Euro Sub 21 Polonia 2017

20 noviembre 2017

Lokomotiv toma el relevo del Spartak de Moscú

Los chicos de Yuri Semin estan camino de ser el claro relevo del Spartak de Moscú de Maximo Carrera. Parece que el dominio del Zenit en anteriores etapas esta siendo amenazado y ya no solo basta con mirar a ver que hace el CSKA sino que hay otros tantos equipos que estan en liza para ganar el torneo local.



Una lucha encarnizada por ser el mas regular en una liga algo descompensada ya que los modestos tienden a ser muy modestos y optan a ser relegados a ese tercer escalón previo a una zona intermedia que intenta romper el dominio del poderoso proyecto que comanda Mancini con el Zenit.  Sinceramente, me sorprende que CSKA no este algo mejor o que incluso el Spartak dispute las primeras tres posiciones pero a falta de ello vemos en el Lokomotiv un rival bastante apañado con un esquema algo básico donde los laterales son profundos y el medio campo es mas de contención que otra cosa dando libertad a los dos extremos sin obligaciones defensivas y siempre con un solo punta. Algo así como un 4-2-3-1 que varía muchas veces al 4-3-2-1 dependiendo del rival que haya en frente.

Realmente el Lokomotiv no llega a dominar los partidos por la posesión o por una elaboración bien masticada sino que opta por un juego más directo basado en balones largos hacia las bandas que haga abrirse al rival. En esta Premier League rusa no hay muchos rivales del 7 para abajo que puedan aguantar ese ritmo que proponen la mayoría de equipos punteros y es por ello que es suficiente para sacar los puntos.

La plantilla no es espectacular pero lo cierto que si es un equipo compensado que ha sabido buscarle el mejor rol a sus estrellas ya algo pasadas para el primer nivel pero que siempre dan buena nota en esta liga. Tal vez, lo mas destacable este en el producto extranjero. Es un punto negativo para selección nacional pero no parece importar en grandes equipos rusos como los antes citados que por ejemplo el Zenit dispone de 6 jugadores argentinos.

El que fuera jugador del Valencia CF, Manuel Fernandes, es el gran cerebro del equipo por el cual parece haberse formado todo el entramado que propone el Lokomotiv de Yuri Senin. El portugués esta mucho más liberado, más maduro en sus decisiones dentro del campo y parece que le ha sentado de maravilla ser ese medio centro organizador adelantado que juega sin presión gracias a los dos escuderos que suele tener detrás para guardar cualquier perdida que pueda tener. No es lo mismo que cuando lo vimos en la liga española, ya que desempeño otro papel muy diferente, concretamente de medio centro más posicional. Lanzamientos de falta, jugadas elaboradas, aguantar el balón y un sin fin más de detalles técnicos lo pone en liza el portugués.



El otro factor diferencial de este Lokomotiv tiene mucho que ver con la reciente clasificación de Perú para el próximo mundial de Rusia en 2018. Estoy hablando del que fuera extremo del Schalke 04, Jeffersón Farfán. El internacional peruano parece haber perdido la velocidad e incluso a principio de temporada se le veía algo pasado de forma pero tal como han ido pasando las jornada se le ha visto mas cómodo con su nuevo papel en el once inicial.

Ahora mismo, Farfán es el faro del Lokomotiv. Ha dejado de ser un puñal por banda para ser un afinado delantero centro. La técnica y experiencia le han dado un plus a Farfán para seguir alargando su carrera unos años más y de paso darle la tecla necesaria de calidad en el ataque del equipo ruso. Un goleador descubierto por Yuri.

Cifras repartidas. Manuel Fernandés lleva 5 goles mientras que Jeffersón Farfán ha logrado 4 goles. Parecen pocos pero a ello hay que sumar la segunda línea del equipo donde aparece Miranchuk con 6 tantos. Este joven medio centro ofensivo de 22 años ha dado un pequeño salto en su carrera e incluso ha sido llamado para jugar con la selección nacional. Un equipo sin estrellas porque el mismo bloque es la estrella que ahora mismo les hacen ser líderes.

12 septiembre 2017

El Valencia CF de Marcelino García Toral



Esta nueva temporada ha traído, como viene siendo habitual, nuevos jugadores y algún que otro entrenador nuevo en los grandes clubes europeos. Pero, si os digo la verdad, el técnico que más me ha llamado la atención ha sido Valverde y Marcelino. Tal vez sea porque ya los conocía anteriormente de otras etapas, obviamente en la liga española, o por el hecho de que ambos han llegado a clubes de un mayor nivel del que estaban y por tanto se espera una mayor exigencia.


Pero más allá de la exigencia, del club en cuestión y de otras cuestiones menores, lo que me intriga es su manera de adaptarse. La gran pregunta sobrevolaba, ¿mantendrán la misma idea? ¿tendrán que cambiar la filosofía?

En este caso me he centrado mucho en los tres primeros partidos de Marcelino al cargo del Valencia CF. Un club con mucha solera, con afición de carácter marcado y con una gran hambre de cambio tras malas temporadas. De entrada, el tiempo no era favorable pero un buen entrenador sabe capear el tiempo y fabricar un paraguas acorde a lo que se necesita en casa situación.

¿Os acordáis de la primera pregunta? Pues bien, es un no rotundo. Marcelino no ha cambiado su idea de juego ni mucho menos la filosofía. Es fiel a su estilo, tiene un sello en el cual confía y parece que le vaya bien o mal, no cambiara.

Empecemos por atrás, como las buenas casas, se construye primero los cimientos y ahí entra en escena la defensa. ¿Que tipo de defensa ha empleado el técnico asturiano? Clásica a primera vista, con matices para variar y sobre todo con una premisa muy clara, anticipación. Tras la gran limpieza que se ha hecho, es significativo que los defensas que se han quedado son Gayà, Montoya, Garay y Vezo. A primera vista parece normal porque son los que más nombre tienen a excepción del central portugués pero lo que importa son las cualidades. Gayà y Montoya reúnen un atributo fundamental para lo que pretende el míster, velocidad. Son rápidos en las transiciones, se suman bien y reúnen el magnífico concepto de saber replegar para defender con eficacia. En cuanto a Garay y Vezo, sinceramente me ha sorprendido porque creí verlos fuera. El argentino es bueno en la colocación, lee bien las jugadas y suele ser más reservado a la hora de salir a robar. Mientras que Vezo tiene el don de la juventud a explotar, comodín suficiente para guardarse en la manga como cuarto central.

