Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

26 junio 2016

Día de elecciones

Mi día de elecciones


En España, hoy votamos para elegir nuevamente nuevo gobierno, tras el fracaso del pasado mes de diciembre, cosa que no nos pilla de sorpresa ya que las dudas son tan palpables en el panorama español como lo puedan ser cuando se le pregunta a un seleccionador que jugador debe jugar en determinado puesto. No nos engañemos, al igual que en las votaciones, en el fútbol existe esa duda de última hora. Hablo de la duda que nos entra cuando crees saber lo que debes hacer y de repente te viene a la cabeza esa variante que jamas pensastes que podía rondar en tu razonamiento previamente bien explicado y redactado en tu bloc imaginario de tu mente.

Pues bien, personalmente me ha tocado ser ese tipo de personas que sin creer mucho en este circo de la política, democracia y demás partidos políticos que conforman todo este panorama que hoy nos conlleva, he tenido que madrugar y presentarme en una de las mesas electorales que hay en la zona que estoy actualmente empadronado. Pero tranquilos, ¡ que no cunda el pánico! ni este artículo es de política ni tan poco me quedado anclado todo el santo día sentado en dicha mesa viendo pasar gente con cara de pocos amigos para meter una papeleta en una urna. Solamente he querido aprovechar el tirón de las elecciones, mi madrugón y el símil de la política con el fútbol para tratar de explicar mis sensaciones en este mes veraniego que tantos partidos nos esta dejando.

Que pase el siguiente


Como bien sabéis, estamos divididos entre Copa América Centenario y Eurocopa 2016 de Francia, pero nunca dijimos que esto fuera un problema, más bien es un regalo para los amantes del fútbol que tanto apreciamos en los teóricos meses de descanso.

Empezando por el torneo americano tenemos que matizar varias cosas. Lo más evidente es que Brasil sigue sin ser la que era cuando disfrutaba con Ronaldinho y compañía, que Argentina sigue al alza llegando a otra final más con el aliciente de ver jugar a Messi con casi la misma versión que cuando defiende la camiseta del Barcelona, y por último destacar que hay muchas selecciones que nos han dejado un buen sabor de boca, como por ejemplo EEUU, Colombia, Chile (esta no nos sorprende porque aunque se fue Sampaoli sigue dando guerra) y en menor medida Ecuador, Venezuela y México.

Mi elección, nuevamente políticamente hablando, es la anfitriona. Estados Unidos me ha maravillado por su juego, su seriedad, sus ideas, su corazón a la hora de jugar y sobretodo porque ha conseguido competir a un alto nivel pasando rondas que jamás pensé que podía suceder. Me quedo con jugadores como Woods, Bedoya, Jones, Bradley, Brooks, Dempsey y Zardes. 

Woods me pareció un jugador muy aprovechable. Uno de esos delanteros que debes encontrarle el mejor sitio en el once inicial para que sus cualidades rinda por encima de sus defectos. Digo esto porque en el primer partido no me gustó. El inicial frente a Colombia me dejó un gusto agridulce. Esa sensación de saber que es buen jugador pero está desaprovechado. Menos mal que Jürgen Klinsmann se dio cuenta y lo colocó mucho más centrado, casi diríamos de referencia sin olvidar el gran Dempsey que sigue siendo la autentica estrella en la delantera. El jugar por banda no parecía que fuera su mejor posición pese a que luego ha hecho alguna que otra buena jugada pero a mi parecer se le veía encorsetado. En punta tiene más libertad, más campo para abarcar y más espacio para aprovechar su buena zancada. Un jugador que tiene recursos y que se magnifican gracias a su buena aceleración y su inteligencia para dar el paso justo para no caer en fuera de juego. 

Otro de los jugadores que  me gustó mucho fue Zardes que me dejó esa impresión de jugar con grandes cualidades físicas pero con poco gol pese a ser delantero. Un caso extraño y comparado con su compañero Woods pero en forma contraria. Zardes aúna muchas condiciones donde destaca la potencia, buena punta de velocidad y garra para bajar y subir constantemente en favor de todo el equipo pero todo esto se empequeñece si juega de delantero centro y tal vez por ello le viéramos jugar todo el torneo por banda derecha. Sinceramente, me parece otro de los aciertos del técnico alemán. 

