Euro Sub 21 Polonia 2017

14 enero 2012

El medio centro defensivo, ese gran desconocido

Tras el paso del tiempo en el futbol siempre ha habido un estilo de juego ganador que ha brillado. Si paramos a pensar podemos repasar el juego rácano pero eficaz de la selección de Italia que llego a ganar el mundial, también podemos hacer memoria del futbol directo con balones largos como lo era el Valencia de la era Héctor Cuper que llego a dos finales de Champions con la única idea clara de colocarse bien el terreno de juego y a la mínima balonazo en largo para que corriera el “piojo” López, tan simple como eficaz y sino que se lo digan al Barcelona que tanto sufrió el delantero argentino. Si vamos mas a lo actual tenemos el futbol de toque y paredes que tan bien ha funcionado con el Barcelona implantado por Guardiola y que también ha funcionado que asta la Selección Española le sirvió para ganar una Eurocopa y un Mundial que pasaran a la historia del futbol español.
He nombrado varios estilos pero aunque cada uno sea distinto hay una cosa que no cambia, es el medio centro defensivo. El típico pivote defensivo que hace de puente entre la defensa y la línea de mediocampo creativo. Todos los grandes equipos han tenido y siguen teniendo en la actualidad un medio centro defensivo o dicho mas claro un jugador destructor de juego que no deja pasara a nadie y que corta el juego ofensivo rival como sea.
Los jugadores africanos se suelen asociar con potencia e ímpetu y la verdad que tampoco es muy lejana esa realidad si pensamos en Essien. El centrocampista defensivo del Chelsea es un pulmón en el equipo “blue” que le da alas a la hora de cortar el juego y encima tiene tiempo de sumarse al ataque con su potente disparo desde lejos.
No todos tienen porque ser africanos y eso me lleva a pensar en Lass. El mediocentro francés del Real Madrid es potencia, polivalencia y sacrificio. Muchas veces no se valora suficiente su participación en el terreno de juego pero yo desde que llego a la Liga BBVA la verdad que me llamo la atención la cantidad de kilómetros que recorrerá a lo largo de los noventa minutos de juego. Se suele posicionar muy bien y además da mucha libertad a su entrenador a la hora de colocarlo en el once porque también lo hace casi igual de bien en el lateral derecho, todo un premio de polivalencia para el francés.
Vamos a un icono del futbol español, una leyenda que sigue en activo y que nadie se acuerda de el por no estar en un club puntero pero que sigue siendo fundamental para el Rayo Vallecano. Se trata de Movilla, ya entrado en la treintena, es un pivote defensivo de la vieja escuela, de los que saben leer el partido para saber que necesita su equipo en cada momento. En el Atlético de Madrid aun siguen llorando su marcha y la mayoría aun siguen pensando que Manzano (en su primera etapa entrenando el equipo colchonero) se equivoco al desecharlo.
Mito viviente sigue siendo Albelda. Parece que fuera ayer cuando un chaval empezaba a darse a conocer en el futbol español de la mano del Valencia tras haber pasado por el Villarreal. Llegando a ser todo un referente defensivo en la época dorada de las dos ligas y la Copa de la UEFA además de llegar a ser fijo en la Selección Española. Han pasado los años y sigue siendo un gran jugador para el actual Valencia asta tal punto de que el club le ha intentado buscar un jugador de su estilo para darle descanso pero nadie se le acerca al nivel que ofrece el valenciano.
Los italianos no iban a ser menos y aunque hay varios que han destacado yo me quedo con uno más actual, me quedo con Genaro Gatusso. El mediocentro del Milán es todo un histórico en el club y aunque ahora esta pasando una mala racha personal ha sido todo un jugador referente tanto en su club como en la Selección Italiana. El estilo es como todos los buenos mediocentros defensivos, es decir, es decidido a la vez de efectivo. Todo un espectáculo verlo cortar jugadas imposibles además de anticiparse a su oponente.
En definitiva, los destructores nunca pasaran de moda y siempre serán necesarios tanto a los equipos punteros como a los que lo quieren ser. Todo un trabajo sucio que no se aprecia pero que sino se hiciera la defensa pasaría mas apuros de lo normal.