Euro Sub 21 Polonia 2017

20 junio 2013

Japón: El arte del ataque inesperado

Desde que empezó la Copa Confederaciones no había visto cosa igual, es decir, ver a un equipo pequeño comiéndose a un gigante como es Italia. Eso mismo pasó en la madrugada de ayer miércoles donde Japón arrolló por completo a una Italia asombrada y sin recurso alguno en toda la primera parte, otra cosa bien diferente fue la segunda.
El inicio fue un espectáculo para cualquier amante del buen fútbol. El encuentro que disputaron Japón e Italia son de esos partidos donde no esperas mucho del equipo modesto y ves impaciente que puede hacer una superior selección italiana, pero ni por asomo. Me encanto el planteamiento táctico que dispuso el seleccionador de Japón con una presión intensa en campo propio de la "azurra", un buen juego de toque con especial ímpetu en jugar directamente como si de España se tratara y además de todo eso también un gran desplegamiento técnico muy poco habitual de los equipos asiáticos.
Aunque de todos es conocido el potencial de Kagawa y Honda, estos volvieron a sacar el poderío que llevan dentro y le sumaron una marcha extra para hacer funcionar la maquinaria japonesa al 100%. El mareo de los italianos fue tal que sin presionar ni atacar, ya que estaban encerrados atrás, se cansaban de tal forma que a Prandelli no le quedó otra que dar entrada a Giovinco en el minuto 29 de partido.
Primero el gol de penalti, que fue muy riguroso, y después el tanto de Kagawa daban la victoria inesperada por 0-2 a los japones en la primera parte donde los italianos a penas tuvieron la posesión. La jugada que hace el atacante del Manchester United es digna de los mejores con un gran gesto tecnico al girar sobre si mismo y a la vez zafarse de los dos centrales para pegar de primeras al balón y lograr el tanto del partido ante un sorprendido Buffon que no creía lo que estaba pasando.
La segunda parte empezó movida con un claro bajón de juego de los japoneses tras el desgaste de la primera parte. Así pues llego los tres goles de la remontada con un penalti algo tonto por las manos del central ademas del gol de De Rossi a la salida de un corner con un cabezazo imparable y la sentencia de Giovinco al final del partido con previo gol de Okazaki tras otro gran cabezazo.
Partido de ida y vuelta que gano Italia por 4-3 pero que moralmente ganó Japón por el gran juego desplegado y sobretodo las ganas de ganar que pusieron desde principio al fin.
Los japoneses se van del torneo a la primera de cambio pero dejan un buen sabor de boca y un serio aviso a los de Prandelli de cara a los próximos partidos de la Copa Confederaciones.