Euro Sub 21 Polonia 2017

02 septiembre 2013

Valencia - Barcelona: Demasiadas facilidades para Messi

Messi es un gran jugador, con facilidades es Dios

El Valencia tiene un gran problema y no lo digo por llegar a perder por 0-3 en los primeros 30 minutos, ni tampoco por no conseguir ganar al Espanyol en Cornella - El Prat y ni mucho menos lo digo porque empezara ganando sin convencer al Málaga en Mestalla por 1-0, sino mas bien lo digo porque la pareja de Javi Fuego - Michel no funciona para lo que Djukic quiere del Valencia.
Sergio Canales llegó a decir, tras el partido ante el Barça, que el equipo le falta confianza para poder jugar lo que el técnico quiere. Vamos es lo mismo que decir que la salida de balón es nula con Michel y Javi Fuego. Eso no quiere decir que no sean buenos jugadores ya que son excelentes recuperando balones y dando equilibrio al equipo pero a la hora de parar el juego y hacer funcionar a los demás atacantes no acaban de estar acertados. 
Si al poco juego que dan Fuego y Michel le sumamos que Rami y Ricardo Costa no saben sacar el balón jugado pues no queda Banega y Parejo. El argentino esta con la labor de media punta, es decir, muy alejado para empezar el juego de construcción que debe poseer el medio creativo de turno. Luego esta Parejo que ha pasado de ser indiscutible en la medular a no tener protagonismo esta temporada con Djukic. Tal vez sea la hora de bajar a Banega hacia el medio campo y dar entrada a Parejo para tener mas posesión de balón y sobretodo hacerlo circular con cierto criterio sin tener perdidas, lo cual, costó dos goles tontos de Messi.

La conexión portuguesa es lo único positivo del esquema Djukic

A pesar de la pobre imagen de los dos medios centros se puede decir que el Valencia tiene una gran pegada con la conexión portuguesa entre Joao Pereira y Helder Postiga. Dos tantos del delantero portugués, uno de ellos a centro de Joao, hizo que el Valencia soñara con una remontada en la segunda parte pero el marcador no se movió y dejo bien claro que solo con chispazos no se puede ganar.
Tres tantos en tres partidos es el bagaje de Helder Postiga en el Valencia. La nota positiva del pobre comienzo que ha tenido el Valencia en esta temporada de la mano de Djukic que sigue empeñado en sus ideas de dar salida de balón desde atrás y mantener a Banega de enganche.
A la postre, 2-3 y mucho que mejorar en defensa y salida de balón desde la zona defensiva.