Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

15 enero 2015

Irán hace los deberes

Irán gano sin mucho brillo a Catar por 0-1 con un solitario gol de Azmoun





Partido clave para ambos que se saldó con una victoria por la mínima de Irán. Los de Queiroz necesitaban ganar para sellar la clasificación tras ganar en su primera jornada a Bahrein. Por otra parte, Catar no le quedaba otra que ganar para tener una última posibilidad de clasificarse ya que llegaba tras perder ante Emiratos Arabes.

De entrada hay que destacar que Catar no renunció al ataque pero su esquema algo llamativo. Salió con un 4-1-4-1 con Tresor y Hassan subiendo su banda y dejando que Ismael y Al Haydos se internaran para hacer superioridad por dentro. No funcionó. Los primeros 45 minutos fueron una autentica sopa y apenas se vio buenas ocasiones.

En Irán se vio un esquema mucho más ofensivo con un 4-2-3-1 donde Nekouman (viejo conocido de la liga española, yo le recuerdo del Osasuna) y Teymourian hacían el clásico doble pivote y por delante de ellos una línea de tres con Shojaei centrado y Dejagah y Hajsafi en las bandas. Arriba, en punta, Serdan Azmoun.


La lesión de Ismael dio al traste el poder ofensivo de Catar


Catar no acababa de funcionar y sólo las acciones de Ismael que se movía por todo el frente del ataque intentando combinar, era la esperanza a la que su selección se agarraba con fuerza. La mala fortuna hizo que justamente uno de los mejores se lesionará. 

La lesión fue un jarro de agua fría ya que poco antes había marcado Azmoun el gol que eliminaba a Catar de la Copa Asia 2015.

 Azmoun se disfrazó de Zidane


No estaba siendo muy claro el ataque de Irán. Algún disparo peligroso como el que tuvo Dejagah, alguna internada de Hajsafi y más de una subida del lateral derecho de Ghafouri, era lo que se había visto. Pero en el minuto 52 llegaba una obra de arte. Recuperación en medio campo, rápidamente balón abierto a la banda y centro de Dejagah para que a la media vuelta Azmoun se librará de Mukhtar y marcará uno de los golazos del torneo. El gol que firmaría el mismo Zinedine Zidane.

Teymourian mantuvo el muro


El doble pivote que puso Queiroz invitaba a conservar y salir con rapidez con los espacios que pudieran dejar Catar. Nekouman y sobretodo Teymourian se encargaron de cortar todo balón que se acercaba al área de Haghighi.

Tengo que destacar a Teymourian. El 14 de irán estuvo muy bien, corto varios balones y recuperó otros tantos. 

Tresor fue el único rayo de luz


El lateral derecho de Catar, Tresor, fue de lo más destacado y eso que su selección hizo un partido bastante gris. Las subidas de Tresor fueron una constante y más de una vez colocó centros al corazón del área pero sin efectividad. 

Muntari estaba demasiado sólo y cuando entró Abdullah, fue ya demasiado a la desesperada y tampoco funcionó.

Dejagah tira de Irán


La línea de tres medias puntas de Irán compuesta por Hajsafi, Shojaei y Dejagah, fue lo mejor que se pudo ver en todo el partido. Entre los tres formaban las jugadas de peligro.

Destacar a Dejagah, que fue el mejor a parte de Azmoun con su golazo. El interior estuvo muy activo, combinó muy bien y dejó varios detalles técnicos muy buenos. Irán le necesita para seguir adelante.


Mejor jugador: Dejagah y Azmoun.

Brillando en la sombra: Tresor y Teymourian.

Peor jugador: Mukhtar.



Mejores jugadas