Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

10 noviembre 2014

Sin el trivote, el Valencia no fluye


Además del partidazo de Bundesliga también me dio tiempo a ver prácticamente todo el partido del Valencia que se enfrentaba al Athletic de Bilbao. Un rival en horas bajas por la  eliminación de Champions pero siempre con buenos jugadores dispuesto a dar guerra.

El Valencia entró algo frío al encuentro y tras 15 minutos o casi 20 cogió la manija del encuentro y dominó al equipo vasco. Eso si, no llegaban las ocasiones claras. En la segunda parte fue un espejo de la primera donde el Athletic apretaba más los primeros compases y luego dejaba la iniciativa al Valencia que seguía sin estar del todo cómodo.

Sin Parejo, se cambia al 4-4-2


Es curioso como un sólo jugador puede hacer cambiar el esquema entero a un equipo. Así sucedió ayer porque sin Parejo, el técnico decidió dar entrada a Feghouli con lo cual el esquema era un claro 4-4-2 donde Alcácer seguía en punta pero con Rodrigo de pareja. En el medio la cosa se hacía notar al ver que Javi Fuego era el medio cierre y el que debía crear, Andre Gomes, no acaba de hacerlo pese a no hacer un mal partido.

El portugués Andre Gomes es un pedazo de medio centro ofensivo casi media punta que cuando tiene a su lado a Parejo, el cual es el cerebro, se libera de exigencia y juega con más soltura. Ayer eso no lo tenía y no podía ser ese chico alegre que se asoma sin titubeos al área para entrar con todo y probar fortuna.

Bien es cierto que estuvo bastante acertado aguantando el balón con su imponente físico, una gran cualidad. También dio algún que otro pase pero no sabe organizar a sus compañero porque simplemente no es ese tipo de jugador y ahí el Valencia lo paso realmente mal.

Feghouli es un jugador de banda con buen desborde pero tampoco se asemeja al jugador que deba crear y mucho menos Piatti que es un jugador eléctrico para entrar tanto por banda como por dentro.

La segunda parte del Athletic hizo naufragar el estilo "che"


Valverde es perro viejo y nada más vio que Guillermo se lesionaba pensó en aprovechar para cambiar la táctica. En la primera parte casi al final se fue Guillermo y en vez de entrar un delantero, dio entrada a Beñat.

Cambio táctico que movió toda la linea de ataque del Athletic. Ya en la segunda parte se pudo ver la idea de Valverde. Ahogar al Valencia obligandolo a jugar por fuera al montar un centro del campo más aguerrido con Beñat, Mikel Rico e Iturraspe.

Laporte y Balenziaga de lo mejor del Athletic


Si algo me gustó del equipo vasco fue Balenziaga en el lateral izquierdo y Laporte mandando en el centro de la zaga. Ambos estuvieron muy bien, muy solidos y bastante concentrados.

Laporte es un pedazo de central que a buen seguro dentro de poco dará el salto a un equipo grande. De hecho me extraña que aun forme parte del Athletic. Con todos mis respetos hacía el equipo de Bilbao.