Euro Sub 21 Polonia 2017

07 agosto 2016

Gabriel Jesús, un diamante por explotar

Brillar en Brasil, maravillar en Palmeiras y ser esperanza en Manchester City


El Manchester City ya tiene otro fichaje más pero esta vez se sale de los parámetros que nos tiene acostumbrados. No es reconocido, no ha jugado en Europa y ni tan siquiera tiene experiencia más allá del Brasileirao y varios partidos de la reciente Copa Libertadores. Estamos hablando del atacante Gabriel Jesús, un talento innato que en muy poco tiempo ha pasado de brillar en la selección de Brasil Sub 20 a pasar a ser una auténtica maravilla con el Palmeiras marcando importantes goles en el torneo sudamericano.


Quién es Gabriel Jesús?


La gran mayoría de aficionados al fútbol y supongo que especialmente lo que sigan de cerca al Manchester City, querrán saber quién es Gabriel Jesús y porque Guardiola se ha tirado a la piscina con este chico de apenas 19 años que nunca ha pisado Inglaterra. Pues bien, la respuesta es bien sencilla. Gabriel es un diamante en bruto sacado de la cantera de Palmeiras donde ha estado dos temporadas, una de ellas en el juvenil. Además ha sido uno de los mejores de su generación llegando a ser titular indiscutible en el pasado Mundial Sub 20 de Nueva Zelanda 2015.

Su cara de no haber roto un plato nunca choca mucho con su manera de jugar atrevida, sin complejos y siempre con la idea constante de sacar el balón jugado ya sea de jugada individual o simplemente combinando con una de sus jugadas preferidas, la pared. Podríamos decir que el 10 de Brasil Sub 20 es un jugador muy técnico, con mucha habilidad para desbordar y sobretodo con muchas cualidades a la hora de pasar. A esto se le suma un gran sacrificio a la hora de recuperar el balón y pese a su físico, no se le da nada mal aguantar el balón de espaldas y buscar la mejor solución para no perderla. 

Un 10 con todos los pros y los contras


Este chaval brasileño es un 10, un jugador ofensivo que busca siempre dar el mejor pase o simplemente asistir. Un talento muy técnico que normalmente se desenvuelve tirado a banda derecha de volante o incluso lo hemos visto esporádicamente iniciar su juego por dentro de enganche.



Sus virtudes se acentúan cuando tiene mucho espacio para llegar. Su mejor jugada es disponer de un rol que le permita estar apoyado constantemente por el lateral para así aprovechar la confusión del rival e iniciar su típico regate en cadena con el balón pegadito al pie a la vez que encara al defensa de turno. Una jugada que ha repetido hasta la saciedad con Brasil Sub 20. 

El 4-2-3-1 de Brasil Sub 20 lo hacían bueno sus tres trequartistas o medias puntas, según lo queramos llamar. Gabriel Jesús combinaba con Boschilia y Jajá mientras Judivan esperaba sus pases al espacio en la punta de referencia. Un estilo muy de Brasil cuando mandaba Ronaldinho. Eso eran otros tiempos pero Gabriel Jesús se le asemeja. Tiene cosas muy técnicas propias de Dinho pero también reune condiciones muy buenas de aceleración. Arrancada en seco para desbordar que muy pocos jugadores poseen hoy en día a su edad. Talento puro que ha fichado el Manchester City.

Que debe corregir?


Digamos que es un diamante en bruto y por lo tanto aún tiene muchísimo que mejorar. En una liga tan viva, con tanto ritmo y sobretodo con tal disposición táctica que le gusta emplear a Pep Guardiola, el bueno de Gabriel tendrá que mejorar su colocación, percepción de la jugada ofensiva y sobretodo darse cuenta de la transición defensa - ataque.

Puede que parezca fácil pero adaptarse al fútbol inglés viniendo de un fútbol tan distinto como el brasileño no le va a ser fácil. Seguramente con varios meses de entrenamiento y un poco de gimnasio para fortalecer ese físico puede que Gabriel Jesús 2.0 sea uno de los jugadores con más brillo de los próximos años. 

Pero... ¿y ahora qué? Pues ahora es demasiado pronto. El club inglés ha afirmado que hasta enero no viajará a Manchester así pues se quedará perfeccionando sus cualidades en un fútbol más apto como es el Brasileirao. Pese a incorporarse en 2017, será pronto para verlo y no podemos descartar que no acabe fichando por algún club de una liga europea de segundo escalón como por ejemplo la Eredivisie. La cesión es más que probable por aclimatación y sobretodo para que pueda crecer.