Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

11 marzo 2014

Vuelve la Champions League: Atlético de Madrid - Milán


Esta noche tendremos un nuevo asalto por pasar a cuartos de final de la Champions League 2013-14. Será en el Vicente Calderón donde se podrá ver el partido de vuelta entre el Atlético de Madrid y el Milán. Será en directo y en abierto por la 1 de televisión española a las 20:45 de la noche.

Personalmente no vi el partido de ida, más allá del correspondiente resumen con el único tanto a cargo de Diego Costa, así pues me suscita intriga por parte del equipo italiano tras ver el último partido de estos en la Serie A. Este sábado estuve viendo el partido que enfrentaba al Udinese frente al Milán en una nueva jornada italiana y la verdad que, pese al cambio de entrenador, sigue sin verse un buen rendimiento del equipo "rossonero". El Udinese hizo lo de siempre, esperar y aprovechar cualquier contra, y eso le bastó para llevarse el partido por 1-0 con gol de Antonio Di Natale.

Hay que matizar que en el Milán no jugaron teóricos titulares como Kaká, Balotelli, Ramí, Taarabt, Nigel de Jong, Abate y Essien. El Milán que jugó ante el Udinese no hizo realmente nada especial y pese a que no estaban todos los habituales, seguramente no se vaya mucho de lo que pueda presentar esta noche frente al Atlético de Madrid. El técnico holandés, Seedorf, esta empeñado en seguir el esquema 4-3-3 donde se hace fuerte el centro del campo, hay libertad para que los laterales suban y además se centra todo el poder ofensivo en la figura del media punta, Honda.

Abbiati en la portería, defensa de cuatro con De Sciglio en la derecha, Zapata y Mexés en el centro y Emmanuelson en la izquierda. Centro del campo para Muntari y Montolivo con Honda por delante de ellos. En los volantes Robinho y Birsa para dejar en punta a Pazzini. Así jugó el Milán ante el Udinese. En la segunda parte ya entró Taarabt, Essien y Balotelli.

El mayor peligro que debe neutralizar el Atlético de Madrid es la capacidad de organizar que tiene Montolivo y sobretodo las subidas de los dos laterales, en especial el lateral derecho De Sciglio que ya hizo un partido muy bueno pese a la derrota de su equipo. El joven lateral italiano centros varias veces desde la línea de fondo y aunque Pazzini no llegó a casi ninguna, fue un dolor de cabeza durante toda la primera parte.

El punto débil del Milán sigue siendo la defensa. Ante el Udinese se vio una clara confusión entre los dos centrales. Mexés y Zapata no se entendían y estuvieron dejando huecos durante todo el partido. Son demasiado despistados en la colocación y Diego Costa lo puede aprovechar.

Para finalizar os dejo el resumen del partido para que veais el pobre juego que esta dando el Milán durante toda la temporada. Si os fijáis, veréis que el mayor peligro siempre viene de la mano de De Sciglio en la banda derecha. Montolivo, Muntari, Honda y Robinho no aparecieron para nada. Otra cosa fue Pazzini que pese a luchar mucho era solamente una isla rodeado de defensas rivales.