Euro Sub 21 Polonia 2017

09 agosto 2015

Bonita tarde en Goodison Park

Buenas sensaciones del recién ascendido Watford ante un dudoso Everton (2-2)


Uno de los partidos atractivos de la primera jornada de liga era el Everton - Watford. Duelo de técnicos españoles, Roberto Martinez y Quique Sánchez Flores, aires de grandeza de volver a la máxima élite y sobretodo muy buenos jugadores en el  terreno de juego. Suficientes alicientes para ser el elegido en la ronda de partidos que se daban a las 16:00 de la tarde.

Para empezar, el Watford era algo difícil de reconocer en comparación del que consiguió el ascenso a la máxima categoría del fútbol inglés hace apenas unos meses. La familia Pozo ha cambiado el equipo de arriba a abajo y varios jugadores debutaban. Muchos han comparado este proyecto como el del QPR. Eso si, poco tiene que ver visto el técnico que ha venido y sobretodo la imagen dada.

Un equipo nuevo


Nyom en el lateral derecho, Prodl en el centro de la defensa y Holebas en el lateral izquierdo eran los nuevos en la defensa de cuatro que salía de inicio, además de Cahtcart que completaba la zaga. En el medio campo dos jugadores de peso y jerarquía con Capoue y Behrami. Una dupla muy interesante. Por último, también estaba la novedad de Jurado, el último en sumarse al barco tras dejar la aventura por Moscú. El méxicano Miguel Layun actuaba por banda izquierda, Anya por derecha y en punta Deeney. La portería sigue siendo del brasileño Gomes, que por cierto ha hecho un gran partido.

El Watford se ha comportado como un equipo con las ideas claras, con una presión muy bien hecha y sobretodo con la fortuna de saber atacar de manera letal como el gol de Layun. Un disparo certero, bien colocado, que demostraba una de las mejores virtudes de este jugador zurdo que lo mismo actua de lateral que de extremo. Un jugador que llegó en enero del año pasado y que se ha convertido en uno de los sobrevivientes. El internacional con México se ha ganado a pulso ser uno de los titulares. Gran trabajo tanto en defensa donde ayuda sin dudarlo y rápido cuando tiene que atacar por su banda.

Me ha gustado mucho el lateral derecho, Allam Nyom, ex del Granada. Para mi sorpresa, Paredes se ha quedado en el banquillo. Parece lógico desde el punto de vista de que Nyom es el nuevo fichaje pero si nos paramos a pensar la temporada que hizo Paredes, me daba a pensar que tal vez, Quique lo mantuviera en el once. 

Aun así, Nyom ha demostrado porque debe ser el titular. Ha estado enorme parando una y otra vez las embestidas de los atacantes del Everton. No se ha descolgado tanto en ataque para conservar su posición y que nadie entrará por su hueco. Ha aprovechado una de sus mejores virtudes, el fisico. Su gran colocación, anticipación y sobretodo como protege el balón es clave para todo lo que ha dado al equipo. Ha estado estupendo poniendo su cuerpo por delante y así ganando toda posibilidad de salir ganando en las disputas. 

Los centrales también han estado bastante bien, en especial Prodl. Bien es cierto que no es un central que se prodigue mucho en salir de su posición, es más bien de esperar y marcar de cerca. Eso le ha dado cierta ventaja ante Lukaku. Los balones aéreos los ha ganado casi todos y los cuerpo a cuerpo con el delantero belga, han sido suyos, al menos en la primera parte. La idea del Everton ha hecho fácil la tarea de la defensa del Watford.

Kone con el Everton ante el Watford (Imagen del twitter oficial de Kone)


Punto a favor para Behrami. Increíble trabajo de saber estar, colocarse en buena posición, recuperar balones y trabajar para cerrar espacios. Un seguro en medio campo que ha desquiciado la salida de balón del Everton. Me ha gustado mucho su labor pese a que no ha tenido mucha llegada al área.

