Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

19 abril 2015

El Chelsea acaricia el titulo

El Chelsea venció al Manchester United por 1-0



Uno de los partidos grandes de la Premier League y por supuesto uno de los más atractivos en la jornada futbolera del sábado. Chelsea y Manchester United se enfrentaban en Stamford Bridge en un duelo de altos vuelos pese a la gran diferencia de puntos que hay entre uno y otro. A decir verdad, el Chelsea es primero y el Manchester se conforma con ser tercero pero ayer parecía que los papeles se intercambiaban.

Analizando la táctica de cada uno, hay que centrarse en las numerosas bajas que tenían los diablos rojos, sobretodo en defensa donde faltaban Marcos Rojo, Daley Blind y Jones. Además, en el medio campo no estaba Carrick, lo cual hacía que el equipo recurriera a Wayne Rooney como medio centro dejando a Ander Herrera de pivote defensivo. Por supuesto, Fellaini era de la partida junto al ya mencionado delantero inglés. Arriba sólo faltaba Van Persie, pero últimamente no estaba siendo de la partida y para sorpresa de todos, el titular era Radamel Falcao. En resumen, Van Gaal recurría al clásico 4-1-4-1 con Shaw de lateral izquierdo, McNair y Smalling de centrales y Antonio Valencia en el lateral derecho. Por delante Herrera, Fellaini y Rooney. Bandas para Young y Mata. En punta Falcao.

En el Chelsea no faltaba prácticamente nadie a excepción de su delantero estrella, Diego Costa. El hispano - brasileño se perdía la cita y daba la oportunidad a Didier Drogba de ser el titular en punta. En defensa la cosa no cambiaba con Azpilicueta e Ivanovic en los laterales y Terry junto a Cahill en el centro de la defensa. Medio campo para Zouma (una de las novedades) y Matic. Línea de tres medias puntas con Hazard, Oscar y Cesc. Drogba en punta. Un claro 4-2-3-1.

Sobre el papel, el favorito por clasificación, jugadores y factor campo era el Chelsea pero pese a que finalmente se llevo los tres puntos, no dejó buenas sensaciones. El Manchester United empezó dominando, creando espacios, dando buenos pases y sobretodo aprovechando las bandas, especialmente la izquierda, para meter buenos centros a un cabeceador nato como es Falcao. El problema no era llegar sino finalizar. Tal vez ese fue el problema del Manchester durante todo el partido.

El Chelsea necesitó una jugada aislada para adelantarse en el marcador. Un balón recuperado en medio campo por Terry, un pase de Cesc hacía Oscar y un taconazo de este valió para dejar en un mano a mano al belga Hazard que no perdonaba ante De Gea. Una jugada muy bien trenzada que dejaba bien claro el principal motivo de porque será campeón el Chelsea.


En cuanto a sensaciones, me gustó mucho la banda Shaw - Young. Creo que se complementan muy bien ya que son dos jugadores con una buena zancada, con un magnifico golpeo de balón para colgar balones y además muy sacrificados a la hora de defender. Esto deja a Di María en un situación bastante complicada, de hecho, se tuvo que conformar con los minutos finales.

La apuesta de Herrera para hacer de Carrick no estuvo nada mal, de hecho fue uno de los mejores y además el rol de Rooney demostró que no sólo es un delantero centro, es más bien un jugador de equipo. Dos apuestas que fueron acertadas. Fellaini si que estuvo algo más apagado, tal vez por jugar algo más encorsetado. Al belga le gusta jugar con libertad y cerca del área.

En el Chelsea, la novedad de Zouma ni me gusto ni me desagradó. Tal vez, me dejo con indiferencia porque apenas se le pudo ver. El equipo de Mourinho no tuvo el balón y por tanto, apenas se le pudo ver en esa posición de medio centro posicional. Eso si, me encantó su compañero, Nemanja Matic. El "pulpo" como lo ha apodado Julio Maldonado es totalmente merecido. Es un autentico muro y con sólo poner su físico es suficiente para ganar bastante balones. 

Las notas negativas de ambos equipos fueron la delantera. Falcao sigue sin aprovechar las oportunidades y esta claro que pronto hará las maletas. En cuanto a Drogba, estuvo muy sólo, sin ayudas. Se le nota la edad en cuanto a velocidad pero no es culpa suya si Cesc, Oscar y Hazard no le acompañan. El marfileño sigue siendo una leyenda pero no para ser titular durante 90 minutos.

Por cierto, como apunte final decir que en el banquillo del Chelsea estaba un chaval que recientemente se ha proclamado campeón de la Champions League sub-21 con el Chelsea tras ganar al Shaktar en la final. Hablo de Solanke, el cual fue uno de los destacados en el citado torneo. Tuvo el premio de estar convocado pero no llegó a salir. A buen seguro, será uno de esos talentos que suelen salir de vez en cuando en la cantera inglesa.