27 septiembre 2011

A rey muerto, rey puesto

Entrenador nuevo victoria segura. Pues se cumplió el famoso dicho y el nuevo Inter de Milán de Claudio Ranieri gano al Bolonia (1-3). La verdad que el Inter ha pasado de ser el mejor equipo del viejo continente a ser un equipo que no gana nada ni aunque los rivales jueguen sin portero. No es santo de mi devoción pero la realidad es que desde que se fue Jose Mourinho no han dado pie con bola. Tal vez tenga mucho que ver la poca paciencia de los directivos porque todos los que han pasado por el banquillo han durado un suspiro. Ni el gran Benítez pudo mantenerse al menos una temporada. Entre otros, el último en caer, fue Gasperini que tras no ganar en tres partidos fue a la calle.
Ahora le llega el turno, al ya legendario entrenador italiano, Claudio Ranieri que tiene una buena papeleta por delante. A pesar de empezar ganando no debe confiarse. El Inter a día de hoy solo es un equipo lleno de estrellas con demasiado ego. Millonarios que lo ganaron todo y no juegan con la misma hambre de hace unos años porque sinceramente sus bolsillos ya están suficiente llenos y lógicamente no les interesa matarse a jugar. Hay jugadores jóvenes y con talento pero si Raniere quiere hacerlos triunfar necesitar saber que vacas sagradas están implicadas para cuanto antes ir haciendo limpieza. Es una ley no escrita del fútbol que todo lo bueno se acaba. Quiero decir que hay demasiados viejos que ya están de sobra en el equipo y que deben dejar paso a las nuevas estrellas. Por dinero no será así que más de una rescisión o venta se verá en el próximo mercado ya veréis.
Aparte de estos lunares negros que cuenta la plantilla también hay esperanza para la ilusión y es que si algo tiene Ranieri es mano dura y disciplina táctica. Defender ordenados y salir a la contra con velocidad por banda o incluso con balones largos es una premisa que siempre ha usado el técnico italiano.
Veremos qué tal le va esta nueva etapa pero para el no será ninguna sorpresa el dirigir un grande de Europa porque ya lo ha estado como demuestra su andadura con Roma y Valencia entre otros muchos equipos.
La próxima prueba de fuego esta misma tarde a las 18:00 (hora peninsular española) ante el CSKA de Moscú en Champions League. Rusia siempre es un escenario difícil para los equipos que les toca jugar pero a los Ranieri no les queda otra que ganar ya que en el primer partido del grupo B perdió ante el Trazbonspor turco (fue toda una sorpresa el marcado 0-1 a favor de los turcos) y en caso de volver a fallar podrían complicarse muy seriamente la vida para poder pasar a octavos de final.