Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

02 septiembre 2013

Sevilla y Málaga, ambos con la defensa para mejorar

El duelo de los errores

Partidazo el que se vivió en el duelo andaluz donde Sevilla y Málaga firmaron un empate (2-2) en un encuentro marcado por los errores de ambos equipos y uno grave del arbitro.
Si os fijáis en el primer gol del Málaga, el cual viene precedido de una contra, la salida de balón de Duda es magistral. El veterano jugador hace lo que todo entrenador desea, es decir, se abre hueco esperando el desmarque de sus compañeros y alza la mirada para dar un pase exacto sin moverse de su posición hacia el compañero desmarcado, en este caso fue Morales que esperaba en la banda izquierda totalmente solo.
El error del Sevilla a la hora de recular es tremendo ya que solo tres jugadores intentaban frenar la contra y encima mal colocados ya que Morales recibía totalmente solo un pase excelente de Duda por la banda izquierda. Por si esto no fuera poco, el jugador tiene el suficiente tiempo para acercarse al área grande y disparar uno de sus tiros clásicos secos y colocados ajustado al palo donde nada puede hacer el portero rival. Es un doble error ya que además de no estar cubierto le dejan avanzar y disparar sin oposición aun sabiendo de su potencial desde la media distancia donde ya ha hecho otros goles de igual factura.
El segundo gol del partido, el primero del Sevilla, es una falta de concentración ya que Mbia tiene todo para centrar tras la facilidad que da la defensa del Málaga, en concreto Angeleri, para trazar una excelente pared y posterior centro con gol de cabeza obra de Gameiro.
Es muy curioso ver el segundo gol del Málaga ya que parece un calco del error que comete en el primer gol del Sevilla. El error de dejar recibir dentro del área y además dejar que el jugador en cuestión pueda girarse y dar el pase directo a la entrada de Roque Santa Cruz es una prueba mas de las facilidades que dan ambas defensas en el partido para poder combinar en zona roja.
El ultimo gol del partido, el empate del Sevilla, es el mayor error que puede cometer dos centrales. No se puede dejar botar el balón dentro del área aunque el delantero no llegue ya que el portero se confía y mientras tanto la unos por otros la casa se queda por barrer. Si os fijáis el segundo tanto que consigue Gameiro es fruto de la indecisión de Caballero y los dos centrales en ir a por el balón. Todos se quedan mirando el mas listo de la clase se lleva el premio.
Para acabar el error del arbitro anulando el gol del Sevilla es de libro. El cabezazo es limpio y luego Kevin Gameiro llega a dar al balón antes que entre en la portería pero el arbitro anula el gol por fuera de juego cuando había un jugador del Málaga en el otro lado de la jugada que deja en posición correcta al delantero francés.
Ambos equipos deben mejorar defensivamente y el empate es justo en el rendimiento que están ofreciendo en estos primeros compases de liga.