Por último y no menos importante hay que destacar la enorme labor del mediocentro de guerra. Ese pulmón que todo equipo que no vaya a llevar la iniciativa, necesita como el comer. Hablo de Jones. El melenudo con rastas que daba aire al centro del campo. Es odioso compararlo porque no es lo mismo hablar del estadounidense que del francés Kanté pero no puedo evitar acordarme del pivote del Leicester cuando veo jugar a Jones. Es ese tipo de jugador que te da todo lo que nadie suele apreciar. Control y recuperación cuando más lo necesitas. Enorme Copa América de Jones.

La curiosa Europa


La Eurocopa nos esta dejando varias sorpresas y no solo lo digo por el formato tan llamativo de sumar más selecciones y además darle ese premio a los mejores terceros de cada grupo. Más bien me refiero a ver como esa teóricas selecciones menores plantan cara a grandes potencias. No me podéis negar que este mes sois un poco de Islandia, Hungría, Galés, República de Irlanda, Eslovaquia, Polonia e Irlanda del Norte, ¿verdad?

He citado algunas que a bote pronto se me vienen a la cabeza porque me han dejado buenas pinceladas en mi cuadro personal titulado talento. Todas ellas reúnen la condición de ser menores en cuanto a potencial y nombre pero también coinciden en que estan demostrando un gran papel que pocos o nadie esperaba.



En los islandeses me debo quedar con Bjarnasson que ya lo había visto otras veces con el Basilea y del cual tenía muy buenas impresiones. Es ese tipo de jugadores que cuando los ves sabes que darán guerra por su aspecto vikingo, nunca mejor dicho, y sobretodo por lo que da en el terreno de juego. Él sabe de sus debilidades al igual que el resto de su selección así no pretendas que intente una filigrana al estilo Ronaldo porque no es lo suyo. Su labor es pelear cada balón, encarar si pueda, tirar desmarques al espacio y sobretodo internarse para intentar tener opción de tiro. Ya lo avise en algún que otro tuit en mi cuenta personal de Twitter antes de que empezara a brillar con luz propia en este torneo y me alegra ver que no me equivoqué. De hecho, me atrevería a decir que aún puede dar un pelín más de lo que se ha podido ver de este potente extremo en la pasada temporada de la liga suiza.

En Hungría quiero centrarme en un viejo conocido. Zoltan Gera es para mi uno de esos jugadores que conocí de una manera y que varios años después me dado cuenta que sigue en la selección pero con un rol totalmente diferente. Es como un Rooney pero con matices. Digamos que se ha reciclado para seguir siendo útil. Ha pasado de ser un jugador peligroso por banda que siempre intentaba colocar un buen centro o disparar su potente disparo a ser un jugador de equipo que da equilibrio y sensatez desde la posición de pivote. 

Me gustaría terminar este artículo con mi última elección a ese posible gobierno futbolero. Ni de derechas ni de izquierda ni tan siquiera de centro porque me quedo con Kapustka que para ser sensatos tal vez podríamos decir que es de izquierdas pero de banda ¡eh!

Bartosz Kapustka es un extremo que juega por banda izquierda, titular en los primeros partidos con Polonia, de 19 años y que pertenece al Cracovia Krakow de la liga polaca.  Una autentica sorpresa que no partía de inicio y que ha dejado muy buenos detalles. Me impresionó en el partido que jugó Polonia frente a Irlanda del Norte, sobretodo en la segunda parte donde se atrevió mucho a internarse y probar a encarar. Sin duda, lo tendremos en cuenta para el futuro.

Nos ha quedado un equipo de gobierno muy interesantes con las sorpresas citadas y algún que otro peso pesado nos queda un equipo muy potente y con mucho talento. Nos atrevemos a juntarlos todos y gobernar la Eurocopa? Yo ya lo hice!