astro argentino pero se puede decir que funcionó sobre todo viendo el primer gol de Higuain.

Una de esas acciones donde Leo tenía que ir a recibir hacía la parte derecha de su defensa era suficiente para dar rienda suelta a una de las jugadas más preciosas que se recuerdan en esta Copa América Centenario. Viendo varias veces la jugada parece que los jugadores de Venezuela se paren pensando que va a hacer la típica jugada de regatear a varios contrincantes pero lejos de aquello, Messi se coloca escorado desde más de 30 metros, alza la vista y sin pensarlo coloca una precisa asistencia al espacio tras un gran desmarque de Higuain que dispara de primeras para firmar el primero del partido. Acción memorable y que define todo el partido, es decir, una pegada terrible que es suficiente para ganar por 4-1 y pasar a semifinales.




El curioso caso de Gaitán y Peñaranda


Es anecdótico que justamente el jugador novedad no tuviera el mejor de sus partidos en una ocasión que pintaba perfecto para dar un paso más en su prometedora carrera. Estoy hablando del reciente fichaje del Atlético de Madrid, Nico Gaitán. El ex del Benfica era titular en la parte izquierda del ataque tras los problemas de Agüero pero no estuvo nada fino. Se puede decir que lo intentó pero todo sin demasiada suerte o muchas veces con demasiados nervios. Tampoco ayudó el juego de su selección que iba demasiado intermitente y fijado por Messi. Fue sustituido por Lamela que seguramente sea el titular en la semifinales ante EEUU.

En la otra parte estaba Peñaranda que apuntaba a titular en el once de Venezuela. Seguramente y con total seguridad el jugador más desequilibrante de todos los citados pero que a última hora una inoportuna lesión en el calentamiento le dejó fuera de combate. Su sustituto, Seijas, podemos decir que dejó varios detalles de interés pero lejos de los regates que puede dar de si el jugador del Granada. De hecho, acabó bastante desquiciado, con una merecida tarjeta amarilla y con gestos de estar algo encorsetado en banda.

Argentina puede ganar sin Banega 


Es curioso pero es cierto. Parece que Argentina pueda permitirse el lujo de prescindir del juego ofensivo de Ever Banega. Es aventurado decir esto pero es lo que se vio ante Venezuela. Los chispazos que suele dar el medio del Sevilla no se vieron por ninguna parte y solo el buen juego de Messi e Higuain taparon el mal partido del organizar que necesita Argentina. Ahora bien, esto fue ante Venezuela, que con todos mis respetos, es muy inferior a los argentinos en todas las facetas del juego, así pues ¿le valdrá ante EEUU?



Estados Unidos es la siguiente rival en semifinales. Una selección que ha pasado casi de puntillas para los demás rivales, tal vez por la supuesta inferioridad que se les encomienda. El anfitrión ha llegado a semifinales dejando atrás rivales de mucha más entidad y sobretodo dejando bien claro que su esquema táctico es ordenado y muy productivo. Klinsmann ha dado con la tecla para dar alma a una selección que carecía de juego productivo y tal vez la confirmación sea dar la campana ante los argentinos.

Croacia y sus dos caras

Croacia sufre de "Modric-dependencia"


Los croatas han llegado a la Eurocopa de Francia para demostrar que son unas de esas selecciones que no dice a los cuatro vientos que son favoritas para intentar ganar el torneo pero si que intenta mostrar al mundo futbolero que venir de tapada es lo mejor que le ha podido pasar. Con la boca pequeña empezaron dejando muy buenos detalles ya en la primera jornada ante Turquía y repitieron mismo guión, e incluso algo mejorado, en los primeros 45 minutos ante República Checa. Eso si, lo mismo que se han mantenido en el umbral del buen juego ha sido el tiempo que ha durado sano el crack del Real Madrid, Luka Modric. 



Estuve viendo el partido de los chicos de Cacic ante una República Checa carente de personalidad y algo miedosa a verlas venir. Eso me hizo sonreír ya que veía que por fin los croatas podían ser una realidad en vez de un sueño para llegar lejos. Mi gozo en un pozo cuando en la segunda parte divisaba un cambio extraño. Modric abandonaba el terreno de juego por su compañero Kovacic y a priori podría parecer que era para darle descanso pero poco después se encendían las alarmas ya que el motivo era por una leve lesión que de momento le impide jugar el tercer partido de la fase de grupos ante España.

Una defensa veterana, un medio campo experimentado y un ataque con más sombras que luces


El buen momento de los croatas pasa por se fiables en casi todas sus líneas. En defensa han dado con la veteranía de Srna y Corluka además del buen hacer de Vida, en el medio campo han logrado juntar a dos cerebros que curiosamente comandan el ataque de Real Madrid y Barcelona como son Modric y Rakitic, y luego en bandas esta el siempre productivo Perisic y uno de los jugadores que más ha crecido en la última temporada, el atacante del Inter de Milán, Brozovic.



Luego miramos en la delantera y la cosa cambia ya que sigo sin ver bien a Mario Mandzukic. Esta como si la cosa no fuera con él, de hecho, se le ve algo lento de movimientos y faltó de ideas. Lo bueno de Croacia es que ha pasado desapercibido en las buenas actuaciones del equipo gracias a los jugadores citados anteriormente.

