Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

08 diciembre 2014

El buen juego como seña de identidad


Estas últimos meses he visto algún que otro partido del Villarreal como por ejemplo el de Europa League frente al Monchengladbach y el de ayer de liga ante la Real Sociedad, el cual pude ver un trozo.

El Villarreal puede que sea un equipo humilde, con un pueblo pequeño y una afición que aun esta creciendo pese a todo lo que ha hecho estos últimos años con su participación en Champions League y con aquella Intertoto. Eso si, es un equipo que se reconoce por su buen juego.

Hay muchas formas de ganar y el Villarreal, año tras año sigue la misma formula. Da igual si esta en segunda división, si acaba de subir o si ha cambiado varios jugadores. La seña de identidad es jugar bien con pases cortos, con buenas diagonales y con seguridad arriba.

Ante la Real Sociedad empezaron con dudas, sin encontrar su sitio y con pocos espacios por donde moverse. El equipo que dirige el escoces David Moyes intenta recuperar la solidez atrás sin renunciar al ataque. Ahí entra la figura de Carlos Vela. Tal vez, el mayor logro en el corto tiempo que lleva Moyes en San Sebastian, es recuperar a la mejor versión del delantero mexicano y eso se nota mucho.

Tal vez les falte un buen delantero finalizador que no acaban de encontrarlo ya que Finnbogason no ha cuajado. Además se echa en falta tener más seguridad en la zaga para no encajar tantos goles pero esta claro que esta Real puede hacer mucho más en un futuro inmediato.

Tras aguantar gran parte de los primeros 45 minutos, el Villarreal encontró el inicio del camino para poder quedarse con los 3 puntos. Un golazo de Bruno Soriano de falta directa abrió el marcador y la Real ya no supo volver a meterse en el partido porque ya en la 2 parte llegarían otros 3 goles más.




Un Villarreal seguro en defensa, serio en la creación y letal arriba


El equipo de Marcelino es un equipo que ha sabido encontrar las suficientes piezas para poder seguir una senda medianamente tranquila. Atrás juega con 4 hombres de los cuales el central Gabriel esta siendo la grata sorpresa. La secretaría técnica se ha vuelto a lucir en su ojeo por Sudámerica. Recuerda los inicios de Gonzalo y puede que llegue a ser mejor que el argentino.

En el medio hay que destacar la gran labor de uno de los veteranos. Bruno cumple perfectamente la seriedad que necesita todo equipo que aspire a estar arriba en la clasificación. Experiencia, colocación y mucha jerarquía para ordenar a sus compañeros. Es como una extensión en el campo del propio entrenador.

Arriba se suele asomar Trigueros que cumple con su faceta de medio centro creativo. Da aire a los delanteros y ayuda en la creación. Los volantes son esenciales y Cherishev y Cani son clave en el juego por dentro. Sus diagonales son muy importantes para el devenir del juego amarillo y ambos se suelen complementar. Cuando no esta Cani suele actuar Gio o Jonathan dos Santos como sucedió frente al equipo vasco.

Vietto, el nuevo prototipo de delantero


Luciano Vietto ha aterrizado en Europa tras dejar buenas sensaciones su país y su adaptación al Villarreal esta siendo todo un éxito. 

El nuevo prototipo de delantero ya no es el tronco que espera en el area o el que se convierte en la referencia sin bajar más allá del área grande del rival sino que ahora se estila el delantero dinámico.

Vietto cumple con todos los atributos necesarios para ser el nuevo prototipo de delantero que encima se asocia igual de bien con Uche, otro tipo de delantero. Regate, calidad técnica, buen desplazamiento en corto y buenos movimientos para encontrar el sitio adecuado es lo que ofrece Vietto además de lo más esencial, el gol.