Gabriel Jesús por Ernesto Ibáñez

08 noviembre 2013

St Gallen 2-3 Valencia CF: El dilema del trivote

Ayer pude ver la primera parte del partido del Valencia CF en tierras suizas ante el St Gallen y ya la segunda he tenido que verla hoy con los mejores momentos, es decir, con los goles de la remontada.
Que tenga que usar la palabra remontada viendo que el equipo es de la liga suiza es para hacérselo mirar. Con todos mis respetos al St Gallen pero el Valencia CF le endosó un 5-1 en Mestalla y en cambio ayer tuvo que remontar para acabar ganando por 2-3.
La verdad que no entiendo muy bien que le pasa al Valencia CF. Es tan irregular como Arshavin, que cuando estuvo en el Zenit por primera vez se salió y después de una gran Eurocopa se fue al Arsenal y fracasó. Mucho talento pero demasiado intermitente, algo así le pasa al Valencia CF que no encuentra una estabilidad de defensa y resultados.
Para empezar ayer se volvió a ver el clásico 4-2-3-1 con dos interiores muy abiertos que tienden ha recortar hacía dentro y Canales haciendo de enganche con Postiga en punta. Lo demás ya reconocido del doble pivote, esta vez con Romeu y Parejo además de la clásica defensa de cuatro jugadores donde los laterales actúan de carrileros.
Sinceramente no es que no me guste la idea de Djukic en querer jugar el mejor juego posible con los jugadores que posee porque se entiende viendo el corte que tiene la confección de la plantilla. Si nos paramos a pensar apenas hay extremos puros quitando a Bernat, que encima juega de lateral, Guardado que tampoco actúa como tal y Fede que parece ser el único que se mantiene como extremo pese a que su rol sea de interior. Es muy curioso ver a Cissokho en el Liverpool porque realmente era el mejor lateral izquierdo que tenía el Valencia para poder hacer lo que ahora pretende Djukic, es decir, subir la banda como si de un carrilero se tratara aprovechando que el interior recorta hacia dentro para crear superioridad numérica por el centro. Tal vez el técnico pensará en Bernat y Guardado para hacer esas funciones pera yo sigo sin verlo nada claro y pienso que dejan demasiadas lagunas tanto defensivas como ofensivas ya que esa posición les mata todo el potencial que puedan tener. Por otro lado estaría Mathieu pero para mí sorpresa se ha convertido en central que no se hasta que punto le beneficia.
En la otra banda, la derecha, la cosa cambia ya que al menos esta Fede, que esta siendo la revelación de la temporada, además de Feghouli que esta siendo un lastre para el equipo. El argelino esta lejos de lo que mostró cuando ganó el balón de oro africano.
Cuando no esta Fede actúa Feghouli pero además se ha inventado falsos interiores como Canales y Jonas que fracasan estrepitosamente. Ambos son jugadores de estar lo mas cerca del área posible y en bien centrados, todo lo contrario es atarlos.
Vamos al centro del campo y veo los mismos errores. Parejo distribuye bien, se asocia y ayuda a la defensa a sacar el balón pero recordemos que es media punta y por tanto a veces su pase en corto es tan arriesgado que vende a todo el equipo. Ayer mismo pasó y el St Gallen marcó su segundo gol. Bien es cierto que Karanovic hizo un jugadón para irse de Ricardo Costa pero la perdida de balón fue en el centro del campo tras dar un pase atrás. Esta situación se ha dado tantas veces que los rivales lo tienen muy fácil a la hora de buscar los puntos débiles del Valencia.
La solidez defensiva pasa por saber controlar el centro del campo. De ahí radica el famoso trivote que usó Valverde la temporada pasada. Le funcionó porque le daba seguridad al equipo a la hora de controlar el tiempo del partido y de paso se pasaba menos apuros defensivos. Todos ganaban menos la línea de ataque ya que jugadores como Canales, no tenían sitio.
Djukic debe saber que le compensa mas. Si seguir con sus ideas y pulir su 4-2-3-1 o por el contrario aceptar la realidad de que el equipo juega mucho mas junto cuando hay un 4-5-1.
Cierto es que el gol de Canales es una obra de arte y que fue su mejor partido hasta la fecha pero eso no esconde que el Valencia sigue sin saber defender bien y mucho menos saber sacar el balón jugado correctamente. Lo mejor fue ver a Canales y Piatti que han recuperado el buen juego, no todo va a ser malo.