Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

04 febrero 2014

El buen trabajo del Leverkusen

El otro día estuve viendo un poco de liga alemana, concretamente el partido entre el Bayer de Leverkusen y el Stuttgart. Habían varios donde elegir pero descartando al Bayern de Munich, el cual ya aburre de tanta superioridad, me decante por el otro equipo de moda con permiso del Dortmund.
Como no pude verlo en directo, me lo baje para verlo tranquilo como viene viendo habitual tras llegar del trabajo por la noche. No me defraudo el encuentro en general. Muy táctico pero atractivo, de menos a mas, con un Stuttgart intentando salir con alguna que otra jugada enlazada y con algo de suerte en el gol. Pese a que es un disparo perfecto desde la frontal, la primera intención de pegarle le salio mal, aun así golazo para Leitner. Este jugador no lo había visto jugar pero hizo el gol y poco mas. Gran golpeo de balón, dándole un buen efecto con el exterior de la bota.
El Stuttgart por delante pero con mucho partido. Eso mismo pensé cuando vi el primer gol del partido. Estaba claro que no iba a poder aguantar y así fue. El Leverkusen es un equipo bien plantado en el terreno de juego, pocas veces se ve superado por una mala colocación y eso le hace sumar muchos puntos a la hora de poder llevarse el partido. Rigorosa táctica y a tocar con paciencia hasta que llegue la oportunidad, esa es la premisa clara que tiene el Leverkusen.
En la segunda parte todo fue mejor para los de Hippya. El ex jugador del Liverpool y ahora entrenador del Leverkusen ha encontrado en Spahic una prolongación de lo que era él cuando estaba aun en activo. Un buen central que tiene un gran marcaje, buena colocación y va bien cuando se tiene que anticipar. Puede que le falte algo de aceleración pero sin duda es el jefe de la zaga. De hecho, la mayoría de la veces, el encargado de sacar el balón desde la defensa era él. También posee un buen desplazamiento de balón en largo y lo pude comprobar durante todo el transcurso del partido.
Siguiendo por la defensa del Leverkusen, me encantó el lateral derecho Sam. Otro de los que no había visto jugar pero que en la segunda parte fue una autentica pesadilla para la defensa rival. Las subidas de Sam fueron mortales y sus centros eran constantes ocasiones claras para Kiebling. De hecho, el segundo gol del Leverkusen es un gran pase de él al segundo palo.
No me quiero olvidar del pedazo de delantero que tiene el Leverkusen. Stefan Kiebling es el típico delantero fuerte, que baja bien el balón y que encima tiene mucho gol. En el empate del Leverkusen se lleva el balón con una pizca de suerte tras un rebote con el defensa rival para luego batir plácidamente al portero. Durante todo el partido estuvo siendo el líder de la delantera bajando balones, aprovechándose de su físico y trazando buenas diagonales que mareaban a los defensas del Stuttgart. Creo recordar que en la revista "Futbolista Life" le hicieron un reportaje con el motivo de ser un buen delantero de cifras interesantes en cuanto a rendimiento general pero que pese a ello no iba convocado con la selección alemana. Muy curioso.
Para terminar y sin olvidarme que el partido quedó 2-1 a favor del Leverkusen, destacar la gran faena que hace Rolfes en el centro del campo. Es ese tipo de medios centros que no acapara los focos pero que hace el trabajo sucio de mantener el equilibrio del equipo y de taponar todos los balones que intenten llegar a su área.