Euro Sub 21 Polonia 2017

Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

07 febrero 2012

Sevilla, cambio de ciclo

El Sevilla esta viviendo una profunda remodelación a la fuerza, un cambio de ciclo que no tiene vuelta de hoja, es un empezar de nuevo para desde abajo volver a construir un equipo ganador como lo fue hace unos años atrás.
El gran Sevilla se gesto a base de jugadores desconocidos fichados por el director deportivo Monchi para revalorizarse en el club andaluz y de paso dar grandes alegrías al sevillismo. La formula era clara, comprar muy barato y después vender caro al mejor postor, véase ejemplos como Real Madrid cuando ficho a Baptista, Barcelona cuando ficho a Dani Alves y otros tantos que siguieron el mismo camino.
La cosa actualmente no funciona igual de bien como en el pasado y la formula del éxito, por diferentes motivos, a fracasado. El primer paso es poder vender jugadores por grandes cantidades cuando solamente al club le costó cuatro duros pero en estas dos últimas temporadas la cosa no ha ido tan bien.
Se vendieron en su día estrellas que hicieron al Sevilla grande y como es lógico se ficharon recambios pero no han sido ni de lejos lo buenos que se esperaban que podían ser y de ahí el fracaso del Sevilla en los últimos tiempos, de hecho el ultimo damnificado ha sido el propio entrenador, Marcelino García Toral, que se despide del club dejándolo undécimo en la tabla de clasificación en la Liga BBVA.
Repasando la plantilla actual del Sevilla se pueden ver, con los datos en la mano que nunca mienten, la causa del descalabro.
En la portería el cambio de papeles se han cambiado. Ahora el titular es el canterano Javi Varas en detrimento de Andrés Palop que se ha visto relegado a la suplencia, sus años de gloria parecen haber pasado. El chaval de la cantera lo esta haciendo bien y a poco que siga así será una venta segura algún club grande de Europa además que se rumorea ante una posible incorporación no muy lejana a la Selección Española.
Uno de los que se supone iba a ser un referente en la zaga defensiva no acaba de encajara. Alexis Sánchez, el ex defensa del Valencia, no se ha acoplado al Sevilla y en esta temporada solamente lleva jugados 94 minutos.
Spahic, otro de los fichajes para la defensa, no acaba de cuajar una racha seguida de buenas actuaciones y sigue siendo algo irregular con excesivos despistes de colocación además de su juego brusco lo cual hace ganarse alguna que otra tarjeta amarilla innecesaria para los intereses de su propio equipo.
Coke venia siendo el lateral derecho que triunfo en el Rayo Vallecano pero en el Sevilla parece que le viene grande la camiseta porque sigue sin dar el paso adelante para afianzar el puesto que dejo huérfano tras la salida de Sergio Sánchez al Málaga.
Fernando Navarro ha caído en el olvido tras su paso fugaz por la selección española y parece que le afecto tanto que en el Sevilla sigue el mismo camino.
Para acabar de rematar la defensa se fue una de las teóricas estrellas del equipo, Cáceres, traspasado a la Juventus de Turín. Cosa que no ayuda ante tal coladero que es últimamente la defensa sevillista.
El centro del campo se mantiene con alfileres porque mientras Rakitic sigue siendo un jugador combativo y fiable por el contrario tenemos el pobre bagaje que ofrecen Medel y Trochowski que van variando partidos buenos con partidos nefastos, se les nota algo faltos de acoplamiento a lo que es la Liga BBVA.
Las bandas con Navas y Perotti salvan muchas veces al Sevilla del desastre ya que siguen siendo verdaderos puñales cuando se internan para buscar el centro pero les faltan buenos delanteros que estén finos de cara a puerta, cosa que ahora mismo no pasa.
La marcha de Luis Fabiano no ha hecho ningún bien al equipo y se echa mucho en falta el acierto goleador del delantero brasileño. Kanouté sigue siendo un delantero importante pero los años no pasan en balde y se empiezan a notar en el delantero africano ya que solamente lleva tres goles en lo que va de temporada. Negredo no esta siendo el de la temporada pasada y esta irreconocible ya que solo lleva 6 goles, cifra algo baja para un delantero internacional como lo es el. Manu del Moral empezó bien pero se ha ido diluyendo como un azucarillo en un vaso de leche, solo suma 5 goles.
Ahora la esperanza del Sevilla recae en el nuevo entrenador, Michel, y sobretodo en los fichajes de invierno. Tanto Reyes como Babá son dos grandes esperanzas para el sevillismo. Jose Antonio Reyes vuelve al equipo que le vio triunfar mientras que Babá es una gran apuesta de Monchi para la delantera y al menos por buenos números no será ya que viene de marcar 15 goles en 22 partidos con el Martimo en Portugal.
Es un cambio de ciclo claramente y ahora solo queda saber asta donde llegara el nuevo proyecto de Michel que tiene fecha de caducidad, vamos que solo renovara si clasifica al equipo para Champions League, cosa difícil viendo lo cara que estará la plaza, tanto Espanyol como Athletic de Bilbao son duros competidores.
Lo que esta claro que en verano las cosas cambiaran y más de uno hará las maletas, la regeneración esta en marcha en el Sánchez Pizjuan.