Euro Sub 21 Polonia 2017

01 enero 2015

Szczęsny condena al Arsenal

El Southampton gana 2-0 al Arsenal


Es curioso como un sólo jugador puede acabar con toda esperanza del equipo. Eso mismo ha pasado hoy en St. Mary's Stadium con el guardameta polaco del Arsenal, Szczęsny.

Bien es cierto que los primeros minutos fueron buenos por parte de los visitantes con unas buenas arrancadas de Gibbs en el lateral izquierdo, buenas incursiones de Cazorla por el medio y alguna carrera de Chamberlain. Pero todo se quedo en un espejismo porque pronto se vería la realidad.

La realidad fue que el Arsenal salía con muchas bajas. Para empezar el doble pivote lo formaban Chambers y Coquelin. Ni uno ni otro estuvieron bien. Hay que destacar que Chambers es defensa central y Coquelin ha sido recuperado por la plaga de lesiones que sufre el equipo.

La línea de 3 medias puntas era algo más reconocible con Cazorla de enganche, que ya suele ser habitual, Chamberlain por la parte derecha y Rosicky como gran novedad en la parte izquierda. Arriba quedaba, totalmente sólo, Alexis Sánchez.

Alexis se pierde de delantero centro


El chileno fue una calamidad. Alexis tuvo que bajar hacía medio campo e incluso hacía zona de defensa para poder tocar balón. Un signo significativo de lo mal que estaba el equipo. Totalmente incomodo, sin creación del doble pivote y con Cazorla peleando junto a Alexis por sacar el balón jugado. No funcionó.

La defensa no acompañó y buena prueba de ello fue el gol de Mane. Un balón largo hacía Mane, fue suficiente para que Koscielny no pudiera aguantar la carrera y después su compañero Szczęsny saliera de la portería sin fortuna. Escorado en la parte derecha, Mane hizo uno de esos goles casi imposibles, sin angulo. Precioso gol que daba la primera parte al Southampton de Ronald Koeman.

En la segunda parte la cosa no cambió nada. El Arsenal seguía intentando encontrar el hueco, la formula para desatascar la férrea defensa rival, pero ni había manera.

Un muro llamado Wanyama


Wanyama era una autentica pesadilla para todo aquel que se atreviera a pasar por medio campo. En los primeros 45 minutos lo sufrió Cazorla con un marcaje al hombre y ya en la 2 parte siguió dando un autentico recital de recuperaciones y buena colocación. Sin duda, uno de los mejores del Southampton.

El segundo gol y definitivo que cerraba el marcador por 2-0, fue para Tadic tras otra desafortunada acción de Szczęsny. Entre la defensa y el portero, la casa por barrer. Mal despeje y ahí estaba Tadic, en el segundo palo, para rematar a placer.

Sin Giroud, sin Welbeck, sin Flamini, sin Arteta, sin Ozil, sin muchos que son demasiado importantes, este Arsenal naufraga. No encuentra el plan b y la defensa, que teóricamente es la titular, no esta nada fina. La pareja Mertesacker - Koscielny estuvieron bastante lentos e imprecisos y sólo Gibbs puso algo en el partido con sus buenas subidas. Debuchy tuvo la mala fortuna de no despejar cuando se requería en el segundo gol del Southampton.

La vuelta de Walcott no es suficiente


La vuelta de Walcott no es suficiente. Entro en la segunda parte, concretamente en el minuto 50, pero poco pudo hacer. Wenger decidió jugar con dos puntas al quitar a Chambers pero sólo hizo que descompensar el pobre medio campo que apenas se sostenía con Coquelin y un Rosicky que ni ayudaba en ataque ni en defensa. Muy gris.

Gardos - Fonte, una pareja a tener en cuenta


Destacar la buena labor del defensa rumano Gardos junto a Fonte. Estuvo más que correcto y se atrevió a sacar el balón bien jugado desde atrás. Cosa que no impera en el fútbol de los defensas centrales. Además, Bertrand estuvo bastante acertado subiendo por su banda. Muy bien el lateral.

Mejor jugador: Wanyama.

Brillando en la sombra: Bertrand, Tadic y Gardos.

Peor jugador:  Szczęsny y toda la defensa del Arsenal.


Mejores jugadas