Los refuerzos han dado un giro más a la tuerca. Le han dado el toque personalizado de Marcelino. Gabriel y Murillo son buenos en la anticipación y complementan a los otros dos citados. Pero lo mejor es que la garra se une a la experiencia. Ambos conocen la liga española y son bastante fiables en una defensa que no se esconde. Como ejemplo es Murillo en el Granada o Gabriel en el Arsenal, ambos tenían el rol de defensa central pero la filosofía era de esperar muy atrás y eso les penaliza.

¿Que podemos esperar de Kondogbia? El crack del medio campo que ha dado el musculo necesario en cualquier esquema que pretenda guarnecerse a media altura para salir con soltura. Ahí es donde mejor rinde el francés. No es un medio defensivo, pero tampoco es un creador, es un todoterreno que abarca mucho espacio, recupera y oxigena a todo el equipo. Fundamental. La nota negativa será ver si Maksimovic puede aguantar tal presión.

De medio campo para arriba viene lo mejor. El Valencia se ha deshecho de los extremos puros, ha prescindido de tener un media punta centro claro y ha descartado tener volantes mixtos. No hay medias tintas. Puntas claros, delanteros con doble rol y sobre todo mucha polivalencia para los teóricos jugadores de banda. Solo hay que ver los nombres que se barajan tanto en las dos alas como en la referencia en la punta de lanza.

Rodrigo y Mina se quedan como segundos delanteros para jugar escalonados al nueve referencia y correr sin parar en busca de espacios. Zaza es el delantero más claro que hay que en la mayoría de partidos se le vera de titular, de hombre boya rematando todo por arriba y peleando cada balón en ataque.

Lo mejor es ver la opción de banda que pretende Marcelino. Porque de todos los que pueden o están jugando, solo uno se considera que es específico para dicha posición. En efecto, Fabian Orellana es el más claro para ser extremo. Luego ya tenemos la reconversión de Carlos Soler y los comodines Andreas Pereira, Guedes e incluso se ha visto a Lato (frente al Real Madrid). El poner a tanto centro campista en los costados hace que se tenga más el balón, que la transición sea de dentro hacia fuera y sobre todo que los laterales se sumen mucho.

¿Puede funcionar? La respuesta la podemos encontrar en el Villarreal de Marcelino. Si tiramos de memoria seguro que os acordáis de que Dos Santos jugó la gran mayoría de veces en una de las dos bandas. ¿Pero era extremo? Claramente, no. Lo que si está claro es que le sacó rendimiento porque supo coordinar su juego para trazar diagonales y aprovecharse de los laterales. Fue fundamental. De hecho, ya no volvimos a ver una mejor versión del mexicano tras el adiós precipitado del técnico asturiano. ¿Casualidad?

Este nuevo Valencia se planta ante sus rivales de la misma manera tengan el nombre que tengan. La prueba es que jugó de la misma manera ante Las Palmas como ante el Real Madrid y el Atlético. Obviamente no se consiguió tener la misma posesión ni la misma influencia en el juego, pero su mentalidad no varió y se vio claramente un 4-4-2 con diferentes matices si se poseía el balón o por el contrario tocaba defender.

El club che se posiciona con dos laterales profundos, dos centrales a la par, pero solo con uno que pueda salir a la anticipación, un medio claro posicional, otro medio con más libertad, dos jugadores de banda que se internan para juntarse por dentro y luego dos delanteros escalonados. En fase defensiva varia y mete más atrás los laterales, junta a los dos medios y las dos bandas hacen coberturas a los laterales. Por último, los delanteros tienen la pequeña ventaja de esperar un escalón por encima de los demás.

Tal vez la única pega sea la salida por arriba de Neto y el poco fondo de armario, pero ahí se debe ver la mano del entrenador dando entrada a los chicos del filial que esta temporada han promocionado al primer equipo. En la pretemporada vimos grandes actuaciones de Centelles, Nacho Vidal, Lato y Jiménez. Tal vez, sea la gran oportunidad.


Fortín en Mestalla, mentalidad fuerte, filosofía ofensiva y nuevos aires de grandeza. La hoja de ruta del nuevo Valencia CF es, cuanto menos, ilusionante. Hablemos en mayo.

29 junio 2017

Eslovaquia sub 21, talento mas que interesante

Un formato tan pequeño donde hay tres grupos, se clasifican sólo los tres ganadores y el mejor segundo, siempre deja esos combinados que pese a demostrar que tienen más potencial que nombre, no les vale para poder seguir adelante.

Tal vez este sea el caso de Eslovaquia. Es mas, quitemos el tal vez, porque sin duda, los eslovacos han sido una de las selecciones que mejores sensaciones han dejado en la citada fase de grupos. No pasaron a semifinales pero los ojeadores tienen un filón muy interesante donde rascar a buen precio y con el agravante de saber que fichan talento puro, diamantes por pulir.

Tirando de apuntes (gracias a mi ya famosa libreta pequeña, de tapa roja y formato cuadriculado) he ido recopilando varios detalles, desde los gestos individuales hasta la forma de defender una jugada a balón parado. Pero como no quiero pararme en los aspectos globales, iremos directamente a lo que realmente se quedó grabado en mi retina y que cuando pasen unos cuantos años y me pregunten por quien era ese extremo tan peligroso que le fastidió el partido a la anfitriona Polonia, podré responder: Ah! si si, ese era Mihalik, una auténtica tortura para los zagueros rivales con sus constantes diagonales.

Zaga ordenada tal como un ejército de juncos, un pulmón en el fragor de la batalla y clase técnica para las alas.


