Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

16 febrero 2015

Más allá de Cuadrado

La Fiorentina vence por 1-3 en su visita al Sassuolo


Salah marcó su primer gol con la Fiorentina

La Fiore dejó buenas sensaciones. Dejó buenos detalles pese a varios cambios en su once habitual. También jugó bien y lo que es más importante, ganó. Un encuentro que no era fácil. El Sassuolo es el equipo de moda. Un equipo modesto, sin gran presupuesto, que pelea por mantener la categoría y de paso dejar constancia que con poco también se puede hacer mucho. 

Así pues, la Fiorentina dejó claro que no venía confiada, que sabía que tenía que ganar para mantener su puesto europeo y seguir con su buena temporada. Con cambios que salieron muy bien y con un post Cuadrado que también fue favorable.

De entrada me sorprendió ver a Salah de titular. De todos es conocidos que el egipcio ha sido parte de la operación de Cuadrado al Chelsea. El ex delantero del Basilea llega como cedido para hacer olvidar al colombiano. 

Tal vez me sorprendió porque apenas lleva tiempo en la Serie A, no conoce a sus compañeros, tampoco creo que este muy habituado al juego del conjunto viola y por supuesto llega sin mucho ritmo ya que con Mourinho no había tenido prácticamente participación.

Salah por la izquierda, Diamanti (otro de los fichajes de invierno) por la derecha y en punta el senegales Babacar. Justo por detrás la pareja de chilenos Mati Fernández y Pizarro con Kurtic cayendo a banda.

En defensa también se pudo ver al español Marcos Alonso, en el lateral izquierdo. Un chaval que me esta gustando mucho y que sigue con una gran progresión. Tal vez me gustaría verle con algo más de libertad, sin estar tan encorsetado y subiendo con más alegría su banda pero fue serio y cumplidor. Requisitos más que aptos para un lateral de un equipo de media tabla alta.

En el Sassuolo, se recuperaba lo mejor del equipo. El trío mágico de ataque compuesto por Zaza en punta y Berardi junto a Sansone en ambas alas. Sin embargo, no estuvieron muy finos. Recuerdo algún cabezazo de Simone, varios centros pasados de Sansone y el gol de Berardi de cabeza.

La defensa tampoco estuvo muy aplicada ya que los movimientos de Salah fueron un constante mareo para los laterales e incluso para los centrales que iban locos sin saber si seguirle o guardar la posición. En una de esas llegó el gol de Salah, el primero que consigue con su nueva camiseta. Balón largo que con un toque sutil toca Babacar para dejar completamente sólo al egipcio ante el asombro de Cannavaro y compañía. Muy mal colocados y gol a placer.

Babacar fue el mejor jugador
Tan sólo dos minutos después, casi sin tiempo para analizar la gran jugada del primer gol, llegó el segundo que dejaría sellada la primera parte. Babacar estaba haciendo muy buenos movimientos, bajando varios balones y combinando bien. Suyo fue el gol. Recibió en el área y gracias a una de sus cualidades, el físico, supo aguantar el balón de espaldas para girarse y disparar un preciso disparo. Sin duda el senegales completaba uno de los mejores partidos que se le habían visto con la Fiorentina. El Sassuolo necesitaba llegar al descanso y recomponerse.

La segunda parte pareció casi de tramite. Se vio el gol de Berardi tras un buen centro de Magnarelli ante el asombro de la defensa, que curiosamente estaba mal colocada. También llegó antes el tercero y definitivo gol de la Fiore, de nuevo, a cargo de Babacar. Un córner mal despejado fue suficiente para volver a dejar en posición franca al delantero senegales que con un toque sutil bajaba el balón y marcaba totalmente sólo.

Esta Fiorentina puede presumir de jugar igual de bien sin varios de sus hombres fuertes como Rossi, Gomez, Borja Valero y Joaquín. Es de agradecer que el equipo viola este arriba y quien sabe si lo veremos en Champions League la temporada que viene. Bien por ellos y sobretodo por el buen fútbol.

Mejor jugador: Babacar

Brillando en la sombra: Salah y Pizarro.

Peor jugador: Acerbi.


Mejores jugadas