Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

19 octubre 2016

Espadas en todo lo alto en el BayArena

El empate a cero marcó la igualdad de ambos 


La Champions League volvió a escena en tierras alemanas. El Bayer de Leverkusen se enfrentaba a uno de los equipos de moda en Inglaterra, el Tottenham que entrena Mauricio Pochettino. El partido estaba en la agenda roja particular para no perdermelo y no me defraudó pese a ese cerrojo en el resultado final.

Digamos que no pudimos ver un partido loco como nos tiene acostumbrados este Leverkusen tan ofensivo, véase por ejemplo aquella lluvia de goles en la temporada pasada frente a la Roma, pero si que nos dejó muchos detalles a tener en cuenta. Jugadores que debutaban, otros que apenas habían tenido opciones y fueron titulares e incluso ver las variantes de cada entrenador en la segunda parte que es donde más interés había. 



Como ya he citado, para mi fue un encuentro muy igualado sobre todo por la diferencia de ambas partes ya que en los primeros 45 minutos estuvo bastante correcto el equipo londinense siendo quien tenía más acercamientos y sobretodo las ocasiones más claras, otra cosa es que tuvieran acierto. Se veía un equipo con las ideas claras, presionando en el centro del campo ,con una batalla encarnizada por llevar el peso del partido y sobretodo con mucho toque en corto pero sin pausa. Ahí se favorecía Delle Alli que supuestamente estaba acompañando al pivote Wanyama para dar salida de balón clara por dentro sabiendo de la importancia de pillar la espalda a los centrales rivales, en especial a Toprak, conocedores de su gran debilidad en la aceleración. 

Se puede decir que funcionó a medias porque una vez más, el holandés Vicent Janssen, estuvo bastante fallon. Unas veces por no estar desmarcado, otras por arrancar demasiado tarde y muchas veces porque estaba demasiado perdido en la jugada de su equipo. Tal vez debió ser el primer cambio y no el último pero eso ya es a juicio del entrenador que obviamente busca tener ese plan b a Harry Kane que de momento no lo encuentra.

Por cierto, el Tottenham salió con Hugo Lloris en la portería; Trippier, Dier, Vertonghen y Rose en defensa; Wanyama de pivote y Delle Alli justo de mediocentro organizador; Eriksen de enganche mientras que Lamela ocupaba la banda derecha y Son la izquierda dejando que Janssen fuera el 9 referencia. Por parte del Leverkusen inicio con Leno en la portería; defensa de cuatro con Bender, Tah, Toprak y Henrichs; doble pivote para Aranguiz y Kampl; tres medias puntas con Mehmedi, Kiebling y Calhanoglu; en punta el "chicharito" Hernández.


La segunda parte fue un espectaculo táctico


Tal vez decir que me gustó un empate a cero es demasiado aventurado pero lo mantengo mas que nada porque esa segunda parte fue un espectaculo tácticamente hablando. Al fin y al cabo si ves el fútbol desde un punto de vista global y sobretodo sin fanatismos te das cuenta que lo realmente maravilloso es ver esos cambios tácticos que nos ofrecen dos entrenadores tan puestos en ello. 

Primero movió ficha Roger Smicht quitando a Calhanoglu, que estaba pasando inadvertido, para meter al mediocentro trabajador austriaco Baumgartlinger. Este cambio tenía efecto dominó porque Kampl pasaba a la banda izquierda para cubrir la salida del turco y de paso el recién entrado daba equilibrio y recuperación a un medio campo muy hundido.

Funcionó! Me encantó la idea. No siempre hay que sacar hombre por hombre y mucho menos pensar que un jugador de mas brega es mala idea cuando quiere ganar ya que Roger vio lo mismo que un servidor que no era otra cosa que reflotar el medio campo que tanto había sufrido con las acometidas del Tottenham en la primera parte. Aranguiz estaba menos expuesto teniendo más libertad para pensar e intentar romper líneas con pases largos, a la vez Baumgartlinger daba aire a sus laterales y cortaba el paso por medio con sus siempre efectivas coberturas y por último se recuperaba el desborde junto a la calidad técnica de Kampl en zona de ataque.



El Tottenham lo vio tarde pero tenía la suerte de no haber encajado ningún gol pese a tener siempre a los jugadores alemanes casi dentro de su área en casi todas las ocasiones que generaban. Entonces Pochettino metió a Sissoko y Dembele por Lamela y Janssen. Este movimiento hacía que Eriksen pasará a la izquierda, Alli a la media punta y Son de falso 9 dejando que Sissoko atacará por la derecha. Al mismo tiempo Dembele ayudaba a Wanyama en el medio centro. No ganó mucho ofensivamente pero si en estabilidad. Cerraba la hemorragia aunque sólo con una simple venda y casi aceptando que el punto era oro. Más tarde entraría Onomah por Son que pasó de puntillas por el partido.

Tabla de notas


Sin duda, si tengo que destacar individualmente a algún jugador es Baumgartlinger. El medio centro austriaco solo jugó la segunda parte pero me ganó. Puso garra, trabajo y mucho ímpetu que tanto le hacía falta al Leverkusen en un centro del campo que no acaba de funcionar con el experimento Kampl. Sin dejar al equipo de la Bundesliga también debo recalcar que no esperaba la suplencia de Jedvaj ni tampoco no ver a Wendell pero cumplieron con nota tanto Bender, que no esta acostumbrado a desempeñarse en esta posición, como Henrichs que para ser tan joven dejó detalles de madurez.

En el Tottenham no esperaba que Dier fuera el central ni tampoco que no estuviera Walker. He de decir que desconozco si estaban lesionados o simplemente fue decisión técnica pero igualmente creo que fue una buena oportunidad para ver a Trippier de nuevo aunque no me gustó tanto como otras veces. Debe mejorar. Aun así si que podemos dar buena nota a Rose que fue de lo mejor sumándose al ataque y sobretodo un notable bien alto a Wanyama que cada partido que juega me gana mas. Medio centro enorme con cualidades físicas para aguantar lo que le den. Este tipo de pivotes son muy necesarios para cubrir a los laterales y dar coberturas. 

Notas negativas para Son, Eriksen y Janssen que estuvieron muy grises y apenas intervinieron. En el Leverkusen le ponemos un insuficiente a Calhanoglu que fue justamente sustituido y también un "necesita mejorar" para Mehmedi que pese a probar su disparo desde larga distancia no fue capaz de desbordar o dar un desmarque al espacio para aprovechar alguna subida de sus compañeros por banda. Creo que Roger debe exigir mucho más a sus jugadores de banda para aprovechar el trabajo incansable del mexicano Javier Hernández.

En lineas generales digamos que fue un partido con un bien alto con muchas ocasiones de los jugadores alemanes y con una tardía respuesta muy conformista de los ingleses que se vieron superados en la segunda parte tras una primera que fue algo buena pese a no tener acierto arriba.