Eslovaquia no puede competir con las grandes potencias europeas si pretende igualar el juego de posesión pero si puede armar un juego de alta presión, colocación medida y sobretodo grandes dosis de técnica de sus dos armas punzantes en ambas bandas.

Es por ello que cuando vi a Eslovaquia me quedé prendado de tres jugadores. Luego ya me gustaron dos o incluso tres mas, pero si tuviéramos que poner a tres generales tendría muy claro que son los que a continuación os citare.


Lobotka es el pulmón que se encarga de unir el medio campo, de proteger a sus zagueros y de paso aun le quedan fuerzas para no rifar el balón e incluso pisar área rival con cierto peligro. Ahora bien, lo más seguro es que en vuestra cabeza penséis ¿pero esta hablando de un Gerrard mas joven?

Pues no, os aseguro que no es Steven ni se le parece pero si sigue por ese camino tal vez no le tenga nada que envidiar. Pero haremos un matiz, no es una comparación, solo un apunte (de esos que los ojeadores les gusta poner para explicarles a sus superiores el porque deben ficharlo).

Eslovaquia jugó con sólo un medio centro posicional por delante de los cuatro defensas. El pivote defensivo de toda la vida que esta sólo para frenar cualquier ataque del media punta rival o en muchas veces de los medios creativos que se suman por su parcela. Un trabajo descomunal que si no se hace casi a la perfección, el equipo naufraga en la orilla. Uno de esos jugadores que siempre se quiere en el equipo pero que para muchos no es importante porque no marca goles decisivos, ni da asistencias ni tan siquiera es el crack del equipo pero da algo mejor que todo eso, equilibrio.

Dos bandas diferentes pero complementarias


A partir de Lobotka se dibujaba dos medios de apoyo (que muchas veces hacían la función de contención) y dos bandas muy interesantes. Por un lado teníamos a Mihalik que partía desde la izquierda y luego estaba Rusnák que ofrecía su juego desde la parte derecha del ataque. 

Normalmente cuando esto pasa se adivina que ese 4-3-3 va a ser muy clásico con dos extremos o interiores muy parecidos pero en el caso de Eslovaquia no fue así y no por ello fue un problema. Se complementan y eso solo podía significar cosas muy buenas para el punta Zrelak.

Mihalik es una bestia en ataque. Partir de banda izquierda era solamente sobre el papel que reparten antes de empezar el partido donde por regla lo sitúan. Es un atacante que reúne atributos tan importantes de un buen extremo como de un eficaz interior pero a ello le sumamos el instinto goleador de un killer. Suena bien, ¿eh?

Fue un incordio para las defensas rivales porque siempre hacía la misma jugada. Recibo al pie, encaro, miro con la intención de pasar pero cuando eso parece que va a suceder le doy un cambio radical y hago un recorte hacia dentro para sortear rivales que miran sin saber qué hacer. Una vez la furia desatada ha empezado solo le quedaba dar un certero pase al espacio al punta que se desmarca o lo que mas le gusta, disparar con violencia a la portería rival. 

Rusnák es el dueño de la banda derecha. Un artista que no le importa no tener la agilidad y desborde de su homólogo en la otra banda. Es su calidad técnica y su visión lo que le hacen ser un peligroso interior con dotes de media punta, de 10. Algo pausado, a veces como desconectado del juego pero siempre inventando pases inimaginables. Rusnák reúne lo que tal vez no tenga Mihalik, de ahí que sean tan complementarios y que muchas veces le dieran por coincidir en la misma parcela para poder combinar. Un lujo para esta prometedora Eslovaquia sub 21.


Actores secundarios


Los primeros tres jugadores son los que siempre marcas en rojo cuando ves el primer partido pero obviamente tal como van pasando los encuentros te das cuenta que hay más bolas en el cesto. Safranko, Bero, Chrien y Skrinar estan en ese escalón que merece ser siempre recalcado y subrayado con fosforito. 

Safranko es el típico delantero que salía cuando los partidos necesitaban una vuelta de tuerca. Un revulsivo que dejó buenos detalles. Bero y Chrien fueron dos dignos medios centros que en muchas ocasiones fueron volantes con una gran facilidad para sumarse desde segunda línea y sobretodo para dejar buenos goles de cabeza como el de Chrien en un córner ante Inglaterra. Por último esta el central Skrinar que me dejó asombrado cuando su físico imponente no le impedía ser hábil en la anticipación y eficaz a la hora de robar casi sin tocar al rival. Un defensa central mas que interesante.


Nombres para la historia de un país que sueña con tener un prometedor futuro


Portería para Chovan; defensa de cuatro con Valjent, Ninaj, Skrinar y Mazan; pivote defensivo para Lobotka con dos medios por delante con Bero y Chrien; Mihalik y Rusnák para las bandas con Zrelak en la punta de lanza. Estos son los once hombres que compusieron habitualmente el equipo de Eslovaquia sub 21 en el grupo donde estaba Polonia, Inglaterra y Suecia.

Un equipo que antes de empezar el torneo no estaba entre las favoritas para hacer nada grande y de hecho parece que no lo hicieran pero recordemos que estuvo a punto de pasar como una de las mejores segundas clasificadas con esos 6 puntos que cosecharon. Lástima que Inglaterra remontara el gol de Chrien.


21 junio 2017

La sobriedad de Alemania Sub 21

No hace falta dominar para ganar

Tal vez esta máxima de que para poder ganar es mejor el resultado que lo representado, sea lo que mas se ajusta al primer partido de los alemanes en tierras polacas frente a República Checa (2-0).

Los checos estan lejos de tener una generación que ilusione o levante expectación, es decir, aún no se ha visto un Pavel Nedved aunque en menor medida aun hay algún clavo donde agarrarse. Lavidka puso un esquema  4-3-3 ( destaquemos a Cerny que juega de extremo por derecha y Travnik que se desenvuelve de 10 en una línea de tres medios centros ) donde realmente lo que quería era no salir muy perjudicado ante el talento individual de los alemanes que formaban con un doble pivote de creación y una temible línea de tres medias puntas con mucha técnica y capaces de fabricar una jugada de la nada.

