Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

01 abril 2014

Betis 1-2 Málaga: Un quiero y no puedo

Aguantar hasta el minuto 82 con una ventaja a favor de1-0, en tu campo y ante un rival directo era demasiado bonito para un Betis que parece que le haya mirado un tuerto esta temporada.

Un partido clave en la temporada, con la salvación aun posible, era el encuentro que se disputaba en el Benito Villamarin entre el Betis y el Málaga. El equipo de Schuster estaba rozando la zona peligrosa y el Betis venía de ganar al Levante con firmes esperanzas de que aun se puede lograr la salvación. No fue así pese a que con el gol de Lolo Reyes le valía para llegar casi al final del partido.

Lolo Reyes: Garra, entrega y gol.


Si algo tiene Lolo Reyes es que desde que ha llegado Calderón es un fijo en el esquema titular por delante incluso de Verdú. El medio centro es la viva imagen del sacrificio, la garra y de vez en cuando deja algun que otro regalo en forma de gol como el que se ha visto ante el Málaga. Un buen recorte, colocación perfecta y disparo excelente que se cuela ante la pasividad de Willy Caballero.

Si perdonas acabas pagando


El jugar bien y marcar no te basta si no cierras el partido. Eso mismo le ha pasado al Betis que sólo con el gol de Lolo Reyes no fue suficiente. Perdonó en varias ocasiones claras que tuvieron Rúben Castro, N'Diaye y Leo Baptistao.

El Málaga no se rindió y con la entrada de Juanmi cambió todo. Un gran arrancada por banda derecha de Amrabat, daba al traste todo el esfuerzo del Betis, que daba un centro perfecto al corazón del area para que rematará el canterano del Málaga.

De nuevo, Juanmi, avisó con una gran jugada en la misma línea de corner que tras previamente bajar un balón largo se marcho hasta el fondo, recorto y le dio un pase perfecto a Santa Cruz que este no pudo convertir en gol.

Sólo unos minutos más tarde y de nuevo otra arrancada de Amrabat, servía para dar un pase atrás donde se incorporaba libre de marca Darder para sentenciar el encuentro y certificar la remontada.

El penalti es la viva imagen de la mala suerte


En el descuento el arbitro pitó penalti tras un agarrón de Camacho a N'Diaye. La ocasión era perfecta para al menos no irse de vacío pero la mala suerte se ha cebado con el equipo verdiblanco y buena prueba de ello es el penalti lanzado por Rúben Castro. El balón se estrello en el larguero y el Betis que se rinde ante la evidencia.