Euro Sub 21 Polonia 2017

03 agosto 2015

El Arsenal gana la Community Shield

El Arsenal consigue ganar al Chelsea por 1-0





El primer titulo de la temporada en Inglaterra ya tiene dueño. El Arsenal de Arsene Wenger ha ganado al Chelsea que dirige Jose Mourinho por 1-0 con gol de Oxlade Chamberlain. 

Pese a que todos daban como ganador al equipo "blue" por jugadores y encuentros anteriores donde nunca ante Wenger le había ganado un partido a Mourinho, los "gunners" consiguieron darle un severo repaso táctico en prácticamente todo el partido.

Wenger apostó por el falso 9


De entrada el Arsenal apostaba por su clásico 4-2-3-1 con la gran novedad de Theo Walcott en la posición de delantero centro. Wenger apostaba por tener un falso 9 dejando que diera superioridad en tres cuartos de campo junto a la linea de medias puntas compuesta por Chamberlain en derecha, Ramsey centrado y Ozil en la parte izquierda. El medio campo, una vez más, era para Coquelin que se ha afianzado en el medio centro defensivo y justo por delante el asturiano Santi Cazorla que se encargaba de dar salida al balón desde el circulo central.

La defensa era prácticamente la esperada. Petr Cech se estrenaba en la portería ante su ex equipo y lo hacía realmente bien sacando varios balones peligrosos como una falta en la segunda parte ejecutada por el brasileño Oscar. No optó por Gibbs dando entrada a Nacho Monreal en el lateral izquierdo y en la derecha tuvo la gran oportunidad Bellerin. En el centro de la zaga no había discusión ninguna con Konscienly y Mertesacker.

Sin Diego Costa, Mou se la jugó por Remy


Curiosamente, el Chelsea también tenía un dibujo táctico practicamente identico a su rival. Ese 4-2-3-1 que tantas veces ha usado durante toda la anterior temporada donde su idea no era ganar tras dominar el encuentro, sino más bien, dejarse llevar, especular y matar cuando vieran la minima posibilidad de dar un pase en condiciones al talento innato llamado Eden Hazard.

Portería para Courtois, que estuvo algo nervioso e impreciso, cosa rara en él pese a su juventud. Defensa de cuatro con Azpilicueta de lateral izquierdo, Terry y Cahill en el eje central y finalmente el lateral derecho lo ocupaba Ivanovic. La defensa estuvo algo desangelada, como vendida y en muchas ocasiones mal parada. Los laterales subían mucho y esos huecos costaban de cubrir y además, los centrales se solían quedar demasiado anclados en su rol y permitía la circulación de Walcott a las mil maravillas desempeñando el oscuro papel de falso 9.

Medio campo para Matic como único medio centro puro, con el rol de pivote defensivo posicional dando equilibrio a la defensa y cortando todo balón que pasará cerca del área grande. Por delante de él me sorprendió ver a Ramires. No era la primera vez que jugaba ahí pero esperaba ver algo más de control o incluso alguien más de físico para contrarrestar el talento de los atacantes del Arsenal.

Línea de tres con Hazard más en izquierda, Cesc de media punta y William partiendo desde banda derecha. Creo que esta línea nunca llegó a funcionar en todo el transcurso del partido. En la primera parte Hazard estuvo demasiado opaco, atrapado en zonas donde no podía hacer daño y sobretodo muy cubierto. Cesc no acababa de doblegar a los dos zagueros y William fue la esperanza entrando por banda combinando con Remy que dejaba de ser el punta para caer a las dos bandas.

La idea "blue" no llegó a funcionar


La idea de Mourinho no era mala pero encontró a un Hazard muy apático, a un Cesc que no se brindaba por bajar hacía donde estaba Matic y sobretodo a un Remy que no intentaba sus desmarques de ruptura o sus clásicos disparos desde larga distancia. Digamos que la opción de profundizar por la parte donde estaba Bellerin, era la mejor idea visto la defensa que presentaba el Arsenal. El joven lateral español daba muchas facilidades, le costaba cubrir su lateral y sobretodo se encontraba demasiado sólo en numerosas ocasiones. Producto de ello, fue la orden de que Remy combinara por banda para desconcertar a los centrales que no tenían a quien marcar y por tanto no esperaban esas llegadas desde segunda línea de Ramires, que por cierto tuvo varias.

El Arsenal fue fiel a su estilo


El Arsenal fue algo más conservador en la segunda parte tras hacer una primera parte muy estilo Wenger. Los primeros 45 minutos se dedico a tocar ante la pasividad del Chelsea por arrebatarle el esférico y los "gunners" lo aprovecharon con una gran combinación de izquierda a derecha. El balón pasó a Ozil que rápidamente vio sólo a Walcott en el medio y este de primera abría hacia la otra banda donde estaba Oxlade para internarse y buscar el angulo ideal para disparar con su pie izquierdo. Monreal no le encimó por el peligro de cometer penalti y Chamberlain lo aprovechó para controlar con su derecha y disparar con la izquierda con efecto precioso que se colaba por toda la escuadra haciendo inutil la estirada de un sorprendido Courtois.

La variante de Wenger ya en la segunda parte de meter a Giroud por Walcott fue determinante. El Arsenal tenía una referencia clara arriba y los pases desde ambos costados eran un caramelo hacía el francés que dio sensación de peligro y a punto estuvo de ampliar el marcador.

Los cambios no aportaron nada diferente


Los "blues" reaccionaron pronto en cuanto a cambios ya que en el descanso Mourinho quitó a Remy y metió a Falcao además de Oscar que entró a poco de comenzarse la segunda parte sustituyendo a Ramires. Esto hizo que William baja al medio campo junto a Matic para dejar una línea de tres compuesta por Hazard, Cesc y Oscar con Falcao en punta. El ataque parecía mucho más peligroso pero los centros seguían siendo en balde. El Arsenal se encerraba muy bien.

Wenger consigue ganarle a Mourinho por primera vez


Esta primera batalla de la nueva temporada 2015-2016 deja muchas dudas en el Chelsea que no tiene un plan b cuando no tiene a Diego Costa y sobretodo cuando Hazard no aparece. Además deja bien claro que el Arsenal puede jugar igual de bien sin Alexis, el cual aun esta de vacaciones, que Oxlade sigue en alza y sobretodo que la defensa se ha visto reforzada notablemente con la llegada del checo Petr Cech.