Para terminar con el Watford, debo destacar a Layun por su insistencia por banda izquierda, sus internadas ya clásicas y sobretodo su disparo de larga distancia. Es clave cuando lo intenta y hoy le ha salido. Un gol que ha dejado congelado todo Goodison Park. También me quedo con el gran trabajo del delantero Deeney. Un chico que esta dejando detalles muy buenos, muy interesantes, de esos que dejan al entrenador satisfecho pese a que no haya marcado. Baja muchos balones, da soluciones a sus compañeros y sobretodo abre mucho las defensas. Un delantero de equipo. En la segunda parte aun ha mejorado mucho más con la compañía de Ighalo que entraba por Jurado. Una pareja letal.

El Everton sigue sin encontrar el necesario organizador


Me centro en el Everton y me acuerdo de los problemas que sigue arrastrando desde la temporada pasada. Esa sensación de ver que hay jugador muy explosivos arriba, que tienen una defensa más que decente y un medio campo pasable pero que no encuentra el cerebro para poder organizar toda la maquinaria. Es curioso, pero hoy con Barry y McCarthy, no han podido crear el juego de toque que necesitaba el equipo. Al revés de lo que la lógica marcaba, se han dedicado a mandar balonazos largos toda la primera parte. Sin duda, un error.

En defensa sólo faltaba Leighton Baines por lesión. En su lugar ha jugado Galloway que ha pasado con más pena que gloria. Lo demás, lo habitual con Howard en la portería, Coleman, Jagielka, Stones y el mencionado Galloway en defensa; medio campo para Barry y McCarthy; línea de tres medias puntas compuesta por Mirallas, Barkley y Cleverley dejando en punta al belga Lukaku.

Un equipo de gala para Roberto Martinez que ha tenido un grave problema. No ha encontrado la forma de atravesar la doble línea del Watford. Ha querido aprovechar la envergadura de Lukaku enviando balones por arriba pero era tan previsible que tanto Cahtcart como Prodl han tenido ventaja en prácticamente todas las ocasiones. Las subidas de Galloway han brillado por su ausencia, Barkley estaba aislado, Cleverley fuera de lugar y Mirallas intentándolo por su cuenta. Todo un desastre que en la segunda ha mejorado.

Ataque por derribo


La segunda parte ha empezado con una cara mucho mejor que la anterior para el Everton. Se han puesto a subir por la banda de Coleman que por fin se dejaba ver más allá de su propio campo. Las subidas del lateral sumadas a los espacios que daban Mirallas y Barkley al combinar entre ellos, era la solución necesaria para intentar empatar. Un misil de Barkley desde bastante lejos ha sido la obra de arte que metía al equipo de Liverpool en el encuentro. El Watford acusaba el esfuerzo de los primeros 45 minutos.

A partir del gol de Barkley, el encuentro se ha roto. Ha sido un correcalles sin sentido que sólo gustaba al aficionado neutral. El Watford volvía a poner por delante con un magnifico gol de Ighalo tras una gran acción individual tras sentar primero a Stones y luego a Jagielka. Ambos centrales se quedaban rotos ante el regate del delantero y batía a Howard. Quique pedía calma pero en sus ojos se notaba que estaba alegre, sorprendido y muy satisfecho. 

Era difícil que el encuentro quedará con el 1-2 y poco después del gol de Ighalo, llegó el último tanto, de nuevo del Everton que dejaba el definitivo 2-2 en el marcador tras la única jugada de balón largo que al fin funcionaba. Esta vez, hubo balón largo hacía Lukaku que la conseguía bajar hacia Kone que en segunda jugada si aprovechaba la ocasión de oro. Al fin, con dos delanteros, el plan funcionaba.

Dos detalles a tener en cuenta


Entro Paredes en la segunda parte pero no se iba Nyom ni tampoco el otro lateral Holebas. Se iba Layun. Con este movimiento, Quique colocó a Paredes en banda por la derecha justo por delante de Nyom para hacer el llamado doble lateral y tapar las entradas de Barkley.

Otro cambio que me dejó muy trastocado fue el de Galloway. El lateral izquierdo se iba pero entraba un delantero, concretamente Kone. La disposición táctica cambiaba. El Everton no pasaba a jugar con defensa de tres sino que Barry dejaba de ser medio centro para cubrir el lateral izquierdo y Kone acompañaba a Lukaku. Luego ya entró Oviedo que pese a ser lateral, se colocó de interior por el sustituido Mirallas. Funcionó.