Euro Sub 21 Polonia 2017

08 diciembre 2014

El Crystal Palace, el rey de los modestos


Sólo la calidad arriba hizo que el Crystal Palace no se llevará los tres puntos de White Hart Line. De nuevo el Tottenham no estuvo nada bien ni en defensa ni por supuesto en ataque. Empieza a ser una tónica habitual y desde Londres se preguntan que pasará en la segunda vuelta del campeonato.

El marcador no se movió más allá del 0-0 y en cambio el contador de ocasiones aumentaba durante el transcurso del partido a favor de los visitantes. Un ataque prometedor pero sin un 9 que las enchufe, es carne de segunda pero si te enfrentas a un equipo sin alma como los "Spurs", lo peor que te puede pasar es cosechar un empate.

Bolasie como hombre estrella


Bolasie, Puncheon cuando salió desde el banquillo y Zaha fueron los 3 jugadores que más problemas dieron al Tottenham. Hay que destacar que Zaha estaba tirado a banda derecha mientras Bolasie ocupaba la izquierda dejando a Chamakh como único punta.

Los laterales del Tottenham no son lo mejor del torneo y ante rivales con velocidad y buen regate se agigantan sus deficiencias. Bolasie lo hizo como un centenar de veces y en la mayoría obtuvo premio. Ya fuera por velocidad, por regate o incluso por detalles técnicos como la ruleta que le hizo a Eriksen, el extremo congoles, fue un dolor de cabeza constante.

Zaha tuvo otras tantas pese a no actuar como delantero centro. Su vuelta al Crystal Palace le debe servir para demostrar el potencial que se le presupone y esta vez partía desde la parte derecha del medio campo. No es su mejor posición pero aun así tuvo ocasiones tras la mala forma que dio Bentaleb con sus continuas perdidas de balón.


El medio campo de los Spurs no funciona


Es innegable que el Tottenham en ataque tiene dinamita con Eriksen, Lamela, Kane e incluso con Soldado pero en el medio campo las dudas surgen. Mason es un joven medio centro que empieza a ser una esperanza agradable pero Bentaleb ha sufrido un bajón enorme respecto a la temporada pasada. Paulinho esta fatal, fuera de forma y sin apenas contar. Ya no queda nada de aquel jugador que maravillaba en la liga brasileña.

Con la defensa medio tocada, el medio campo medio fulminado y con la irregularidad de Soldado en la delantera, a Pochetino solo le queda rezar para que Eriksen, Kane y Lamela sigan en buena forma.