19 septiembre 2011

Plaga de sorpresas

No sé si os ha pasado a vosotros pero a mí este fin de semana me han fastidiado la quiniela con los resultados inesperados. Son esos partidos que tienes clarísimo quien va a ser el ganador pero luego te encuentras todo lo contrario y te quedas con una cara de tonto que no te lo crees ni mirando más de dos veces en la pantalla de tu televisión.
Pues como decía, al principio, equipos como Villareal, Real Madrid o Athletic de Bilbao me han dejado helado con sus derrotas. Porque, ¿Quién iba a imaginar que el Levante le ganaría a todo un Real Madrid plagado de estrellas? Y si eso parecía raro, ¿Quién daba un euro por la victoria del Granada, un recién ascendido a la Liga BBVA, ante un Villareal con jugadores de la talla de Nilmar y Rossi? Para colmo no podía pensar que el Athletic de Bilbao en San Mames, donde es un campo fortín, el Betis los bailara de tal forma asta meterle tres goles. Vamos sabía que los béticos venían en buena racha pero de ahí a pensar en su victoria ante los vascos pues como que me sorprende y mucho.
Cosa aparte de la quiniela, que la tengo bien perdida, hay que hablar de la gran decepción en el arranque liguero. No es otro que el Villareal. Los castellonenses están fatal y se demuestra viendo sus últimos resultados. Un dato nefasto es que aún no saben lo que es ganar un partido desde que empezó el torneo. Pólvora mojada para Nilmar y Rossi que tendrán que mejorar pronto si quieren enganchar a su equipo a la liga porque si no el único camino es el descenso. Me parece increíble que un equipo con jugadores tan importantes como es Diego López, Marcos Senna, Borja Valero, Cani, Nilmar y Rossi este en puestos de descenso. Puedo comprender que hayan tenido dos partidos malos pero este tercero ante un equipo tan modesto como el Granada que pierdan es para encender las alarmas. La próxima oportunidad pasa por ganar al Mallorca en el Madrigal. Sera un duelo igualado porque ambos vienen de perder sus respectivos partidos. El Mallorca perdió ante un gran Málaga que demostró que los fichajes están acoplándose a un nivel de vértigo. Lo más preocupante del Mallorca es que no demostró ambición de querer ganar sin olvidar que hay una oveja negra en el vestuario y Laudrup tiene faena para buscar una solución al tema Chori Castro o de lo contrario el ambiente no creo que mejore.
La gran bomba del fin de semana sin duda la derrota de los señoritos del Real Madrid que se comieron con patatas el desprecio que hizo su entrenador en la rueda de prensa anterior al partido llegando a afirmar que ellos luchaban por la permanencia y que el objetivo era llegar a los 40 puntos. Pues Mourinho no debe estar contento al perder ante un rival directo por la permanencia. Lo tiene bien merecido por prepotente y sobre todo por subestimar al rival. Cosa aparte de su entrenador, el Real Madrid, estuvo muy simplón en cuanto a juego y ante su impotencia de no poder marcar salió a escena las jugadas barriobajeras de jugadores ya de sobra conocidos por estas técnicas tan sucias de entrar a matar o simular agresiones que no existen. Pepe, Khedira y Di Maria pusieron el tono agresivo del partido. Entras a destiempo merecedoras de tarjeta roja a cargo del portugués Pepe, entrada criminal y posterior simulación de agresión por parte de Di Maria y para poder la guinda al pastel se sumó el alemán Khedira con su empujón a Ballesteros con lo cual se ganó una merecida expulsión. Si todo esto parecía poco, en la rueda de prensa posterior al partido, el entrenador portugués echo la culpa al árbitro, con eso queda demostrado el mal perder que tiene el técnico madridista.
Me sorprende gratamente, a pesar de fastidiarme la quiniela, el gran estado de forma del Betis que a cargo de Pepe Mel han conseguido hacer un fútbol digno de elogio. A pesar de ser un recién ascendido, han sabido cogerle rápidamente el truco de la máxima división española y siguen sorprendiendo a todos los seguidores que ven sus partidos. Mención especial a la delantera bética que forman Salva Sevilla y Rubén Castro, fenomenal.