Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

19 junio 2016

Croacia y sus dos caras

Croacia sufre de "Modric-dependencia"


Los croatas han llegado a la Eurocopa de Francia para demostrar que son unas de esas selecciones que no dice a los cuatro vientos que son favoritas para intentar ganar el torneo pero si que intenta mostrar al mundo futbolero que venir de tapada es lo mejor que le ha podido pasar. Con la boca pequeña empezaron dejando muy buenos detalles ya en la primera jornada ante Turquía y repitieron mismo guión, e incluso algo mejorado, en los primeros 45 minutos ante República Checa. Eso si, lo mismo que se han mantenido en el umbral del buen juego ha sido el tiempo que ha durado sano el crack del Real Madrid, Luka Modric. 



Estuve viendo el partido de los chicos de Cacic ante una República Checa carente de personalidad y algo miedosa a verlas venir. Eso me hizo sonreír ya que veía que por fin los croatas podían ser una realidad en vez de un sueño para llegar lejos. Mi gozo en un pozo cuando en la segunda parte divisaba un cambio extraño. Modric abandonaba el terreno de juego por su compañero Kovacic y a priori podría parecer que era para darle descanso pero poco después se encendían las alarmas ya que el motivo era por una leve lesión que de momento le impide jugar el tercer partido de la fase de grupos ante España.

Una defensa veterana, un medio campo experimentado y un ataque con más sombras que luces


El buen momento de los croatas pasa por se fiables en casi todas sus líneas. En defensa han dado con la veteranía de Srna y Corluka además del buen hacer de Vida, en el medio campo han logrado juntar a dos cerebros que curiosamente comandan el ataque de Real Madrid y Barcelona como son Modric y Rakitic, y luego en bandas esta el siempre productivo Perisic y uno de los jugadores que más ha crecido en la última temporada, el atacante del Inter de Milán, Brozovic.



Luego miramos en la delantera y la cosa cambia ya que sigo sin ver bien a Mario Mandzukic. Esta como si la cosa no fuera con él, de hecho, se le ve algo lento de movimientos y faltó de ideas. Lo bueno de Croacia es que ha pasado desapercibido en las buenas actuaciones del equipo gracias a los jugadores citados anteriormente.

Los checos siguen sin llegar al nivel óptimo


El caso de República Checa es más complejo de lo que parece. En el inicio de torneo se le pudo ver muy atrás ya que su rival, España, era de lo más fuerte que podía encontrarse. Eso quiere decir, que tal vez era pronto para calibrar el verdadero potencial de este combinado. Así pues, cuando vi su segundo partido frente a Croacia me dejó claro que la mentalidad que demostró ante los españoles no era flor de un día sino más bien una declaración de intereses que quedaba permanente en el esquema checo que pretende instaurar Vrba.

Los checos han jugado con un 4-1-4-1 con mentalidad defensiva y con presión en medio campo esperando el robo y así intentar algún balón en largo al espacio para aprovechar la baza de sus jugadores más técnicos como Rosicky y Krejci.

Estos dos últimos han pasado de puntillas, al menos de momento. El bueno de Thomas sigue con su irregularidad y sus graves problemas físicos que siguen constandole ser muy intermitente en el juego de su selección y por supuesto dejarle fuera del Arsenal. Todo el engranaje ofensivo gira en torno a él y como no esta nada bien, el combinado se ve abocada a un juego sin posesión y demasiado previsible. Es cierto que en la segunda parte ante Croacia demostraron algo más pero eso no basta para tener opciones de pasar de fase.

Veo una defensa muy débil donde el jugador más fuerte no esta jugando, el central Suchy aunque sigue manteniendo a Sivok que tal vez sea de lo más destacable. Además, en medio campo ha optado por seguir dando cuerda a la vieja guardia con Plasil y Darida. Dos jugadores que parece ya de vuelta y que no acaban de dar ese plus defensivo que busca Vrba. 





Si miramos en la delantera encontramos algo realmente alarmante y es que en el primer partido jugó Necid que es un delantero más puro, con corpulencia y bueno para llegar por arriba pero ya en la segunda jornada se quedó fuera para dar entrada a Lafata que es un delantero con más movilidad y más recursos para jugar con más calma. Ninguno de los dos han dado todo el potencial que se les presupone pero al menos Necid salvó un punto en el 2-2 ante Croacia.

No quería olvidarme de otra variante que sigue sin tener minutos en el once titular de los checos. Skoda y Dockal no estan teniendo confianza y parecen más descartes que soluciones inmediatas. Me cuesta creer que sigan sin ser de la partida cuando ves que han hecho muy buena temporada y sobretodo cuando Rosicky esta horrible. 

Kovacic no es Modric




La táctica de salir jugando desde atrás con pocos pases y aprovechar la superioridad de las bandas se cae cuando Modric no está. Así sucedió cuando se lesionó en la segunda parte ante los checos y se vio que el plan b, que era Kovacic, no funcionaba. De hecho, cuando esto sucedió, la República Checa comenzó a carburar mucho mejor adelantando la presión y sobretodo viendo que los croatas no tenían el cerebro para poder organizar toda la maquinaria.

Ante de este hecho tan importante, Croacia dominó con puño de hierro al son de Luka. Las bandas bien abiertas, Rakitic con libertad para llegar, Brozovic internándose para robar cuando fuera necesario y Perisic con sus clásicas diagonales aprovechando su punta de aceleración. Todo esto con una salida sin prisas desde la defensa. A veces era Corluka o Vida quien adelantaba varios pasos casi hasta el circulo central del medio campo pero siempre con la ayuda en corto de Modric que se le veía constantemente caer a su lado derecho. 




Esta idea duró toda la primera parte con una gran colocación y una presión medida que dejó sin apenas opciones a los checos. Curiosamente, en la segunda parte, las tornas cambiaron y todo fue al revés de los visto. No con el mismo esquema ni tan pausado y medido pero con el premio del empate 2-2. Sural y Skoda daban aire fresco al medio campo de los checos y aprovechaban la confianza excesiva del rival para derribar el muro croata. 




Donde quedan los jóvenes talentos, Cacic?


Me parece estupendo que Cacic, seleccionador de Croacia, quiera darle continuidad jugadores de talla mundial como Modric y Rakitic además de apoyarse en el buen momento de Badelj y Brozovic pero... ¿qué hay de los chavales que pisan fuerte?

Hecho en falta más oportunidades para los diamantes en bruto que han brillado en la liga croata de la mano del Dinamo de Zagreb. Hablo de Coric y Rog. Dos medios que han sido llamados para ser parte de este combinado en la presente Eurocopa de Francia 2016 y que de momento se sabe que estan porque figuran en las listas de convocatorias ya que verlos jugar, nada de nada.

Ahora que casi tienen la clasificación ¿que tal si Cacic se atreve y da ese paso? Coric es un media punta con mucha técnica que puede jugar al lado del medio centro posicional o incluso se desempeña igual de bien jugando con más libertad donde lo hace ahora Rakitic. En cuanto a Rog es más conservador, con buen toque de balón y con mucha inteligencia para jugar rápido y no complicarse. Me quedo con esa espina clavada pero quien sabe si Cacic lee este artículo y da entrada a los dos chavales frente a España. Apuntado queda!