Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

30 mayo 2014

Jordi Gómez, un gladiador para Poyet



Jordi Gómez volverá a volar en lo más alto del fútbol ingles la próxima temporada gracias al acuerdo que ha llegado con el Sunderland de Gustavo Poyet.

El media punta español que había estado cinco años en el Wigan Athletic, deja los "latics" tras finalizar su contrato y llega libre al Sunderland. Un modesto equipo que la temporada pasada logró salvarse gracias a sus buenos resultados antes los grandes equipos que ocupaban los puestos más altos de la clasificación.

Jordi fue uno de los primeros en sumarse al Wigan ganador de Roberto Martínez. El entrenador español que actualmente esta en entrenando al Everton, contó con el español para hacer un proyecto ganador que les llevaría a ascender y mantenerse varias temporadas en la Premier League.

El Wigan bajó de categoría hace dos temporadas y con ello se fueron varios jugadores además de Roberto Martinez. El caso de Jordi Gómez no fue el mismo que la mayoría de sus compañeros y decidió quedarse para jugar en la segunda división inglesa.

Esta pasada temporada el Wigan luchaba por volver a ascender pero no ha sido así y el gran icono, uno de los últimos que quedaban de la era dorada de Roberto Martinez, ha decidido cambiar de aires.

Un medio centro con alma de delantero


Aunque muchos lo catalogan como un buen medio centro ofensivo, la gran realidad es que Jordi Gómez puede jugar de media punta siendo el enganche con el punta referente del equipo. En el Wigan lo hace normalmente además de bajar hacia el medio campo para construir la jugada ofensiva. 

Es bastante polivalente porque no es raro que caiga alguna de las dos bandas o que incluso se incruste entre los medios centros para aparecer por sorpresa desde la segunda línea y así sorprender a los zagueros.

Una de sus características es su buen manejo de balón, su habilidad para pegarle con ambos pies y por supuesto el gran peligro que conlleva cuando efectúa sus peligrosos centros de falta. Sus disparos suelen ser a colocar y lo normal es verlo entrar desde atrás cuando hay un centro lateral.

Muchos de los goles que ha conseguido ha sido de disparo directo gracias a su gran golpeo en las faltas directas o por su habilidad para aparecer por sorpresa.

Un organizador con mucho trabajo


Si algo tiene Gómez es que lo puedes poner de media punta y además de ayudar a crear juego también trabajará como el que más para desatascar cuando no haya ideas en el centro del campo. 

Un media punta organizador con todo lo que conlleva es Jordi Gómez, el nuevo gladiador de Gustavo Poyet.

El Sunderland firma a un jugador libre de contrato y con ello se lleva a uno de los grandes en las últimas temporadas del Wigan.