Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

07 abril 2014

Crystal Palace: El gusto por el juego directo


Si alguien tiene la culpa de que el Crystal Palace tenga un buen gusto a la hora de atacar, ese es sin duda, Tony Pulis. Él se ha empeñado en que su humilde equipo, en su vuelta a la Premier League, juegue sin complejos, conociendo sus debilidades y ocultando sus defectos con un toque en corto y preciso sumándole rápidas contras con sus tres hombres de arriba.

El tridente mágico

En un 4-3-3 o a veces en un 4-5-1 pero lo que esta claro que el tridente mágico que suele dar muchos puntos al Crystal Palace es el compuesto por Jedinak en el medio centro, Puncheon en el interior derecho y Thomas Ince en el interior izquierdo.

Los tres jugadores se complementan a la mil maravillas porque cada uno pone una cualidad diferente que unidas les hace más fuertes. Por una parte esta la tarea defensiva, de desgaste que ofrece el australiano Jedinak. Es el pulmón en el medio centro y es el encargado de parar a los contrarios a base de buena colocación y buenas entradas. Es el jugador que da equilibrio a la defensa con sus continuas aportaciones. 

Thomas Ince es el último atacante que ha llegado al Crystal Palace y es la viva imagen de la calidad técnica que puede ofrecer el equipo. Por él pasan todos los balones a balón parado. Ya sea en falta, corner o cualquier centro lateral que no habrá ninguna duda en que Ince será el encargado de sacar a relucir su pie izquierdo.

Por último esta Puncheon. Un delantero que parte desde la banda derecha y que no le importa hacer pareja con el delantero de turno e incluso adentrarse hacía el centro para jugar de enganche. Es un jugador muy hábil que normalmente sale ganando por su buena anticipación y colocación a la hora de esperar cualquier balón de sus compañeros. Un especialista en dar guerra por banda para crear fuertes contraataques y posteriores centros al corazón del área.

La delantera esta cubierta


Tal vez no sea del todo fiable pero Chamakh es una de las perlas que tiene el Crystal Palace para su ataque. Sólo lleva 5 goles pero su aportación ofensiva es garantía de sacrificio. Normalmente no es el delantero referencia y suele jugar de enganche o como segundo delantero para bajar a recibir y crear la jugada ofensiva de su equipo.

En el Arsenal no ha podido triunfar y busca reinventarse en el Crystal Palace. De momento su nivel no es excelente pero le vale para destacar en la segunda linea de ataque.

Si Chamakh no esta acertado, el equipo tampoco se resiente porque en punta esta un autentico oportunista del gol y un guerrero muy acorde con el estilo del Crystal Palace. Se trata de Cameron, un delantero fuerte físicamente y con buena colocación aunque muchas veces le pillen en fuera de juego. Los corners es una buena oportunidad para él gracias a su gran altura y envergadura.

Aceleración y velocidad


Si buscamos velocidad y aceleración en el Crystal Palace hay que hablar de Bolasie. Es el típico extremo que destaca por su velocidad, sus buenos arranques y sobretodo su ímpetu. Suele actuar por la banda izquierda pero no es de extrañar verlo intercambiar su posición con el extremo derecho. 

Aunque es un gran especialista en subir la banda, le hace falta mejorar sus disparos a puerta y sobretodo sus decisiones porque muchas veces peca de individual.