Euro Sub 21 Polonia 2017

23 junio 2012

Alemania - Grecia (4-2)

Se cumplió el guión establecido y Alemania fue un rodillo ante Grecia que nada pudo hacer.
Los griegos aguantaron todo lo que pudieron, con dos serios avisos de los alemanes en fuera de juego, asta que Lahm se inventó el gol del partido, al lateral le dio por probar desde más de 30 metros con un disparo fuerte y con mucha rosca que se colo en la portería defendida por Sifakis ante el asombro de los griegos que nada pudieron hacer aparte de contemplar en primera fila el golazo del alemán.
Poco le duró la alegría a los alemanes ya que a los griegos les dio una rabieta y en una jugada bien formada llegó el gol de Samaras. Gol de oportunista, que tan sólo tubo que empujar el balón en el segundo palo. La suerte iba de cara para los griegos que veían como el empate subía al marcador y encima Samaras, el delantero más ineficiente junto a Baros, conseguía marcar, todo un logro.
Sólo fue un espejismo ya que en un buen centro de Reus llegaba como un tren a toda máquina, Khedira, para empalmar en el aire con la derecha y conseguir el segundo gol de la escuadra alemana. Un gol que dejaba patente el gran poderío demostrado en despliegue físico y sobretodo la gran presencia en el juego ofensivo. Sin duda tanto Khedira como Ozil han sido los grandes conductores de juego alemán.
A partir de ahí todo a sido un monólogo de Alemania y la tragedia griega se ha consumido con el gol de Klose de cabeza tras una mala salida de Sifakis. Grecia a tirado la toalla y los alemanes, fieles a su estilo, han seguido atacando. Así pues ha llegado el cuarto gol obra de Reus, un gran disparo escorado desde el área grande que una vez más nada pudo hacer el portero griego, incluso de la potencia que llevaba llegó a rebotar en el larguero.
Siguió el acoso alemán con un gran Gotze y un entonado Reus y Schurrle que dieron alas a las bandas de Alemania.
En una jugada algo tonta llegó el penalti a favor de Grecia que ponía el 4-2 definitivo. Fue un centro donde el balón dio en el brazo de Boateng y por tanto penalti.
No hubo más y Alemania pasó sin ningún apuro a semifinales de la Eurocopa 2012. Ahora falta saber el rival que saldrá de la eliminatoria entre España y Francia.