Euro Sub 21 Polonia 2017

08 diciembre 2014

Un Inter con demasiadas dudas


El domingo 7 se jugó uno de los partidos atractivos de la jornada en la Serie A. El Inter de Milán se enfrentaba al Udinese. Un duelo muy igualado en la tabla y tal vez igualado en las últimas temporadas.

El tercer partido en liga de Mancini en esta segunda etapa en el equipo italiano no iba a ser plato de buen gusto. Recordemos que se estrenó ante su rival de toda la vida, el Milán y cosechó un empate. Después vendría la derrota ante la Roma y a la tercera parecía que podía llegar la victoria ante un Udinese también con dudas.

La primera parte me gustó. Vi a un Inter de Milán muy serio, con las ideas claras y con un organizador claro, Kovacic. Si de algo ha tenido lagunas este Inter es de tener un líder en el medio campo que de sentido al ataque del equipo. Tal vez eso busque Mancini en la figura de Kovacic tras relegar a Hernanes al banquillo.

Defensa de 4 hombres, cambiando la idea de Mazarri el cual le gustaba jugar con 3 centrales. Nagatomo derecha, Dodo izquierda y luego en el centro Jesus y Ranocchia. Estos 4 jugadores no han variado desde que llegará el técnico. Otra cosa es el medio campo donde intenta encontrar la formula ganadora. 

De entrada prefiere jugar con un sólo hombre que de seguridad a la defensa, es decir, de pivote defensivo. Ahí entra en escena el chileno Medel que se siente arropado con la compañía de Kuzmanovic y Guarín.

Arriba no renuncia a tener presencia y prefiere jugar con dos delanteros. Palacio e Icardi están siendo los mas repetidos con la alternancia de Osvaldo. De enganche queda Kovacic, que de momento es de lo mejor del equipo.

La irregularidad mata al Inter


Tras una primera parte más que correcta, el Inter lo tiró todo por la borda en la segunda parte. La irregularidad es un signo más que palpable al igual que pasa en muchos de los jugadores que a día de hoy componen la plantilla.

 

El gol de Icardi tras un buen pase al espacio de Guarín en la primera parte, se quedo en nada tras un golazo de Bruno Fernandes el cual tuvo todo el tiempo del mundo para golpear desde la frontal. Además, los nervios crecían con el regalo de Palacio tras un pase atrás en su propio campo y sin mirar. Cuando cedes un balón atrás donde sólo queda tu portero corres un gran peligro. En esta ocasión estaba Thereau que sólo tuvo que regatear a Handanovic y marcar el que sería el definitivo 1-2.

La esperanza se llama Bruno Fernandes


El Udinese salió con un 4-4-2 sin renunciar a ganar y con bastante libertad para crear e intentar ahogar al Inter. En la primera parte no tuvo mucha suerte, de hecho Di Natale tuvo 4 fueras de juego. Ya en la segunda parte si que se vio algo más de fluidez con la entrada de Thereau que dejaba a Bruno Fernandes algo más arriba y con mayor peligro.

El joven delantero portugués fue la gran sensación del partido y dejo varios detalles de calidad además de su magnifico gol. Un golpeo perfecto que deja bien claro el gran futuro que tiene el chaval.