Euro Sub 21 Polonia 2017

11 junio 2014

Brasil ante la presión local


La selección brasileña juega en su país el Mundial 2014. Esto puede ser una gran ventaja o una presión añadida a la hora de tener que ganar casi obligado. Es cierto que sus jugadores estarán arropados por su afición pero ¿hasta que punto puede ser beneficioso?

Luis Felipe Scolari ha dado una lista donde varios de los grandes mitos de Brasil se han caído como por ejemplo Ronaldinho. Bien es cierto que siguen siendo convocados otros que parecían ya destinados para otros trotes.

La portería como gran duda


Aunque para el seleccionador, el portero es Julio César, bien es cierto que para la gran mayoría lo ven un error descomunal. Recordemos que el ex portero del Inter de Milán y QPR esta en la recta final de su carrera futbolistica pasando sus últimos partidos como profesional en la MLS de Estados Unidos, concretamente en el Toronto.

Ante la clara decadencia de sus atributos, su edad, su bagaje en las últimas temporadas y el hecho de fichar por el Toronto en una clara idea de sus intenciones, ¿es acertada su convocatoria?

Diego Alves parecía ser el sucesor del Julio César pero ante el asombro de todos, el guardameta del Valencia CF, se quedará viendo el Mundial por la televisión.

Una defensa para tener muy en cuenta


Brasil siempre ha tenido un potencial tremendo en ataque pero nunca ha podido presumir de tener una defensa a la misma altura. Esta vez se podría decir que la defensa de Brasil esta casi al mismo nivel que su delantera.

Nombres ya consagrados y en pleno auge pese a no citar a Miranda y Felipe Luis, es lo que presenta en defensa, la selección brasileña en este Mundial. 

Thiago Silva es el claro ejemplo del progresión que ha experimentado Brasil en su retaguardia. Un defensa central moderno con cualidades que recuerdan a un centrocampista todoterreno gracias a su facilidad para ganar balones aéreos, salir con el balón bien jugado en corto y sobretodo a leer bien el juego de su equipo en todo momento. No podemos olvidar su gran peligro en las jugadas a balón parado.

Caso parecido a Thiago es el de David Luiz que curiosamente compartirán vestuario en la próxima temporada que disputará el PSG en la Ligue 1 tras su reciente incorporación. Un central que comparte las habilidades de su compatriota y que le suma su gran calidad para lanzar faltas directas y su polivalencia para actuar en el centro del campo.

En los laterales puede que no sea tan fuerte como en el centro de la zaga ya que esta Maxwell que sigue siendo correcto pero ha perdido facultades por su edad. Pese a ello, esta Marcelo que presumiblemente será el titular en el lateral izquierdo. Un seguro de vida tanto defensivamente como ofensivamente como ha demostrado a lo largo de los años en el Real Madrid.

Por último tenemos a Maicon que ha hecho una fenomenal temporada en la Roma de Rudy García, reviviendo sus mejores años en el Inter de Milán. Un premio que le llega en lo que puede ser su último Mundial. Será un suplente de lujo de Dani Alves.

Henrique y Dante completan la lista de defensas. Ambos se presuponen como teóricos suplentes.

Centro de campo trabajador


Si algo identifica a Scolari en sus esquemas es su obsesión por reforzar al equipo formando un buen centro del campo ya sea con un doble pivote o con un trivote. Paulinho, Fernandinho y Gustavo son tres hombres de su confianza para hacer el trabajo sucio. Tres jugadores que estarán sacrificados para frenar cualquier acometida de los rivales.

Además de los tres jugadores teóricamente defensivos, también están hombres con mucha clase técnica que aportan sobretodo polivalencia como Ramires y Óscar. Los dos del Chelsea pueden jugar de volantes o por el centro como medias puntas e incluso de medios centros. Tal vez Oscar sea el que menos le sirva para moverlo de la media punta por su poco trabajo defensivo pero Ramires no sería de extrañar verlo tanto por medio como entrando por banda ya que en el Chelsea lo suele hacer con buen rendimiento.

Hernanes y William pondrán la verticalidad suficiente cuando se les necesite. Dos hombres habituados a jugar por banda y que aprovechan muy bien su gran habilidad para adentrarse con diagonales y crear superioridad. Todo indica que serán suplentes pero eso si, suplentes de lujo.

El ataque sigue siendo el gran peligro




Como decía al principio, si algo tiene Brasil es poderío ofensivo y ahí es donde cobran importancia los delanteros. Neymar, Hulk y Fred serán los tres delanteros titulares en ataque formando un tridente ofensivo demoledor.

Neymar entrará por la izquierda, Hulk estará escorado a la derecha y por último Fred será el punta. Esto fue probado en la Copa Confederaciones que al final acabaron ganando. La marcas no son fijas y no será nada raro ver intercambiarse la posición a Neymar y a Hulk.

Por si algo sale mal siempre se podrá contar con Bernard y Jo que esperaran su oportunidad desde el banquillo.