Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

12 junio 2015

La pizarra de Sampaoli dio la victoria a Chile

Chile vence 2-0 a Ecuador en el inicio de la Copa América 2015



Empezó la Copa América 2015 que en esta edición se juega en Chile. Todo estaba preparado para ver el espectáculo entre chilenos y ecuatorianos. Un duelo teóricamente desigualado pero que entrañaba un cierto misterio por aquello de la presión de jugar en casa y además tener la obligación de convencer y por supuesto ganar.

Dos onces con pocas sorpresas


Los onces iniciales no daban sorpresas a excepción de las bajas por lesión como por ejemplo Caicedo y Antonio Valencia en Ecuador, que por supuesto se iba a notar más que las dudas acerca de la participación de Edu Vargas, que aun así estaba en el banquillo.

Chile formaba con un once casi idéntico al que puso en el pasado Mundial de Brasil. Bravo en portería, defensa para Isla, Medel, Jara y Mena; doble pivote con Diaz y Aranguíz; una línea de tres con Vidal, Valdivia y Beasejour dejando en punta de falso 9 a la estrella Alexis Sánchez.

Sólo estaba la variante de ver a Aranguiz en el medio campo con la incursión de Beasejour en banda izquierda y dejando en el banquillo a Edu Vargas que normalmente era titular. Otra novedad era ver jugar a Alexis Sánchez de falso delantero. Se ha puesto muy de moda jugar sin delantero fijo pero no siempre te puede funcionar la idea de Guardiola cuando se inventó poner a Messi en la citada demarcación. Claramente, Alexis se perdió en el centro de la delantera y ahí empezó los problemas de llegada al área de Dominguez.



Por parte de Ecuador, Quinteros sacaba un once bastante potente físicamente y sobretodo muy rápido. Formaba con Dominguez en portería; defensa de cuatro con Paredes, Achiler, Erazo y Ayovi; doble medio centro con Noboa y Lastra; Fidel Martinez y Montero en las bandas dejando a Bolaños justo por detrás del punta Enner Valencia.

De entrada, sin tener a dos puntales como son Antonio Valencia (Manchester United) y Felipe Caicedo (Espanyol) daba al traste un poco con el potencial de los ecuatorianos pero se supieron reinventar. Las bandas era lo más peligroso. Las subidas de Paredes, un gran lateral que ha hecho una buena temporada en el Watford inglés, además de la experiencia y potencia de Ayovi, era una de las principales armas. Tampoco podíamos obviar la calidad de Montero y Bolaños además de la estrella que, Enner Valencia, que ha brillado en el West Ham United de la Premier League.

Tal vez faltaba un medio centro de jerarquía y un hombre que se metiera más entre líneas, que debió ser Miller Bolaños. No funcionó Bolaños, no apareció Martinez en la banda derecha y con zarpazos de Montero y Enner Valencia, se mantenía Ecuador. Aprovechando los errores de los chilenos, que es de sobra conocido los numerosos huecos que dejan al atacar.

Una primera parte con dominador claro


La primera parte me gustó mucho pero a la vez me desesperó. Chile mandaba tanto en el dominio como en las ocasiones pero no en el marcador. El empate a cero no se movió en los primeros 45 minutos. Pero, ¿como podía ser teniendo todo a su favor? Pues muy fácil, Chile jugaba rápido, daba numerosos centros al área con las subidas incesantes de Mauricio Isla, que por cierto parecía más extremo que lateral, pero se perdía cuando Alexis bajaba al medio y quería hacer todo. Daba la sensación que el peso a soportar le cegaba a la hora de finalizar. Unas veces le sobraba un regate y muchas otras no disparaba cuando debía hacerlo. Se perdía en jugadas casi imposibles, no levantaba la cabeza para ver a sus compañeros desmarcados y se le veía perdido de falso 9.

Las subidas de los laterales propició que Montero tuviera más de una ocasión de llegar a linea de fondo. Más de un susto de este viejo conocido de la liga española y sobretodo de Enner Valencia que se fabricaba sus propias oportunidades.

Sampaoli movió ficha

En la segunda parte, Chile no tuvo tanta claridad en ataque pero mejoró en disposición táctica y fluidez. Sampaoli cambió a un desaparecido Beasejour y dio entrada a Edu Vargas. Al principio creía que la posición no iba a variar y el ex del Valencia se colocaría en banda izquierda pero me equivoqué. La idea fue poner a Alexis Sánchez por banda izquierda para trazar diagonales y dejar a Vargas de falso 9 más las incorporaciones de Mena que estaba más liberado para poder subir y compensar las subidas de Isla, su compañero en lado opuesto.

Esta variante hizo que hubiera más profundidad, que Alexis participará con más peligro y que además Valdivia tuviera más peso en su zona de enganche. Un penalti algo riguroso de Bolaños a Arturo Vidal que él mismo transformó fue el inicio de la tranquilidad de Chile. Cuando peor lo estaban pasando llegó el penalti. A partir de ahí, Chile se agazapó atrás con línea de 5 defensas y jugando a no perderla. Ecuador debía proponer algo más y dio entrada a Quiñones e Ibarra.

No llegaron a ser decisivos, más bien al revés con el tremendo error de Ibarra. El atacante dio un pase hacía atrás en busca de su compañero en la defensa pero en medio estaba Alexis que rápidamente inicio la carrera y e hizo el pase al hueco tras el desmarque de Vargas. Segundo tanto y cierre de partido.

El resultado era abultado y tal vez inmerecido pero la calidad se interpuso como suele pasar en la mayoría de veces.

Valdivia, Montero y Valencia


Si tengo que quedarme con los tres que más me gustaron del partido, sin duda me quedo con Valdivia, Montero y Valencia. Por ese orden, ya que Valdivia fue el autor de grandes pases al espacio y fue el organizador que necesita Chile. Montero porque fue un espectáculo de desborde y calidad técnica por la banda izquierda. Por último pero no por eso menos importante hay que destacar al delantero Enner Valencia. Su progresión es brutal. Su partido fue muy bueno haciendo buenas combinaciones con sus compañeros, tirando desmarques, disparos muy bien dirigidos y sobretodo su esfuerzo.

Vidal


Como nota negativa me quedo con Arturo Vidal. Fue de los pocos que no me gustó nada. Esperaba mucho y se escondió. No fue el jugador decisivo en el medio campo. No dio fluidez ni tampoco aportó grandes cosas más allá del penalti que le hicieron y posterior gol. Creo que Chile necesita el mejor Vidal para marcar la diferencia en la creación.