Euro Sub 21 Polonia 2017

16 febrero 2012

Milán, firme candidato al titulo europeo

Ayer se vio posiblemente el mejor partido de esta actual edición de la Champions League y sé que es mucho decir pero fue estupendo ver el fútbol totalmente volcado al ataque que ofreció el Milán en su casa ante el Arsenal.
Sinceramente el equipo de Wenger se lo tiene que hacer mirar porque no tuvo nada que hacer en la primera parte ante la superioridad aplastante del Milán que no marco más por mala suerte como el resbalón de Robinho en una de las jugadas mas claras. En la segunda parte se presumía un Arsenal más combativo pero ni de lejos fue lo que se esperaba por lógica sino más bien más de lo mismo.
El Milán salió a por todas, de hecho los ataques fueron estupendos con Ibrahimovic, Robinho y Prince Boateng haciendo de las suyas, entre los tres delanteros, volvieron loca a toda la defensa inglesa que veía impotente como entraban tanto por banda derecha, como por banda izquierda e incluso por el centro. Era todo un despropósito y la cara de Wenger lo decía todo, era incapaz de levantarse del asiento para dar ordenes ante la debacle que se esta cuajando en el campo italiano. Eran tantas las cosas por solucionar que cada vez que la cámara de televisión se centraba en el entrenador “gunner” se le veía más cabizbajo y escondido.
Mención especial al gran espectáculo que hicieron los tres delanteros del Milán ayer titulares. Difícil quedarse solo con uno ya que me gustaron los tres. Por una parte, Ibra, dejo destellos de su gran clase y a menudo la única forma de parar al gigantón sueco era el juego sucio, cosa que me sorprendió ya que el delantero no reacciono de mala manera como nos tiene acostumbrados y aguanto el continuo marcaje marrullero. Por otra parte estuvo el brasileño Robinho que se lucio en una noche mágica, hacia ya tiempo que no se veía tan bien el delantero ex del Real Madrid y Manchester City, cosa que se noto con su gran actuación de gol y jugadas para enmarcar. Para finalizar tampoco quería olvidar de Prince Boateng que abrió la lata con un magnifico control orientado para después empalmarla con un chut violento que significo el comienzo del vendaval milanista.
En la segunda parte el Arsenal se atrevió a asomarse al área rival pero sin mucho movimiento, apenas ideas y con un Van Persie bastante perdido que aunque lo intento en varias ocasiones no encontró fortuna. Sin duda el delantero holandés fue el mejor de su equipo como viene siendo habitual y tubo una clarísima con un chut raso fuerte y cruzado que despejo a córner Abbiati para lucirse ante su afición.
Anecdótico fue la aparición en el partido del delantero francés Henry que sirvió para despedirse de la Champions League con el Arsenal en un mal sabor de boca sin ninguna duda. Esta vez no tuvo la fortuna de marcar pero aun así dejo detalles de calidad demostrando el gran delantero que ha sido y sigue siendo.
Robin Van Persie es de lo mejor que tiene el Arsenal a día de hoy y eso es muy pobre de decir. La defensa sigue haciendo aguas ante equipos rápidos y ofensivos y eso el Arsenal sigue sin saber dominarlo sobretodo si le toca jugar fuera de casa donde los ingleses pegan un bajón de nivel alarmante.
Uno de los llamados a ser un jugador clave sigue sin serlo y eso ayer el Arsenal lo noto. Hablo de Arteta que no ha sabido recoger el testigo que dejo su compatriota Fabregas. Se siente totalmente aislado, maniatado y sin apenas ideas para crear. Las únicas opciones que tubo el español fue a balón parado y ni por esas. Ayer no era el día de los londinenses y se noto demasiado.
Suena la guillotina para Wenger y aunque lleve mucho tiempo en el equipo no quiere decir que haya cese a final de temporada o quien sabe antes de lo que muchos piensan. Lo seguro es que el Arsenal se tiene que reinventar y volver a sus orígenes, es decir, formar de nuevo el equipo por la defensa que tanta falta le hace. Atrás quedan los días de Kolo Toure y compañía que  tantas alegrías dieron.