El partido no fue ninguna maravilla, se vio lo esperado y me sirvió para ver que Alemania espera paciencia a coger velocidad de crucero ya que esto solo acaba de empezar. Pero vayamos por partes y desgranemos un poco el once tipo que propuso Kuntz.

Una defensa de cuatro (Toljan, Stark, Kempf y Gerhardt) donde me gustó mucho el armario de 2x2 llamado Stark. Sorprende que pese a su físico tan grande, tenga tanto margen de maniobra para cubrir grandes espacios y ser muy riguroso en la marca. Difícil superarlo por anticipación, casi imposible en el uno contra uno y un seguro de vida por alto. Un central a tener en cuenta.

El doble pivote me gustó y me llamó la atención. Para empezar, hay que recalcar que ninguno de los dos jugadores que formaron pareja en ese medio campo alemán, son medios centros. Otra cosa es que puedan jugar ahí y que además lo hagan medianamente bien por sus cualidades de técnica, pase y visión. Dahoud que en sus comienzos recuerdo verlo jugar de media punta con mucha libertad para dar el último pase y Arnold que es casi lo mismo cuando empezó asomar la cabeza en las alineaciones del Wolfsburg. Hay que decir que ninguno de los dos tiene esa aceleración en seco o desborde para jugar más cerca del delantero y tal vez su reconversión sea toda una declaración de intereses futuros.

Descartando a Selke (jugó en punta) que no me gustó y a Polersbeck que fue el portero titular, me quedo con una línea de tres medias puntas que si estan al 50% pueden ser tremendamente peligrosos al estilo español con Asensio, Deulofeu y compañía. Hablo de Weiser (derecha), Meyer (centrado) y Gnabry (izquierda). Estos tres tenores aúnan una condición que les diferencia, la calidad técnica para desbordar en una baldosa. Habilidosos y con facilidad para sumarse. Una maravilla. Por cierto, no pierdan de vista a Gnabry, reciente fichaje del Bayern de Munich, al parecer heredero de Douglas Costa (se va a la Juventus) y amenaza para Ribery.

Sobre el papel, Alemania tiene una selección mas que apañada pero su juego fue algo práctico, previsible y tal vez algo espeso. Parece que la maquinaría esta aun por engrasar pero que ante los checos no decidieron darle esa vuelta de tuerca al no verlo necesario. Será interesante verlos jugar ante Italia, un rival de mucha mas envergadura.

Dando pequeños pasos por Polonia

Hoy toca Inglaterra






El Europeo Sub 21 nos esta dejando con muchos detalles de interés. Para empezar, me gusta el formato corto porque reúne el factor clasificación por puntos propio de la fase de grupos pero a la vez solo pasan el líder y el mejor segundo, cosa que dificulta más a las participantes y deja menos margen de error.

Realmente si nos paramos a pensar, el que sólo haya tres grupos beneficia al nivel futbolístico. Las selecciones que han conseguido llegar a esta fase final lo han hecho con mucho esfuerzo vista las pocas plazas que hay. Por si esto fuera poco, no se deja nada al azar porque te obliga a ganar tu grupo si no quieres jugartela al mejor segundo, que sería como lanzar una moneda a cara o cruz.

Este formato invita a ver a las mejores selecciones sub 21 y encima las empareja a la primera de cambio. Es el penúltimo paso antes de verlos en la absoluta y obviamente se le exige el nivel muy alto para convencer, ganar y por tanto ganarse el futuro puesto en la absoluta.

Pero esto no quiere decir que no haya posibles "cenicientas". De hecho hemos podido comprobar que Macedonia es capaz de ponerle las cosas difíciles a Serbia con ese empate (2-2), que Eslovaquia no debe ser subestimada como vimos en el debut ante Polonia (1-2) y que los actuales campeones, Suecia, aun no ha dicho la última palabra tras empatar precisamente a los anfitriones (2-2).

 Ya estamos de lleno en la 2ª jornada y casi esta todo decidido. Las grandes no tendrán problema para plantarse en semifinales. España ha hecho lo propio ganando a Macedonia y Portugal, Alemania se quitó del medio a República Checa, Italia no tuvo que emplearse a fondo para cargarse a los daneses y falta por ver que pasa con Inglaterra que cosechó un empate ante Suecia y logró ganarle a Eslovaquia ( ese grupo esta mucho mas comprimido).

Con todo esto tan avanzado ya vamos sacando conclusiones. Jugadores que destacan, otros que aun no han dado todo lo que deberían y otros que ni siquiera parece que esten. Si os parece bien vamos a dar unas pequeñas pinceladas.

En Inglaterra es donde más decepción me he llevado. Vaya por delante que la selección que presenta no es tan prometedora como la Sub 17 e incluso la Sub 20 pero aun así siempre se esperan grandes cosas. Empiezo por lo bueno con el portero Pikford, que recientemente ha fichado por el Everton. El joven portero ha hecho gala de sus buenos reflejos e incluso paró un penalti en el primer encuentro ante Suecia. También me ha gustado que se apuesta por dos laterales profundos como Holgate y Chilwell, eso si, aun deben dar más en la faceta ofensiva ya que parecen encorsetados.

En lo malo es que Redmond sigue sin convencerme y eso que a priori es la estrella del equipo. No apareció en el debut ante los suecos y frente a los eslovacos se le vio a medio gas pese al gol que marcó. Es un extremo potente, que desborda y tiene calidad para disparar, así que espero que se ponga las pilas. Arriba Abraham no me convence. Es un delantero tronco que es cierto que se ofrece cayendo a banda pero le falta mucho gol y apenas ha tenido relevancia en ambos partidos.

Por último, quiero destacar que me suscita dudas la posición de Ward Prowse. Siempre lo vi como extremo aunque no tenga excesiva aceleración y velocidad pero me gusta verlo al estilo Beckham, salvando las diferencias. En cambio, en este Europeo, esta jugando de medio centro, muy en la labor de crear por dentro y sin apenas acercarse al área. Creo que puede dar mucho más si jugase algo más adelantado de interior por la derecha o incluso de segundo punta pero entiendo al míster si quiere tener algo de calidad en el medio porque con Chalobah no acaba de funcionar.

