Euro Sub 21 Polonia 2017

29 agosto 2015

Lección táctica de Pardew en Stamford Bridge

El Chelsea vuelve a naufragar, esta vez ante el Crystal Palace por 1-2


Uno de los partidos estrella de este sábado 28 de agosto ha sido ver el Chelsea ante uno de los equipo revelación de esta reciente temporada de Premier League, el Crystal Palace de Allan Pardew. Sin duda, creía que el Chelsea ganaría fácil pero me equivoqué.



El Crystal Palace plantó cara, monto un equipo para aguantar, presionar y salir rápido por ambas bandas. Es decir, lo que siempre se le dio bien al equipo que ahora dirige el francés Pardew. De entrada vimos que McArthur hacía pareja en la medular junto a Cabaye dejando una línea de tres justo por delante, compuesta por Puncheon, Sako y Zaha. En punta, Connor Wickham.

Me gustó una de las variantes táctica que puso sobre el tapete, Pardew. Tal vez es algo fácil pero el Chelsea no supo verlo en casi todo el encuentro, de hecho, cuando se dio cuenta, ya estaba perdiendo y con el tiempo encima para poder sacar algo de provecho. Me refiero a que Puncheon dejaba la banda derecha para actuar más cerca de Cabaye y McArthur dejando así que Ward tuviera el espacio necesario para subir por esa banda derecha y hacer valer su gran zancada para combinar con Sako que permanentemente variaba su posición con el otro teórico extremo, Zaha.

Estos cambios de posición propiciaba que el Palace no sufriera en las salidas de balón que iba a tener el Chelsea. El equipo de Mourinho formaba con Cesc como único medio centro creativo ya que Matic se colocaba, como ya es habitual, justo por detrás del español para cubrirle las espaldas. Inexplicablemente sigue sin funcionar, y eso que más de una vez ha jugado ahí pero hoy no ha sido el día del catalán. Justo por delante, Mou decidió dar continuidad a Pedro, eso si, por la parte derecha, dejando así que Hazard actuará en la media punta y Willian en la izquierda. Algo raro ya que a Pedro se le ha visto siempre como jugador de banda izquierda, Hazard siempre ha rendido más partiendo como falso extremo izquierdo y además, Willian era el que normalmente se desempeñaba por la derecha.

A diferencia de su rival, estos cambios no funcionaron en el Chelsea. No encontraban su sitio, Hazard no se ofrecía, no bajaba y no tenía el necesario espacio que tanto ansia para explotar su gran habilidad, el desborde. Caso parecido le pasa a Pedro que pese a no hacerlo tan mal como el belga, si que se le ha visto algo incomodo en el interior derecho. Perdido en muchas ocasiones jugando por dentro y en otras tantas lejos del área ayudando en medio campo. Inusual en el canario.

Si hablamos de la defensa, Ivanovic sigue sin estar nada fino. Mourinho ha castigado a Terry con la suplencia. Tal vez tenga razón viendo el estado de forma de Kurt Zouma pero se equivoca dando tanta confianza a Ivanovic que pide a gritos un merecido tiempo en la sombra del banquillo. Su participación ha sido nula tanto en ataque como en defensa. No ha sido el lateral que subía constantemente y parecía un delantero más y tampoco ha cubierto su carril ya que los dos goles del Crystal Palace llegaron por su lado. Primero le amargó la tarde Zaha y después le tocó bailar con la más fea, Bolasie. Este último le puso la puntilla.

Buen gol de Sako tras una jugada al primer toque desbordando de fuera hacía adentro por la banda izquierda (cubierta supuestamente por Ivanovic). Merecido premio al atacante africano que ha estado en casi todas las jugadas de peligro del Crystal Palace. En el segundo gol, volvemos a ver ese tremendo hueco llamado Ivanovic. De nuevo, en este caso Bolasie, entra como quiere por banda izquierda y da un precioso centro al segundo palo que tras una buena dejada llega a Ward que remata a placer, totalmente sólo. Dos jugadas calcadas.

Los cambios de Mourinho no hicieron efecto pese al gol de Falcao, que por cierto, al fin marca. Un centro de Pedro desde la derecha y una buena anticipación al primer palo del colombiano servía para ver un gol marca de la casa. Cabezazo inapelable. Era el 1-1 pero la sensación de descontrol del Chelsea seguía presente como se vio en el definitivo 1-2 del Palace.

Pese a la derrota podemos sacar alguna conclusión positiva como las buenas pinceladas de Kennedy. El chaval tuvo pocos minutos pero demostró que puede ser una solución. Se ofreció, disparó desde lejos y fue lo más destacado en la segunda parte. Poco a salvar, pero al menos, algo es algo. Mucho trabajo por delante para Mourinho y trabajo inmenso de Pardew que merece un seguimiento más cercano de ahora en adelante.