Euro Sub 21 Polonia 2017

27 enero 2015

Australia se planta en la final


Australia cumple el guión ganando a Emiratos Arabes por 2-0


Ya tenemos final de la Copa Asia 2015. Como era de esperar, Australia se ha plantado en la final y se tendrá que enfrentar a Corea del Sur que curiosamente fue la única selección que ha podido ganarle en lo que llevamos de torneo. Fue en la fase de grupos y los surcoreanos demostraron que están al mismo nivel o tal vez más que los anfitriones.

El sueño de Emiratos Árabes se desvanece


El partido empezó a un gran nivel. Los primeros 15 minutos fueron totalmente de los australianos que avasallaron a su adversario a base de balones por las bandas, jugadas rápidas y sobretodo con mucha calidad. Tanto Leckie como Robbie Kruse hicieron mucho daño a los dos laterales de Emiratos. No podían con ellos y fue a balón parado, de corner, como llego el primer gol. Tempranero, a los 4 minutos, marcaba el defensa central Sainsbury tras un gran cabezazo.

La cosa no paraba ahí y ante el estado de shock de los Emiratos, los australianos seguían haciendo sangre. A los 15 minutos llegaba el segundo y definitivo gol a cargo de otro defensa. Esta vez sería Davidson en una jugada algo embarullada. El balón no llegó en buenas condiciones a Leckie y el rechace llegó a Luongo que rápidamente dio un pase corto tras ver la incorporación de su compañero Davidson. Un buen disparo raso ajustado al palo derecho de Naser.

Pese a la desventaja, Omar y compañía no tiraron la toalla


Después de los dos goles, Emiratos Arabes se puso el mono de faena y no se rindió. desde casi el minuto 20 hasta el 45 de la primera parte, fue un querer y no poder. Omar Addulrahman, Al Hajeri y Khalil llevaban el peso del ataque con constante acercamientos al área de Ryan.

Unas veces por balones en largo de Omar para los desmarques de Khalil, Ahmed Abdulrahman y Al Hajeri. En otras ocasiones con buenas internadas por las bandas pero siempre con una defensa bien plantada. Sainsbury y Spinarovic hacen una pareja de centrales bastante segura en los balones aéreos y sobretodo en jugadas cortas. Tal vez debieron aprovechar que no son excesivamente rápidos.

Una segunda parte para soñar


La segunda parte empezó con los ánimos algo más apagados de los visitantes. El marcador pesaba y el saber que sólo les quedaba 45 minutos, hacía que la agonía fuera más intenta. Por suerte, el técnico hizo un movimiento muy acertado. Quitó a Ahmed Abdulrahman, que estaba totalmente gris, para dar entrada a Al Ahmadi. El extremo volvió a dar alas a la banda izquierda que tan apagada estaba. Sólo faltaba que Al Hajeri estuviera más acertado, pero lamentablemente no fue así.

El cambio de Khalil evidenciaba que tampoco el delantero, que tan bien había jugado en anteriores partidos, estaba fino. La entrada de Khatiri no fue tan efectiva y Emiratos se acabó por hundir. Los 20 últimos minutos fue dominio de Australia que aprovechaba los espacios que dejaba la defensa rival por cansancio. Además, Esmaeel no estuvo nunca en el partido y se noto tanto que incluso se llevo una amarilla por una entrada a destiempo. 

Los cambios de Australia dieron frescura y a punto estuvieron de darle un tercer gol a su selección. Juric, McKay y Troisi daban un merecido descanso a Cahill, Milligan y Kruse.

La base no se toca


Tanto Australia como Emiratos Arabes salieron con su once de gala, el que había funcionado tan bien hasta las semifinales pero en caso de los australianos si que hubo una variación. Se volvió a quedar en el banquillo Bresciano y entró en su lugar Milligan. Me sorprendió mucho ver a Milligan de medio centro derecho ya que en otras ocasiones había visto al mismo Bresciano que acopla mejor o incluso a Mckay.

La otra novedad fue ver a Spiranovic que volvía al once tras perderse los cuartos de final ante China. El central es uno de los clave y su participación al lado de Sainsbury se hace indispensable. También en la defensa se ha afianzado el lateral izquierdo Davidson. Pese a que no empezó el torneo como titular, ya que la primera opción fue Behich, ahora se ha ganado ser titular gracias a las grandes prestaciones que da en ataque. Es muy rápido, sube muy bien la banda y cierra bastante bien cuando tiene que defender.


Mejor jugador: Leckie y Kruse

Brillando en la sombra: Omar Abdulrahman y Naser.

Peor jugador: Salem, Esmaeel y Gharib.



Mejores jugadas