Euro Sub 21 Polonia 2017

14 enero 2012

El lunar negro del Málaga

Que el Málaga quiere ser un gran equipo no hay duda, de que lo esté consiguiendo a base de buenos jugadores tampoco hay ninguna duda pero sigue habiendo un gran lunar en el equipo andaluz. No es otro que la portería ya que no consiguen frenar la sangría de goles tontos que han recibido desde que entro al mando el jeque.
Primero fue la cesión de Sergio Asenjo por parte del Atlético de Madrid pero no pudo ser y no porque no pusiera de su parte sino mas bien por la mala fortuna de una grave lesión. En aquel momento se busco un portero de urgencia y sonaron varios nombres como Miguel Ángel Moya del Valencia, ahora en el Getafe, pero finalmente se fue a buscar en segunda división para traer a Willy Caballero.
No ha habido competencia y asta la fecha a jugado Caballero pero esto no quiere decir que sea por méritos propios sino más bien porque no hay otro además de que tiene días sombríos donde suele hacer de las suyas como se vio ante el Real Madrid en el partido de vuelta en la Copa del Rey.
Motivos más que suficientes para que el Málaga volviera a la carga para buscar otro portero que garantice regularidad y sobretodo que sea preciso cosa que asta la fecha no se ha conseguido con Caballero.
Finalmente el elegido ha sido un gran conocedor de la Liga BBVA. Se trata de Carlos Kameni, el ex portero del Espanyol, que tendrá una nueva oportunidad de jugar tras el tiempo que ha estado parado a causa de ser apartado por el equipo catalán.
La cosa tiene miga porque aunque sea un buen portero también es bastante polémico ya que su rencillas con Pochetino le han hecho quedarse fuera un buen tramo de liga tanto de esta actual como de la ya pasada. Todo viene ante la negativa a negociar por un precio bajo la salida el pasado verano a la Roma. El jugador quería ir al proyecto que estaba armando Luis Enrique pero el Espanyol no quería vender a uno de sus jugadores mas valorados por cuatro perras y ahí se torció la cosa porque el final no acabo feliz.
Ya se sabe que un jugador enfadado no lleva a ninguna parte y aunque fue apartado creo que ha perdido mas el club que el propio jugador porque el club pierde un efectivo muy valioso y encima aun así de no hacerlo jugar le tiene que pagar la ficha. Supongo que la directiva pensara que tal vez  valió mas la pena haber vendido por poco que ahora venderlo de esta manera porque no se encontraba más solución al problema.
He hablado de perdedores pero también hay ganadores, en este caso, el ganador clarísimo es el Málaga que todo hace indicar que se ha llevado un gran portero y solo el tiempo dirá si será bastante para cubrir los fallidos Asenjo y Caballero.