Euro Sub 21 Polonia 2017

05 julio 2015

El Krasnodar perdió ante el Wolfsberger

El Wolfsberger consigue ganar 2-1 tras sendos errores del rival


Como viene siendo habitual en estas fechas, estamos viendo como los equipos cogen forma, adquieren conceptos y por supuesto se preparan para la hora de la verdad. Es lo que llamamos partidos amistosos, de esos que el resultado no tiene transcendencia y todo técnico busca perfeccionar movimientos y buscar su mejor once.

Esta tarde he estado viendo al Krasnodar de la liga rusa, el equipo revelación de la temporada pasada y uno a tener en cuenta en un futuro inmediato. El trabajo se esta haciendo de tal forma que da gusto seguirlos. La derrota ante el equipo austriaco es anecdotica pero llena de información para repasar errores que se deben corregir lo antes posible.

No es que el Krasnodar haya jugado mal, más bien, no ha sabido salir de la telaraña que ha tejido el Wolfsberger. Dos líneas de presión muy altas, marcajes individuales y sobretodo rápidas contras ante la imposibilidad de la salida clara de los rusos.

Saquemos la pizarra




He detectado dos errores graves. El primero es ver como tu delantero centro, en este caso el brasileño Ari, tiende a dejar su zona de ataque totalmente desierta para ser un medio campista más. De sobra es conocido la gran virtud que posee a la hora de sacrificarse a recuperar y construir pero hoy no le ha hecho ningún bien porque su equipo no lo ha entendido y por tanto se ha partido por la mitad. Hecho que ha posibilitado la idea del Wolfsberger de presionar y robar lo más cerca del área rival posible. 

El segundo error tiene que ver con el primero. Si Ari, que es el delantero, baja al medio campo es porque no le llegan balones y por tanto no hay nadie que dirija la orquesta desde tal punto, así pues, quiere decir que el cerebro esta ocupado en incrustarse entre los centrales. Hablo de Akhmedov, que ha hecho de 10 por doble. En toda la primera parte ha estado bajando a la altura de sus compañeros en defensa para sacar el balón y la mayoría de veces no ha servido de nada. 




Como podemos ver en la imagen, que por cierto es cosecha propia, podréis apreciar que primero el defensa busca la única ayuda clara, que es Akhmedov. Este se acerca e intenta construir con sentido el inicio de jugada desde la banda pero la presión se ha aumentado. El resultado es balonazo en largo que nadie puede ganar y recuperación para el Wolfsberger.

Algo de luz al final del túnel


No todo ha sido malo y es que en la segunda parte me ha gustado la variante táctica que se ha producido con la entrada de Wanderson. El delantero brasileño ha entrado para dar un necesario aire fresco al ataque ruso y lo ha logrado. La idea era quitar a Pereyra de la banda derecha haciendo que se quedará más centrado justo por detrás de Wanderson. Además, esto ha hecho que Laborde, que actuaba en el extremo izquierdo, tuviera más posibilidades de tener incursiones y combinaciones con gran efectividad. La combinación de Wanderson, Pereyra y Laborde ha hecho que Akhmedov tuviera vía libre en el medio campo y volviera a tomar las riendas del necesario 10 que lleva en su espalda.

Creo que el Krasnodar funciona mejor si tiene profundidad por dentro y junta sus líneas. La clave esta en desatascar al 10, Akhmedov, para no depender única y exclusivamente de él y ahí entra la posible pareja de atacantes Pereyra - Wanderson o incluso juntar a los dos puntas Ari y el citado Wanderson. Todo depende de lo junto que quieras jugar.

Pereyra desbordando por dentro





Laborde encontrando una autopista por banda izquierda