Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

20 octubre 2014

Esta vez fue el Colonia



El Borussia de Dortmund fue de nuevo la nota negativa de los grandes equipos en la Bundesliga. Los de Jurgen Kloop siguen con su mala inercia y no levantan cabeza. Sinceramente cuando vi que el rival era el recién ascendido Colonia, creí que sería un bálsamo para empezar a escalar posiciones pero nada de eso. El resultado de 2-1 hace más que justicia al pobre juego mostrado en gran parte del partido. Bien es cierto que el Dortmund a la desesperada y faltando ya 15 minutos se volcó en busca del ansiado triunfo pero es insuficiente para calificar el partido como bueno.

Muy bueno se podría decir del Colonia que pese a no tener la posesión del partido y ni mucho menos tener mucha presencia en ataque, supo aprovechar los regalos que una y otra vez deban los medios del Dortmund.

Por el medio



Si de algo pecó el Dortmund a la hora de iniciar su juego es de no saber sacar el balón. Si realmente tu idea es dominar tocando en corto e ir avanzando para crear un ataque al primer toque, tienes que tener un buen medio centro que organice y sepa sacar buenos saques tanto en corto como en largo. Ese puesto esta claro que es para Gündogan. El internacional alemán volvía tras un año largo de lesiones pero su vuelta no fue ni mucho menos una ayuda para su equipo.

Tal vez sea uno de los mejores jugadores del Dortmund y uno de los mejores en la Bundesliga en su posición pero ante el Colonia fue calamitoso verlo jugar. No estaba bien posicionado, sus pases en corto fueron la mayoría erróneos dando más de un susto a sus compañeros y encima su físico no le ayudaba a estar ágil cuando se le requería.

su pareja de baile, Kehl no fue mucho mejor y se veia desbordado al tener que hacer su propio trabajo y el de su homologo en el centro del campo.

Si al problema de los dos medios le sumas que Hummels sigue bastante fuera de ritmo, la cosa se ponía muy clara para el Colonia. La idea estaba clara para los locales, ataquemos por el centro.

Lo poco salvable


De lo poco que se puede salvar del Dortmund fue ver un nuevo gol de Ciro Inmobile, buenos movimientos del japonés Kagawa y destellos de calidad en la vuelta del genio Reus.

Llama la atención la elección de Inmobile antes que Ramos ya que si sabes que no vas a tener huecos es mucho mejor un delantero de batalla como lo es el colombiano. El internacional por Italia se vio bastante frustado al no poder despegar su gran arma, la velocidad.

Los japoneses están de moda



En cuanto al Colonia destacar el gran gol de Vogt que vio como tenía una autopista por el medio y sobretodo el golazo del delantero alemán Zoller tras un espectacular centro del japonés Osako.

El cambio de Halfar por Osako le vino a las mil maravillas ya que el japonés estuvo muy activo para entrar por banda derecha y colocar un preciso centro a la espalda de los centrales en dirección a su compañero Zoller. Weidenfeller hizo una salida horrible y el balón le llego mansamente a Zoller que sólo tenía que empujarla. 

Kagawa estuvo normalito y puede dar más pero su compatriota del Colonia, Osako, fue uno de los protagonistas del partido tras su buena asistencia. Los japoneses están de moda!

El Bayern a 13



Kloop reservó a Durm, Bender, Aubameyang, Ramos, Subotic e incluso a Ginter que se quedaron en el banquillo. Con ello pensaba que podría ganar al Colonia pero no fue así. Luego en la segunda parte entraron tanto Aubameyang, Subotic y Ramos pero el error estaba hecho.

Con la mala dinámica, las reservas que se permitió y encima con una nueva derrota, el Bayern de Munich ya esta a 13 puntos de distancia. Una diferencia bastante abrumadora para ver como en las últimas temporadas era una lucha entre ambos por ser campeón de Alemania.

Algo esta cambiando en Dortmund y mientras tanto toca turno para la Champions League, ¿que pasará?