Las dudas en Murphy para la banda derechaa, el poco bagaje de Abraham en la delantera, el discreto paso de Chalobah y Ward Prowse en el doble pivote, la irregularidad de Redmond en la banda izquierda son demasiados factores para que Inglaterra convenza. De momento a mi aun no lo ha hecho. Vaya por delante que la defensa promete con Chambers, Mawson, Holgate y Chilwell.

27 abril 2017

El incesante cambio de dibujo y el poder del pivote

La moda de la defensa de 3 centrales


Hace ya un tiempo que los equipos europeos estan cogiendo la idea de cambiar el dibujo táctico de entrada con el famoso esquema de tres centrales, dos carrileros y a partir de ahí dibujar el ataque en forma de pirámide. Obviamente el origen de esta nueva idea se la podríamos atribuir al técnico italiano Antonio Conte que ya lo había implantado con éxito en su etapa como entrenador de la Juventus de Turín y que tan bien le funcionó. Curiosamente actualmente el equipo italiano no vive de esa idea pero igualmente esta brillando con luz propia, lo cual nos viene a decir que el mérito de Conte va mas allá de los jugadores.

Me gustaría recalcar que no en todos los casos se a podido ver una variante tan positiva como lo sucedido en el Chelsea. Casos recientes como el Arsenal que desde que Tony Adams fuera expulsado en aquella provatura, Arsene desestimó esa idea, pero que curiosamente en los últimos partidos en Premier y en FA Cup lo ha probado. El Barcelona que lo puso en liza ante el PSG en la famosa remontada en el Camp Nou en Champions League. El Manchester United que lo ha usado en alguna ocasión con algunas dudas si realmente tiene mimbres para ello. Incluso he llegado a ver equipos algo más modestos como el Torino ponerlo en práctica ya la temporada pasada. 

Parece que afianzar la zaga y dar todo el peso del ataque a las alas con dos potentes carrileros puede desatascar las enredaderas rivales en muchos casos pero para ello creo que el peso reside en un buen pivote. Tal vez sea la clave para poder montar este tipo de idea con un mayor indice de éxito. Miremos pues los diferentes equipos que he citado para saber si esto tiene que ver, es decir, miremos que pivote o que estilo de medios centros usaba en cada caso.

Un pivote para centrar el eje


En el caso del Chelsea, donde realmente si ha dado sus frutos, estamos ante la premisa que el pivote debe ser un pulmón incansable que sepa guardar bien la posición, robe por anticipación y sea ágil para moverse a la hora de dar seguridad a los carrileros una vez emprendan el viaje del ataque por la larga autopista que tienen por la banda. Ahí entra en escena el incansable Ngolo Kanté. El ex del Leicester es ideal para jugar ahí. Esa labor la desempeña a las mil maravillas pero creo que la ayuda de un renovado Matic le hace ser mucho más eficaz. Digamos que entre ambos suman una barrera que da equilibrio y que incluso a veces los vemos avanzar sin oposición hasta cuotas insospechadas. Buena prueba de ello es ver el reciente gol de Matic desde bien lejos o incluso algún que otro eslalon de Kanté para finalmente marcar desde dentro del área. 

En el Arsenal la labor se queda a medias. Vemos que Coquelin no esta como cuando volvió de su cesión ya en la temporada anterior, que Cazorla no ha vuelto de su lesión, que Ramsey no da el perfil y que Xhaka y El Neny estan lejos de ser lo que en su momento daban en sus respectivos clubes cuando se les ficho. No hay un pivote con las cualidades suficientes que sostenga el dibujo clásico que tan de moda se ha puesto.

En el Manchester United vamos a más de lo mismo. Con la salida de Bastian, tal vez solo quede Carrick como medio centro puro pero su labor es algo más creativa que simplemente destructiva. El veterano medio es uno de los mejores en el equipo cuando juega en su posición pero no acaba de ser el pulmón que tal vez si podría dar rienda a ese esquema. Luego tenemos demasiados parches como Herrera que juega algo más atrás para dar salida de balón, Fellaini que hace la función de medio de apoyo pero se le ve incomodo e incluso podría funcionar Blind pero definitivamente se ha quedado como defensa y lejos quedan aquellas buenas actuaciones en las filas del Ajax.

Finalmente el caso Barça me da algo más de seguridad aunque no se ha visto una continuidad, si que creo que tenga mimbres si así se lo propone para darle una seguida. Pienso en ver a Busquets y Mascherano juntos y la cosa ya cambia. Es una pareja que podría emular al trabajo que dan Kanté y Matic. Si nos fijamos, estos jugadores aúnan una cualidad que les relaciona, el trabajo y la constancia. Además posee carrileros rápidos como Aleix y Jordi Alba e incluso el parche Sergi Roberto puede ser más que apto como vimos en la cabalgada en el Bernabéu con el importante gol de Messi en el 92.

Armar la defensa para atacar con solvencia


Pienso que este dibujo estaba algo olvidado y casi desterrado en el cajón de viejas glorias pero tal vez sea una solución cuando se quiere potenciar la zona central y se carece de extremos puros. Puede que parezca que solo puede funcionar en ciertos equipos pero soy de la idea que tal vez sea más cosa del poder de los pivotes que del equipo en si. Otra cosa bien distinta es la filosofía y la idea de juego que luego vayas a tener. De nada te puede servir tener dos buenos carrileros si no tienes un delantero referencia porque acabaras dando el juego por dentro y por tanto será más una maniobra tipo cortina de humo que un ataque eficaz. 

Creo que esta temporada es el inicio de una nueva andadura en el fútbol europeo y tal vez con el tiempo lo veamos más allá del viejo continente. Lo que si es seguro, es que en la próxima temporada habrán más equipos que quieran darle este toque personal a sus plantillas y eso puede que beneficie mucho más al juego rápido dejando de lado el característico juego de control del medio centro organizador. Nueva idea, nuevas formas de ver el fútbol.

La temporada 2015-16 de la Juventus


La transición de la Juventus entre Conte y Allegri no fue nada fácil. Recuerdo que el cambiar de dibujo, abandonar la idea de tres centrales y encontrar un buen doble pivote fue una tarea muy complicada para Allegri. 

