Euro Sub 21 Polonia 2017

10 agosto 2015

El movimiento clave de Brendan Rodgers

Quitar a un interior para meter a un medio centro defensivo


La táctica de la semana podríamos dársela a muchos equipos pero esta vez voy a optar por darle ese merecido premio al Liverpool de Brendan Rodgers. El primer movimiento que hizo desde el banquillo fue clave para que el conjunto de Anfield pudiera tener más presencia en ataque y por tanto acabar ganando pese a que al final fuera una genialidad de Coutinho.
Esquema ofensivo inicial del Liverpool ante el Stoke

De principio el Liverpool formaba con un 4-2-3-1 donde Henderson y Milner actuaban de medios centros de contención dejando a Coutinho la labor de ser el creador de juego que actuaba en la media punta. En bandas, Lallana por izquierda e Ibe por derecha. Dos interiores o extremos en muchas ocasiones que curiosamente son totalmente diferentes. Ibe es más de atacar por fuera aprovechando su zancada mientras que Lallana es más interior usando su buena técnica y combinaciones en corto.

Desgraciadamente, ninguno de los dos que actuaban en banda estaban siendo efectivos. Lallana esta totalmente gris, no le salía nada y además no lograba ser incisivo por dentro. En la otra banda, Ibe estaba demasiado atado, le costaba llegar y no acababa de ser el jugador potente que se vio la temporada pasada partiendo de carrilero.

El momento de cambiar


Rodgers vio el problema. Estaba claro que Adam Lallana se iba a ir, pero ¿por quién?
La pregunta era fácil de responder viendo a Origi, Firmino e incluso Alberto Moreno en el banquillo pero ninguno de los citados fue el elegido.
Variación del esquema ofensivo del Liverpool con Can ante el Stoke
La primera bala del técnico era Can. Un jugador muy polivalente, más defensivo que ofensivo y sobretodo un jugador que su rol era todo menos extremo o interior. Así pues, ¿que pretendía Rodgers con este sorprendente cambio?

Con la entrada de Can, trastocaba el once dando profundidad por medio y a la misma vez daba libertad a Henderson para sumarse al ataque por la banda derecha. Como podéis ver en la imagen, Can se quedaba justo detrás de Milner guardando las espaldas. Henderson tenía la orden clara de aprovechar el espacio que dejaba Ibe cuando se internaba. Por último, Coutinho tenía la posibilidad de jugar por la izquierda para buscar esa segunda jugada donde pudiera llegar Milner.

Un cambio inesperado que fue efectivo. Desde VPFM, apuntamos este movimiento como el primero de la temporada con resultado positivo.