Los checos siguen sin llegar al nivel óptimo


El caso de República Checa es más complejo de lo que parece. En el inicio de torneo se le pudo ver muy atrás ya que su rival, España, era de lo más fuerte que podía encontrarse. Eso quiere decir, que tal vez era pronto para calibrar el verdadero potencial de este combinado. Así pues, cuando vi su segundo partido frente a Croacia me dejó claro que la mentalidad que demostró ante los españoles no era flor de un día sino más bien una declaración de intereses que quedaba permanente en el esquema checo que pretende instaurar Vrba.

Los checos han jugado con un 4-1-4-1 con mentalidad defensiva y con presión en medio campo esperando el robo y así intentar algún balón en largo al espacio para aprovechar la baza de sus jugadores más técnicos como Rosicky y Krejci.

Estos dos últimos han pasado de puntillas, al menos de momento. El bueno de Thomas sigue con su irregularidad y sus graves problemas físicos que siguen constandole ser muy intermitente en el juego de su selección y por supuesto dejarle fuera del Arsenal. Todo el engranaje ofensivo gira en torno a él y como no esta nada bien, el combinado se ve abocada a un juego sin posesión y demasiado previsible. Es cierto que en la segunda parte ante Croacia demostraron algo más pero eso no basta para tener opciones de pasar de fase.

Veo una defensa muy débil donde el jugador más fuerte no esta jugando, el central Suchy aunque sigue manteniendo a Sivok que tal vez sea de lo más destacable. Además, en medio campo ha optado por seguir dando cuerda a la vieja guardia con Plasil y Darida. Dos jugadores que parece ya de vuelta y que no acaban de dar ese plus defensivo que busca Vrba. 





Si miramos en la delantera encontramos algo realmente alarmante y es que en el primer partido jugó Necid que es un delantero más puro, con corpulencia y bueno para llegar por arriba pero ya en la segunda jornada se quedó fuera para dar entrada a Lafata que es un delantero con más movilidad y más recursos para jugar con más calma. Ninguno de los dos han dado todo el potencial que se les presupone pero al menos Necid salvó un punto en el 2-2 ante Croacia.

No quería olvidarme de otra variante que sigue sin tener minutos en el once titular de los checos. Skoda y Dockal no estan teniendo confianza y parecen más descartes que soluciones inmediatas. Me cuesta creer que sigan sin ser de la partida cuando ves que han hecho muy buena temporada y sobretodo cuando Rosicky esta horrible. 

Kovacic no es Modric




La táctica de salir jugando desde atrás con pocos pases y aprovechar la superioridad de las bandas se cae cuando Modric no está. Así sucedió cuando se lesionó en la segunda parte ante los checos y se vio que el plan b, que era Kovacic, no funcionaba. De hecho, cuando esto sucedió, la República Checa comenzó a carburar mucho mejor adelantando la presión y sobretodo viendo que los croatas no tenían el cerebro para poder organizar toda la maquinaria.

Ante de este hecho tan importante, Croacia dominó con puño de hierro al son de Luka. Las bandas bien abiertas, Rakitic con libertad para llegar, Brozovic internándose para robar cuando fuera necesario y Perisic con sus clásicas diagonales aprovechando su punta de aceleración. Todo esto con una salida sin prisas desde la defensa. A veces era Corluka o Vida quien adelantaba varios pasos casi hasta el circulo central del medio campo pero siempre con la ayuda en corto de Modric que se le veía constantemente caer a su lado derecho. 




Esta idea duró toda la primera parte con una gran colocación y una presión medida que dejó sin apenas opciones a los checos. Curiosamente, en la segunda parte, las tornas cambiaron y todo fue al revés de los visto. No con el mismo esquema ni tan pausado y medido pero con el premio del empate 2-2. Sural y Skoda daban aire fresco al medio campo de los checos y aprovechaban la confianza excesiva del rival para derribar el muro croata. 




Donde quedan los jóvenes talentos, Cacic?


Me parece estupendo que Cacic, seleccionador de Croacia, quiera darle continuidad jugadores de talla mundial como Modric y Rakitic además de apoyarse en el buen momento de Badelj y Brozovic pero... ¿qué hay de los chavales que pisan fuerte?

Hecho en falta más oportunidades para los diamantes en bruto que han brillado en la liga croata de la mano del Dinamo de Zagreb. Hablo de Coric y Rog. Dos medios que han sido llamados para ser parte de este combinado en la presente Eurocopa de Francia 2016 y que de momento se sabe que estan porque figuran en las listas de convocatorias ya que verlos jugar, nada de nada.

Ahora que casi tienen la clasificación ¿que tal si Cacic se atreve y da ese paso? Coric es un media punta con mucha técnica que puede jugar al lado del medio centro posicional o incluso se desempeña igual de bien jugando con más libertad donde lo hace ahora Rakitic. En cuanto a Rog es más conservador, con buen toque de balón y con mucha inteligencia para jugar rápido y no complicarse. Me quedo con esa espina clavada pero quien sabe si Cacic lee este artículo y da entrada a los dos chavales frente a España. Apuntado queda!