Actualmente la cosa ha cambiado tanto que la Juventus esta en disposición de ganar el Scudetto y tiene a un paso estar en una nueva final de la Champions League si supera al Mónaco. Para recordar como fue ese traumático paso de una idea a otra, os dejo el vídeo que hice analizando cada detalle.


 


15 febrero 2017

Un PSG todoterreno


Ver el PSG - Barcelona de Champions League, tranquilamente desde mi sofá y sin la presión de hacerlo desde el directo lo cual implicaba tener que estar atento a tu trabajo mientras no puedes evitar darle una ojeada al partidazo, hace que todo sea vea diferente. Ese análisis cambia mucho y te hace reflexionar sobre el cómo y el porque de la abultada derrota del equipo catalán.

Sinceramente, hay que dar el mérito al París Saint Germain sin caer en los topicazos de que como los jugadores no estan como antaño, los de Emery llevaban ventaja. Esto es ventajista, es una manera de escudarse en una derrota dolorosa que con el paso de los días dolera y hará mella en la historia del equipo que ahora mismo comanda Luis Enrique.

Unai supo dar con la tecla. Puso un esquema ya clásico para él que con la llegada de Draxler ha sido potenciado hacía cuotas que todos esperaban a principio de temporada pero que aunque sea tarde, estan empezando a dar sus frutos. La baja de Thiago Silva no fue impedimento porque claramente los franceses buscaban hacer una presión inteligente sin que se condicionara todo a la línea defensiva. Solo hay que ver como jugadores ofensivos y anárquicos como Cavani bajaban hasta el centro del campo para ayudar a recuperar.

El poder de presionar es algo que se debe hacer ante un equipo tan poderoso en la posesión pero sobretodo hay que saber hacerlo y aplicarlo con contundencia ordenadamente en la zona adecuada. Muchos equipos (recuerdo la Real Sociedad) lo han hecho justo donde se inicia la creación, es decir, donde Iniesta arma su juego. Contrariamente a como se pensaba desde un inicio, el PSG puso en liza un medio campo que adivinaba las intenciones del técnico vasco. Ver a Verrati y Rabiot como escuderos de Matuidi hacia ver que no iban a ser pacientes a que el balón fuera a campo propio. Matuidi estaba como un todoterreno de ida y vuelta que incluso en muchas fases de la presión se podía ver por delante de Cavani, que era el 9 referencia. La poderosa zancada y el ritmo físico del medio era un arma esencial para Emery. Rabiot marcaba de cerca a Iniesta, Verrati se encargaba de hacer la cobertura estando cerca de su compañero mientras que Matuidi se desgastaba tapando la salida de balón de Piqué y Umtiti dejando que Ter Stegen tuviera como única opción lanzar en largo. Parece sencillo pero todo esta bien ensayado, todo bien colocado y a la perfección para que los laterales pudiera salir con rapidez y los interiores fueran letales con las diagonales hacía dentro como se ve en el segundo gol de Di Maria.

El 4-0 es merecido, el planteamiento del PSG fue eficaz en toda la primera parte y sobretodo en la segunda porque contrariamente a lo que yo pensaba, Luis Enrique no supo ver como contrarrestar el entramado del rival y por tanto los tres de arriba quedaban en una isla sin conexión alguna para poder armar su juego de fantasía. Solamente alguna que otra rafaga de Neymar por su banda y poco más. Así es insuficiente.

Iniesta tapado, Busquets sin ayudas se vio tan sólo que a veces parecía un medio centro del montón y lo de André Gomes parece que sigue sin funcionar como interior. Dos estilos parecidos que se arman por su buen juego en el pivote. Ahí estaba la guerra y ahí ganó el PSG.

Emery llegó al PSG con la dura prueba de seguir el liderazgo en la Ligue 1 y poder engrandecer la historia europea. Comenzó con problemas y poco a poco ha ido creciendo coincidiendo con el fichaje en invierno de Draxler. Con la libertad de volver a ver al uruguayo Cavani en punta como lo vimos destacar en el Napoli y que hace más eléctrico al equipo con sus potentes bandas y su juego rápido. Este equipo empieza a ser algo más que un equipo millonario, empieza a ser un serio rival para los rivales de Champions. La identidad es palpable, los resultados acaban por llegar. Emery puede o no ganar pero sin duda esta dejando su sello.

06 febrero 2017

La pizarra: Egipto, Hoffenheim y Manchester City


La pizarra es clave en cualquier partido de fútbol que queramos ver. La táctica es tan importante como los jugadores que pone el entrenador en el once inicial. Particularmente siempre he sido de los que le da un toque de atención a los detalles pequeños como por ejemplo ver las coberturas, como forman cuando no se tiene el balón y a la inversa e incluso ver como se sacan los corners entre muchas otras cosas que para la mayoría pasan desapercibidos pero que siempre quedan en la retina a la hora de repasar el como y el porque de cualquier resultado final.

En esta caso nos vamos a centrar en tres partidos que se han jugado en la primera semana de este mes de febrero que ya amenaza con saldar torneros como el reciente finalizado en el continente africano con la Copa África 2017 y ligas europeas que empiezan a contar hacía atrás el inevitable desenlace como por ejemplo la liga inglesa y la liga alemana. Concretamente escribiré sobre el planteamiento de Egipto, el buen hacer del Hoffenheim de Alemania y el siempre interesante esquema camaleónico del Manchester City.

Cúper y su manera de jugar


Vaya por delante que veo en Héctor Cúper un gran entrenador. Tal vez la suerte no este con él con aquello de llegar a tantas finales y perderlas todas pero yo voy más allá y me quiero quedar con un manera de ver los partidos, de plantear la estrategia y de por supuesto saber el porque llega siempre a una final con un equipo que en principio parte con desventaja ante sus competidores. En este caso esta Egipto que nadie daba nada por su presencia en la final de la Copa África 2017 pero que rompiendo todos los pronósticos consiguió llegar.



