Euro Sub 21 Polonia 2017

07 abril 2014

Galatasaray - Fenerbahce: Puro fútbol

Con un ambiente infernal se presentaba el Galatasaray - Fenerbahce de ayer domingo. El fútbol en Turquía nunca falla y ante un duelo de tal magnitud no iba a ser menos. Ya con el primer gol se empezaron a encender bengalas y ahí no acabo la cosa. Hubo mucha rivalidad, es decir, hubo mucho fútbol. Al fin y al cabo es de lo que se trata.


Una parte para cada uno


La primera parte del partido fue claramente para el equipo local, el Galatasaray que dirige Roberto Mancini. El ex técnico del Manchester City estuvo bastante acertado con su idea de presionar muy arriba, salir con toques cortos y dejarle a Sneijder que fuera el que diera el último pase.

Así pues llego el primer gol a cargo de Sneijder. Una juega bien trenzada entre el holandés y el brasileño Felipe Melo dio como resultado un importante gol. Estaba siendo superior y el gol lo reafirmaba.

El balón no podía salir jugado con pausa desde la defensa y el medio campo no conectaba. Había un cortocircuito en el Fenerbahce y el Galatasaray se aprovechaba. Felipe Melo organizaba mientras Yilmaz y Sneijder se movian por todo el frente del ataque. Drogba no se tuvo que esforzar en carrera ya que todos los balones venían al pie o por consecuentes centros desde los laterales.

Aunque no era la idea inicial, los dos laterales solían subir de vez en cuando, sobretodo Eboue. El marfileño se daba el lujo de subir la banda alguna que otra vez hasta que finalmente tuvo que ser substituido en la segunda parte por el gran desgaste que hizo.

Un esquema muy parecido entre ambos equipos. Los dos equipos usaron el 4-3-3 donde los laterales son profundos y los tres de arriba se van repartiendo la posición.

La segunda parte fue más para el Fenerbahce que tras ir perdiendo y encima perder por expulsión a Emre necesitaban dar un vuelco al marcador. Sin Emre, el Fenerbahce se reinventó y puso a Topal en el medio izquierdo dejando a Kuyt por la derecha y Emenike en punta. Justo por detrás de ellos estaba Meireles más retrasado conectando con los defensas centrales y Sow haciendo de enganche cubriendo el hueco que había entre el ataque y el medio campo.

La táctica era algo pobre y no dio resultado. Balones en largo para Emenike a cargo de Meireles y algún que otro centro desde la izquierda de Topal. Kuyt desaparecido en combate y Sow bastante gris. Los cambios llegaron muy tarde. Entró Webo y Topuz pero apenas pudieron hacer nada con los escasos 15 minutos que quedaban.

Muchas amarillas y dos rojas


El partido era bronco y se demostró con dos tarjetas rojas (doble amarilla), una para Melo y otra para Emre, además de bastantes tarjetas amarillas. La verdad que más de uno se pasó de frenada y aunque el partido lo requería el arbitro estuvo más que correcto.

El mejor


Sin duda el mejor fue Felipe Melo. El brasileño recuperó varios balones, distribuyó el juego y además fabricó el primer y único tanto del partido que marcó Sneijder.  La nota negativa fue su expulsión por doble amarilla.

Trabajo en la sombra


Tal vez el mejor del partido fuera Felipe Melo por su gran aportación en todas las facetas del juego pero hay que destacar el gran trabajo que hizo Inan. Sin duda hizo el trabajo sucio que normalmente pasa desapercibido para cualquier espectador.

No hizo ningún pase de gol, no marcó ni tampoco se prodigó en ataque pero barrió toda la zona del medio campo impidiendo que el Fenerbahce se hiciera fuerte. Además su trabajo hizo que Felipe Melo tuviera la suficiente libertad para crear juego y sumarse al ataque.

Inan es uno de esos jugadores que trabajan para el equipo. Aunque sea desde el plano oculto, es una pieza muy importante en cualquier club. Gran tarea del medio turco.