Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

08 marzo 2014

Japón, la gran tapada

Ya queda poco para que de comienzo el mundial en Brasil y una de las muchas selecciones que jugará en el país sudamericano será la selección japonesa que dirige el técnico italiano Alberto Zaccheroni. A más de uno esta selección no le da ninguna posibilidad pero, pese a que no ganará el mundial, creo que puede ser una de las grandes tapadas para al menos llegar lejos.

Tiene un entrenador, Zaccheroni, que tiene un método de trabajo y filosofía muy europeo, lógicamente al ser italiano de ahí viene la cosa. Algo que seguro le va a beneficiar para pelear por estar entre los mejores pasando a octavos o incluso a cuartos de final. Aparte de sus métodos de fútbol europeo donde prima una buena presión y jugar el balón con rapidez a la vez que con mucha inteligencia, se le suma un buen ramillete de buenos jugadores que juegan en grandes equipos de las principales ligas de Europa.


Nagatomo



Tal vez sea el mejor defensa que tiene a día de hoy la selección japonesa. Tiene una amplia experiencia tras su larga trayectoria en el Inter de Milán. Inicialmente empezó siendo un buen lateral derecho con mucha velocidad y gran habilidad para sumarse al ataque pero tras el paso del tiempo ha ido evolucionando para adaptar sus grandes cualidades en diferentes posiciones.

Actualmente se le ha visto jugar en la posición de lateral izquierdo e incluso de extremo izquierdo. No le ha ido nada mal y de hecho su actual entrenador, Mazarri, le ve como un claro extremo polivalente y a la vez con mucho sacrificio defensivo por su pasado como lateral.

Esta claro, a pesar de jugar en posiciones de extremo, que es un claro lateral derecho pero se le puede aprovechar en varias posiciones de banda siempre que se le necesite.

Tal vez en el mundial tenga que jugar algo más retrasado de lo que viene siendo habitual en el Inter de Milán y lo más seguro es que lo veamos ocupar el lateral izquierdo para tener a Sakai en la derecha.


Sakai


Otra de las perlas del fútbol japones es Sakai. Un joven lateral derecho que actualmente juega en el Sttutgart de la liga alemana. Pese a su prematura edad, es normalmente habitual verlo en el once del equipo alemán y tal vez sea titular en la selección nacional si Zaccheroni considera que Nagatomo debe jugar por la izquierda.

No tiene tanto talento ofensivo como Nagatomo pero si tiene mucha velocidad y una gran concentración que le sirve para ser siempre muy efectivo a la hora de defender además de anticiparse al contrario.


Kagawa


Tal vez sea el Özil de Japón pero su irregular temporada en el Manchester United no deja muy confiados a los expertos futboleros. Sin duda, la selección japonesa, depende totalmente de él para que el juego fluya con total cordura. Tras brillar en el Borussia de Dortmund se fue al Manchester United donde no ha acabado de encontrar su sitio en el once inicial. Algo que seguramente no le pasará en la selección ya que es un lujo que Zaccheroni no se puede permitir.

La gran duda será ver en que posición acaba jugando ya que en la media punta se presupone que debe jugar Honda. Lo normal sería dar entrada a los dos y la mejor opción sería poner a Kawaga en el medio centro con Honda justo por delante de él.


Honda


El mayor talento que se ha podido ver en los últimos años en la liga rusa es Honda. Sin duda ha sido la gran estrella del CSKA de Moscú y se hacía raro que no diera el salto a un grande de Europa. Al fin, el Milán se hizo con sus servicios este pasado mes de enero y aunque de momento esta en proceso de adaptación, ya es clave en el esquema de Seedorf.

Pese a que muchos lo ven como un 9, Honda se desempeña mejor siendo un media punta, enganche o segundo delantero. Su mejor arma es llegar desde segunda línea. Ya sea para marcar o asistir, su rol ideal es justo por detrás del delantero referencia.

Será titular seguro en Japón y si esta en racha, podemos ver grandes sorpresas.


Mike Havenaar


Es atípico pero la selección de Japón tendrá un toque holandés en su punta de lanza. Hablo de Mike Havenaar, el delantero centro del Vitesse de la Eredivisie.

Este delantero holandés nacionalizado para la causa es el típico delantero alto, espigado y con gran poderío aéreo. Además de sus cualidades por arriba también destaca por ser un buen delantero posicional que se defiende bastante bien con su toque en corto. De momento lleva 8 goles en 24 partidos con el Vitesse en la Eredivisie además de sumar 7 asistencias. Unos datos bastantes buenos para jugar en unos de los equipos del segundo escalón en Holanda.