Durante todo el torneo se ha visto el mismo esquema y la misma idea de juego para intentar doblegar a su rival independientemente de contra quien jugara. La selección de Egipto hizo buena su idea de defensar en dos líneas bien marcadas de cuatro jugadores dejando que sólo la estrella del equipo, Salah, estuviera fuera de la labor de sacrificio a la hora de replegar. Ante Burkina Faso me fije que por mucho que intentarán empujarlos con la intención de encontrar un hueco, no hubo manera. Fijaros en como se monta la férrea línea de cuatro defensas y sobretodo los pocos huecos que dejan delante de ella. Egipto invita a jugar alejado de la portería de su portero y a naufragar por dentro con la única vía de entrar por fuera y por tanto jugársela al centro.

Hoffenheim y su mentalidad de equipo dominador


Estuve viendo el partido entre el Hoffenheim y el Mainz con la grata sorpresa de que los locales no estan en posiciones europeas por simple casualidad. Su gran temporada esta refrendada por una idea de juego muy poco común en equipos humildes. En este caso vemos como no le asusta nada adelantar sus líneas, dejar un gran espacio entre la defensa y el portero e intentar dominar desde un principio. 



Las dos claves estan en su defensa de tres centrales y sobretodo en el embudo que forma en el centro del campo donde es difícil quitarles el balón si no se presiona al defensa central. Podemos ver claramente cómo la idea es estirar el equipo y buscar la espalda de los zagueros rivales. Se mueve el balón rápido entre los tres centrales buscando una salida por fuera para volver a meter el dominio por dentro y armar el consecuente pase en largo que ofrece el desmarque al espacio de cualquiera de los dos puntas que pone en liza el equipo alemán.



En la jugada del primer gol, podemos ver claramente lo que quiere el Hoffenheim. Tras despistar sacando el balón hacia las bandas y mareando un poco al rival que corre sin saber que la idea es que Rudy reciba con la suficiente clarividencia para dar el pase definitivo a Uth que ya ha trazado el desmarque al espacio en diagonal. La defensa del Mainz se queda descolocada y nada puede hacer.

Guardiola y su idea del lateral fusionado


El encuentro del Manchester City ante el Swansea sirvió para dos cosas aparte del dominio abrumador de posesión con el que nos tiene acostumbrados. Guardiola volvió a poner en marcha el plan lateral fusión. Aparentemente parecía que el City salía con defensa de cuatro jugadores con un sorprendente Fernandinho en el lateral derecho pero la idea es muy distinta. 



Pep tiene en mente que los partidos se ganan con superioridad en el centro del campo además de ser preciso en el pase y por ello suma una variante que el rival no espera. Fernandinho tuvo la doble faena de ser lateral cuando el Swansea atacaba y de ser interior cuando el balón circulaba a favor de su equipo. Una labor que dejaba una superioridad por dentro para poder tocar y además daba algo más de profundidad al equipo. La variante no es nueva pero siempre es bueno destacarla. Esta vez salió bien.

02 febrero 2017

Colombia Sub 20 es sinónimo de talento

1ª Jornada de apuntes en el Sudamericano Sub 20 Ecuador 2017


Hace unas semanas empezó un torneo muy apetecible para cualquier aficionado al fútbol que busque la esencia desde los primeros pasos en la vida de un futbolista. Obviamente me estoy refiriendo al Sudamericano Sub 20 que se celebra en Ecuador y donde se estan viendo las mejores selecciones de Sudamérica como las potentes Argentina y Brasil pasando por otras que amenazan la hegemonía de los trasatlánticos como Colombia, Ecuador, Chile y Uruguay.

Empezando por el principio, he visto el encuentro de la 1ª jornada entre Colombia y Paraguay donde firmaron un empate (1-1) pero que más allá del resultado dejó una sensación bastante buena sobretodo por parte de los colombianos. En mi libreta de apuntes tácticos estuve anotando todo lo que me llamaba la atención, en especial aquellos jugadores que tienen esa diferencia de calidad que les hace brillar por encima de los demás.

Una primera parte donde no hubo goles pero si una primera toma de contacto para saber como se armaban los equipos, los diferentes roles, las variaciones durante el transcurso de los minutos y sobretodo para ver quien tomaba la iniciativa. Obviamente se esperaba que Colombia fuera la dominadora del partido y así fue, al menos en los primeros 45 minutos donde el claro 4-4-2 atrincheraba a los paraguayos esperando tener alguna oportunidad en forma de contra o incluso alguna jugada a balón parado.

Colombia formó con Arias en la portería; Cuesta, Segura, Chaverra y Córdoba en defensa; doble pivote con Balanta y Velasco; Ramirez y Hernandez en las bandas; Gomez y Quiñones en la delantera. Paraguay jugó con Arzamendia en portería; Ferreira, Salcedo, Meza y Riveros en la defensa; Paredes, Bogarin y Medina en el centro del campo; línea de tres arriba con Vidal, Colman y Villalba.

A destacar


Sin duda hay que destacar la gran labor de los jugadores colombianos en ataque recalcando a Hernandez Suárez, Ramírez y Quiñones. Estos tres jugadores fueron de lo mejor durante gran parte del partido. Hernandez es un jugador de mucha calidad técnica que juega por banda izquierda y que se suma muy bien al primer toque además de aprovechar su gran visión de juego y su facilidad para llegar al área en posiciones de ventaja. Ramírez es el jugador más creativo de los mediocentros que disponía Colombia y gran culpa del juego asociativo y de creación pasan por él. Por último el punta Quiñones es el típico delantero alto de buen fisico y poderoso en la zancada que se mueve constantemente buscando el espacio. Ágil y con mucha soltura le falta medir bien a la hora de rematar y tomar decisiones pero esta creciendo mucho y su potencial es muy alto.



En Paraguay me sorprendió mucho el golazo de Ferreira que por cierto fue uno de los dos cambios que hizo el técnico al poco de comenzar la segunda parte y que gracias a ello la selección llegó mucho más e hizo más daño. El típico pase en largo del defensa central fue clave para ver las condiciones que tiene Ferreira a la hora de bajar el balón, hacer un sombrero para deshacerse del rival y disparar con un tiro potente. Calidad tremenda del punta que junto a Villalba fue de lo mejor de Paraguay.

