Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

27 octubre 2014

Sucesión a la corona

Este domingo estuve viendo el partido grande la Premier League. Uno de esos partidos que vale la pena ver independientemente del equipo que seas. Por si no lo sabes ya, estoy hablando del Manchester United - Chelsea, o lo que es lo mismo, la sucesión a la corona.

El titulo de este mismo articulo tiene mucho que ver con lo que se pudo ver en Old Trafford ya que el Chelsea de Jose Mourinho llegaba sin saber lo que es perder, líder y con una superioridad aplastante desde que empezará la liga. Todo lo contrario parece ser en el que hasta hace bien poco era el rey de Inglaterra. Ese Manchester de Ferguson que a todos maravillaba y que año tras año seguía siendo el dueño de la corona.

La cosa no cambió lo más mínimo y se pudo ver mucho respeto entre ambos pero con un factor diferencial. El Chelsea es mucho más equipo que el nuevo proyecto de Van Gaal. Bien es cierto que la apuesta del United tuvo su efectividad casi todo el partido poniendo una sombra permanente a Fabregas. Si no era Blind era Fellaini, pero lo que siempre era seguro es que Fabregas estaba totalmente tapado.

El cerebro del Chelsea es Fabregas y si lo consigues tapar tienes mucho ganado. Así es como planteó el partido el técnico holandés. Hasta tal punto era la obsesión por tapar al ex del Barcelona que no daban importancia a la libertad que tenía otro grande. Eden Hazard campaba a sus anchas, eso si sin mucho apoyo pero con la suficiente magia propia para fabricarse sus jugadas. Calidad no le falta y más de una vez le sacó varios metros a Rafael en sus potentes cambios de circulación con el balón pegado a su pie.

Blind como único medio centro


Como hemos dicho antes, el ex del Ajax, Daley Blind, era el único sustento en el medio campo ya que aunque en el papel estaba escrito que la pareja de baile sería Fellaini, este se descolgaba y llegaba a combinar como un media punta más. A la fin, el belga es un enganche, media punta o segundo delantero según se vea pero nunca un medio centro.

Estuvo bien Blind pero no me gustó nada Fellaini en su teórica faceta creativa. Es cierto que defendiendo se sacrificaba más que nunca para tapar huecos de Fabregas pero no estuvo lo suficientemente hábil para tener presencia en el ataque con por ejemplo Mata que estaba justo por delante suyo.

Me extraña mucho que Van Gaal se cargará al único medio centro creativo de suficiente calidad que tiene en el equipo esta temporada. Estoy hablando del ex del Athletic de Bilbao, Ander Herrera. No se por que razón pero fue descartado para ser titular. Creo que es un error pese a que el rival sea del tal tamaño ya que si quieres dar un golpe en la mesa y subir de escalón, debes jugar con identidad.

A falta de Diego Costa, esta Drogba


La leyenda volvió a ser titular ante la baja de Diego Costa y las molestias de Remy. No tuvo uno de sus mejores partidos ya que su edad hace mella a la hora de moverse al espacio pero supo aprovechar bien los balones aéreos como el corner donde un desafortunado Rafael no puede cubrirle de ninguna manera y acaba costandole el gol a su equipo.

Van Gaal es un técnico que suele sorprender con su táctica y que suele estudiar bien a sus rivales pero ¿nadie se dio cuenta que Rafael es uno de los jugadores más bajos y por lo tanto jamas debe marcar a Drogba?

Van Persie y poco más


La suerte sonrió al Manchester casi al final del partido con una jugada a balón parado. Ante la imposibilidad de jugar a crear y con el Chelsea muy bien plantado, las jugadas a balón parado era la única solución para intentar marcar un gol y así meterse en el partido.

Pues así fue ya que tras una jugada algo embarullada, llegó el gol de Van Persie que ponía el definitivo empate 1-1. A balón parado y con sensación de que el Manchester no puede vivir eternamente de situaciones tan puntuales como estas. Tiene potencial para mucho más.

La segunda linea no funcionó


Mata fue el primero en irse, luego Di María se cambio de banda e incluso vimos a Van Persie caer a banda. La segunda linea del Manchester United no funciona y eso dice mucho de la imposibilidad de crear buen juego de toque en corto ante rivales grandes como el Chelsea. Es una asignatura pendiente de Van Gaal al igual que reforzar los mecanismos de defensa que tantos problemas están dando.

Día de porteros


Algo estuvo muy claro en el partido. Fue el día de los porteros para ambos equipos .Tanto De Gea como Courtois estuvieron a un nivel sobresaliente y dejaron paradas de autentico lujo. Sin duda ambos siguen con una linea ascendente, sobretodo De Gea que parece haber solucionado las salidas, su punto débil.