21 septiembre 2011

Cierre definitivo

Una verdadera lástima pero por desgracia cierto, el cierre de la revista “Don Balón” es un hecho tal como han anunciado en su Twitter oficial hoy mismo. Para todos los que amamos el fútbol sabemos que la revista “Don Balón” era, y será aunque no vuelva a editarse, un referente en periodismo en el mundo futbolero.
Yo soy uno más de los miles de lectores que tenía la revista y sinceramente lamento enormemente la anunciada desaparición. Me gustaba mucho el estilo de la revista por su buena manera de informar siendo siempre imparciales y dándole cabida a todos los clubs sin distinción de calidad o estatus social. Entre muchas cualidades de la revista una de las que podía destacar es del surtido de ligas de las que hablaban, de los muchos jugadores por explotar que describían y además llevaba consigo un poster de algún jugador o equipo.
Liga española en todas sus categorías, competiciones europeas, mundiales, eurocopas, ligas europeas y ligas americanas son los grandes baluartes de los muchos artículos de lo que podías leer en la revista deportiva.
Las entrevistas no faltaban y no solo a jugadores nacionales sino a multitud de jugadores de distintas ligas para conocerlos mejor. Especiales sobre equipos también se han vendido, por ejemplo, el especial del Valencia C.F de esta misma temporada lo compre yo hace unas semanas.
Se ha hablado mucho estos últimos días sobre qué pasaría con la publicación y una de las posibles soluciones pasaba por hacer la revista mensual en vez de semanal. Para desgracia ni por esas  se pudo salvar del cierre definitivo.
Según se puede leer en la web del periódico “El País”: Punto y final de una aventura que comenzó el 7 octubre de 1975, hace casi 36 años. Las dificultades financieras de la empresa editora, Don Balón S. A. empezaron con la detención, hace tres semanas, del editor Rogelio Rengel Mercadé, padre de Rengel Ros, por su presunta implicación en un desvío de dinero. "Efectivamente es una relación causa-efecto con este suceso", admitió el hijo del editor cuando la crisis de la revista se hizo manifiesta, una semana después se esa detención; el día en el que, por primera vez desde 1975, Don Balón no apareció en los quioscos.
Para los ingenuos como yo siempre queda esperanza así que rezaremos, aunque nunca lo haga, para que la revista resucite aunque sea con otro nombre y otra editorial nueva pero al menos que vuelva. Hasta entonces me tendré que conformar con leer el periódico que no está mal pero que no es suficiente comparándolo con la gran revista “Don Balón”.