15 enero 2017

En medio de la marejada irrumpe Carlos Soler

El Valencia esta siendo un caos a nivel deportivo e incluso también en el tema institucional pero dentro de todo el pesimismo del mal juego, la mala temporada, pelear por no descender además de todos los problemas acerca de los fichajes y de los entrenadores, surge una mínima esperanza. Es como cuando pretendes plantar tu propio jardín y sabes que no va a florecer nada pero un día te levantas y como por arte de magia ver un pequeño resquicio, es una flor en un rincón!

He estado ojeando los últimos tres partidos del Valencia (Osasuna, Celta y Espanyol) y pese a que en todos se ha sufrido e incluso se puede decir que no se ha sacado buena nota a excepción de este último citado, me llevé una grata sorpresa. La cantera cuenta, es válida y lo que es más importante, se siente con ganas de dar ese paso adelante. Jugadores como Rafa Mir, Toni Lato, Sito, Javi Jiménez y sobretodo Carlos Soler, estan teniendo un protagonismo que parecía olvidado en el último cajón del escritorio de Paterna.

Precisamente, Carlos Soler ha sido el que me ha llevado a estar contento en estos últimos partidos del equipo "che" y no pensar tanto en los pobres resultados ya que aunque parece todo feo, hay esperanza. El joven canterano ha irrumpido en el equipo con firmeza, sin alzar mucho la voz pero sin pausa dejando claro que es una joya que esta por pulir siendo ya titular en los onces habituales del equipo de Mestalla.



Soler se ha ganado estar en el foco bueno del equipo con su sencillez para jugar fácil, su desparpajo y su gran serenidad que a veces hace pensar que lleve varias temporadas jugando habitualmente cuando hace cuatro ratos que sabe lo que es la élite. Acostumbrado a jugar en el filial del Valencia y a pelear por ir subiendo escalones, los técnicos le auguraban un futuro brillante y de momento el chico esta dándoles la razón con creces. Tanto es así que ya se esta mirando que pasa si sigue jugando de esta manera, ya que su ficha es más acorde de un chaval que acaba de empezar que de una promesa casi hecha. Hace poco estuve leyendo y a la vez informandome de su contrato con el equipo y parece ser que si juega un mínimo de 10 partidos con el equipo su clausula pasa a ser de 20 millones. No se si es precisamente así pero si tengo claro que si para Voro es ya una realidad, para el club será una premisa imprescindible el sentarse a hablar con su agente para un más que posible blindaje contractual que aleje tipos como Wenger, por poner un ejemplo de entrenadores que pescan chavales en España.

De menos a mas


Es curioso que la mala fortuna de Mario Suárez jugando de defensa central y sus palabras después de aquel famoso partido, le hayan dado la gran alternativa a Carlos Soler. Tal vez solo sea una anécdota porque el chaval ha ido cosechando minutos con buena calificación, de menos a mas hasta asentarse en el equipo titular por delante de incluso Parejo, el cual fue suplente en Copa ante el Celta.

En Osasuna le vimos disputar su partido de estreno como titular y lo hizo realmente bien pese a jugar lejos de casa, en un estadio bastante difícil por la dureza del rival que acostumbra a ir fuerte y más viendo la situación actual que necesitan más que nunca puntuar para huir de la zona baja de la clasificación. En Vigo volvió a ser titular con una mas que correcta actuación, pese a que solo completó 45 minutos al ser sustituido por Parejo en el descanso del mismo. Finalmente en Mestalla, ante el Espanyol, ha sido de nuevo el medio centro ofensivo titular por delante de Enzo y Parejo que parecían ser sus guardaespaldas para que él tenga la suficiente libertad para dar esos pases horizontales que organice al equipo ofensivamente hablando.

Encontrando el rol ideal


Los tres partidos que ha jugado Carlos Soler lo ha hecho dejando muy buenas sensaciones pero si nos paramos a verlo de cerca podremos observar que falta por concretar donde puede brillar más siendo su habitad habitual el centro del campo. Partiendo de la premisa que el Valencia juega con un 4-2-3-1 y que esta claro que siempre se ha desenvuelto por el medio, a Soler solo le queda ser pivote, medio centro o como interior ya que las bandas quedan para jugadores con más verticalidad y velocidad como Nani, Munir, Bakkali y Mina.

Ante Osasuna recuerdo que jugó de pivote, justo por delante de los dos centrales, haciendo de hombre ancla pero si ser fijo como lo suele hacer Enzo. Tenía una misión más de jugar en la salida de balón que de llegar fácil al balcón del área. Eso hizo que se viera una versión un poco más diferente de él a diferencia de su rol ante Celta y Espanyol.

En Copa del Rey, en Balaídos, le vimos de nuevo en el corazón del medio campo pero sin estar encorsetado en el pivote sino que tenía la libertad de sumarse con soltura al ataque partiendo del interior derecho pero siempre vigilando su posición para no dejar desguarnecido el trivote que parece proponer Voro para su Valencia. Duró 45 minutos pero lo hizo realmente bien, sin alardes pero sin errores.

Tal vez ante el Espanyol se ha visto la culminación a todos los minutos que ha ido teniendo Soler a lo largo de los anteriores encuentros. De nuevo lo he vuelto a ver de interior o mediocentro derecho ya que tal como iba progresando el encuentro, su posición ha ido variando en función de lo que necesitaba el equipo. Me ha gustado su sencillez para recibir, pasar y no complicarse. Incluso he visto la faceta menos conocida o al menos la que aun no se había destapado, el disparo desde lejos. No ha marcado pero no le hace ascos a disparar de primeras. Tal vez en ese aspecto deba mejorar pero su visión y pase es exquisito.

La joya que tiene el Valencia en su equipo esta brillando con luz propia en una época convulsa, con resultados malos y con nubarrones acechando pero su humildad y sobretodo su saber estar le hacen ser casi imprescindible en el once. Sonrían, ha nacido un nuevo talento.