Euro Sub 21 Polonia 2017

Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

18 enero 2013

Segundas partes, ¿son buenas?

Es curioso lo de abandonar un club y tras un tiempo volver al mismo. Pues eso mismo ha pasado con varios jugadores este mismo mercado invernal y la verdad que llama la atención volver a ver aquello de amor por la camiseta, a decir verdad, creía que eso ya estaba desfasado, es decir, fuera de lugar.

Valdo demuestra su amor por el Levante

El extremo de Cabo Verde ha vuelto al Levante en calidad de cedido con una más que posible compra cuando se termine la temporada. El habilidoso jugador de banda no lo ha pasado del todo bien en su aventura por Sudamérica y ha logrado que el Levante se vuelva a fijar en él para este sprint final de temporada. Ha decir verdad, el Levante acierta reforzándose con un jugador que conoce y que tantas alegrías le dio en la temporada pasada, luego por otra parte el jugador también sale beneficiado de la operación ya que vuelve a la Liga BBVA donde se juega a un nivel máximo y de paso lo hace con el club que más oportunidades le ha dado.

Kaká sigue pensando con el Milán

El media punta brasileño, el mismo que en su día fue balón de oro y costo 64 millones de euros al Real Madrid, quiere volver a Italia, concretamente al Milán. En el club rossonero lo esperan con los brazos abiertos pero siempre que la ficha no sea igual de alta que lo que actualmente cobra en el club blanco y por supuesto sin abonar una excesiva cantidad en un posible traspaso sino llega a buen puerto la posible cesión.
El Real Madrid se lo quiere quitar de encima como sea y ya no le importa que se sepa el terrible error de ficharlo en su día ni tan siquiera le dan importancia que han tirado el dinero a la basura. Ahora bien, el Real Madrid, va a intentar sacar tajada por aquello que sigue siendo un tirón mundial en marketing y no bajara de 25 millones de euros, cifra alta que espanta a la gran mayoría de pretendientes.

El brasileño enamorado de Russia

El delantero brasileño, Vagner Love, ha vuelto al CSKA de Moscú tras su breve paso fuera de tierras rusas. El peculiar atacante vuelve al club que le dio a conocer en Europa y así pues volverá a lucir sus famosas rastas para plantar cara en las eliminatorias futuras de Champions League. Sin duda se hace raro pero el CSKA puede presumir de tener un equipo ruso pero con denominación brasileña, en fin, más raro imposible.